10 Causas de la Revolución Francesa

La Revolución Francesa es uno de los acontecimientos más significativos y famosos de la historia del mundo. Duró desde 1789 a 1799 y resultó, entre otras cosas, en el derrocamiento de la monarquía en Francia.

Hubo varias razones que llevaron a la Revolución. Entre ellas se encuentran razones intelectuales como las ideas de los filósofos del Siglo de las Luces; razones culturales como el ascenso de la clase burguesa; razones políticas como el ineficaz liderazgo del monarca francés Luis XVI; razones sociales como el injusto Sistema de Estancias; razones financieras como la participación francesa en guerras costosas; y razones económicas como el aumento del precio del pan.

Causas de la revolución francesa

Desigualdad social

En la década de 1780, la población de Francia era de unos 24 millones y 700 mil habitantes y se dividía en tres estados.

  • El primer estado era el clero católico romano, que era de unos 100.000.
  • El Segundo Estado consistía en la nobleza francesa, que era de unos 400.000.
  • Todos los demás en Francia, incluyendo comerciantes, abogados, trabajadores y campesinos, pertenecían al Tercer Estado, que comprendía alrededor del 98% de la población francesa.

El Tercer Estado estaba excluido de las posiciones de honor y del poder político; y era despreciado por los otros Estados. Por lo tanto, estaba enojado y resentido por su posición en la sociedad francesa. Esto los llevó a unirse para lanzar la Revolución Francesa en 1789.

Carga fiscal sobre el tercer estado

El Primer Estado de Francia, o el clero, poseía el 10% de la tierra, aunque constituía menos del 0,5% de la población. Era muy rico y no pagaba impuestos. Tenía muchos privilegios, incluyendo el cobro de los diezmos. Los diezmos eran una décima parte de los productos o ganancias anuales tomados como impuesto para el sostenimiento de la Iglesia.

El Segundo Estado, o los nobles, poseían alrededor del 25% de la tierra. Estaban exentos del pago de muchos impuestos y se les permitía recaudar las cuotas de los campesinos.

En cambio, el Tercer Estado se vio obligado a pagar fuertes impuestos mientras que los otros dos estaban exentos. Esto agobió al Tercer Estado y le llevó a cuestionar este injusto Sistema de Estados y a planear su derrocamiento.

El ascenso de la burguesía

La burguesía eran los hombres y mujeres ricos del Tercer Estado que comenzaron a ser influyentes en los años que llevaron a la revolución. Se convirtieron en una nueva casta con su propio programa y aspiración política.

La burguesía se resintió de la posición del Primer y Segundo Estado, que creían que se derivaba de sus esfuerzos. Además, aspiraban a alcanzar la igualdad política con los otros dos estados. El deseo de la burguesía de librarse de las invasiones feudales y reales de su libertad personal, de sus perspectivas comerciales y de la propiedad fue una de las razones que llevaron a la Revolución Francesa.

Las ideas de los filósofos de la ilustración

El Siglo de las Luces fue un movimiento intelectual y filosófico que dominó el mundo de las ideas en Europa durante el siglo XVIII. Filósofos de la Ilustración como John Locke, Jean-Jacques Rousseau y el Barón de Montesquieu cuestionaron la autoridad tradicional absoluta del monarca y las divisiones de la sociedad como el Sistema de Estancias.

Por ejemplo, Locke sostenía que un líder sólo puede gobernar una sociedad si tiene el consentimiento de aquellos a quienes gobierna; Rousseau estaba en contra de todas las divisiones de clase; y Montesquieu abogaba por un sistema de gobierno basado en la separación de poderes. Los escritos de los pensadores de la Ilustración fueron discutidos en Francia más que en ningún otro lugar y tuvieron una gran influencia en los revolucionarios.

Las guerras causaron una crisis financiera

A lo largo del siglo XVIII, Francia participó en una serie de costosas guerras principalmente contra su rival de larga data, Gran Bretaña. Luis XV, que gobernó en Francia desde 1715 hasta 1774, perdió la Guerra de los Siete Años contra Gran Bretaña. Entonces elaboró un plan para vengar la pérdida construyendo una armada más grande y una coalición de aliados anti-británicos.

