Historia de la fotografía forense

Dentro del campo laboral dedicado a la actividad gráfica, la fotografía forense se perfila como una actividad con un contenido sumamente interesante y cuya aplicación es de una importancia vital para  las sociedades en la actualidad por cuanto contribuye al funcionamiento de sus sistemas judiciales.

La fotografía forense se conoce como la actividad dedicada a la captura de imágenes en una escena del crimen. Estas imágenes están compuestas por el entorno en el que el crimen se cometió, recolectando y dejando un registro visual de los elementos que estuvieron presentes en el instante del suceso.

Es un trabajo realizado por especialistas en criminalística que conocen o intuyen cuál pudo haber sido el móvil tras un crimen y que, por ello, necesitan tener fotografías del lugar para poder comenzar a esbozar distintos escenarios que conduzcan a la captura de un culpable.

historia de la fotografia forense

Allan  Pinkerton, el inmigrante escocés, fue el hombre que desarrolló esta idea en el país norteamericano. No obstante, el hombre al que se le adjudica la primera aplicación sistemática de recolección de evidencia fotográfica en la reconstrucción de una escena del crimen es Alphonse Bertillon.

El sistema ideado por Bertillon cambió por completo la manera en que las policías se aproximaban a una escena del crimen.

En el siglo  XX, se utilizan estas fotografías en los Estados Unidos para llegar a conclusiones judiciales a la hora de dictaminar sentencias en favor de una de las partes, pero con los avances tecnológicos, la fotografía forense pasa a formar parte incluso de investigaciones de carácter militar, así como de usos en la microbiología desarrollada en las autopsias.

Dentro del campo laboral dedicado a la actividad gráfica, la fotografía forense se perfila como una actividad con un contenido sumamente interesante y cuya aplicación es de una importancia vital para  las sociedades en la actualidad por cuanto contribuye al funcionamiento de sus sistemas judiciales.

Tipos de toma en fotografía Forense

La fotografía forense se conoce como la actividad dedicada a la captura de imágenes en una escena del crimen. Estas imágenes están compuestas por el entorno en el que el crimen se cometió, recolectando y dejando un registro visual de los elementos que estuvieron presentes en el instante del suceso.

Es un trabajo realizado por especialistas en criminalística que conocen o intuyen cuál pudo haber sido el móvil tras un crimen y que, por ello, necesitan tener fotografías