Sin embargo, esto sólo resultó en una montaña de deudas. Luis XVI, nieto de Luis XV que le sucedió en 1774, involucró a Francia en la Guerra de Independencia Americana contra Gran Bretaña. Aunque EE.UU. ganó la guerra, Francia ganó poco de ella. El apoyo francés a la guerra fue costoso, costando 1.066 millones de libras francesas, una enorme suma en ese momento. Esto empeoró la crisis económica de la nación y la llevó a la bancarrota.

Las malas cosechas de años anteriores

En junio de 1783, el volcán Laki en Islandia entró en erupción enviando cenizas volcánicas a la atmósfera en Europa. Esto condujo a un invierno severo en Europa en 1784 y los siguientes veranos incluyeron sequías extremas que causaron malas cosechas y hambruna. Francia experimentó entonces otra serie de malas cosechas en 1787 y 1788 con inviernos extremos. Una década de condiciones climáticas extremas y malas cosechas pasaron factura a los campesinos pobres de Francia, que luchaban por sobrevivir día a día. La frustración de los campesinos los enfureció para rebelarse.

El aumento del costo del pan

La situación en Francia empeoró cuando las malas cosechas hicieron que el precio de la harina aumentara drásticamente, lo que a su vez elevó el precio del pan. El pan era el alimento básico para la mayoría de los ciudadanos franceses y los historiadores estiman que la clase obrera de Francia gastaba más del 90% de sus ingresos diarios sólo en pan. Luis XVI implementó la desregulación del mercado de granos, pero resultó en un aumento del precio del pan. El aumento del costo del pan afectó severamente a los ciudadanos franceses comunes que resentían al monarca por no poder resolver la crisis alimentaria.

Liderazgo ineficaz de Louis XV Y Louis XVI

En Francia, como en la mayoría de las naciones europeas, el monarca gobernaba en base al derecho divino de los reyes. Por lo tanto, no respondía ante sus súbditos. Sin embargo, las filosofías de los pensadores de la Ilustración hicieron que el público pensara de manera diferente. Luis XV no logró superar los problemas financieros que enfrentaba Francia. No fue capaz de armonizar las partes en conflicto en la corte para llegar a políticas económicas coherentes.

Luis XVI trató entonces de llevar a cabo reformas radicales pero fracasó estrepitosamente. La pobre condición económica de la nación enfureció a las masas y éstas se volvieron críticas con su rey. Además, tanto Luis XV como su nieto eran conscientes de las fuerzas antimonárquicas que amenazaban el dominio de su familia, pero no fueron capaces de detenerlas.

La exitosa oposición de los parlamentarios a las reformas

Varios ministros franceses, entre ellos Anne Robert Jacques Turgot y Jacques Necker, propusieron revisiones del sistema tributario francés para incluir a los nobles como contribuyentes. Esto podría haber reducido la crisis financiera de la nación y habría disminuido la ira de los pobres ya que el sistema fiscal se habría vuelto más justo.

Un parlamento en Francia era un tribunal de apelación provincial. No eran cuerpos legislativos sino que consistían en jueces de apelación. Los parlamentos eran la punta de lanza de la resistencia de la nobleza a las reformas reales e impedían cualquier reforma en los impuestos que incluyera a la nobleza.

Extravagante estilo de vida de la monarquía francesa

El gasto extravagante en lujos, primero por Luis XV y luego por Luis XVI, agravó la crisis económica a la que se enfrentaba la nación y fue una de las principales razones de la revolución. Por ejemplo, la construcción y remodelación del Palacio de Versalles a lo largo de los siglos XVII y XVIII supuso un enorme coste para el país. Estos grandes gastos de la monarquía francesa causaron insatisfacción entre el pueblo, que comenzó a ver a sus líderes como derrochadores mientras sufrían debido al pobre estado económico de la nación. Esto a su vez condujo a la agitación nacional y finalmente a la Revolución.

Recursos interesantes

Nombre (obligatorio)Correo electrónico (obligatorio)Web

Deja un comentario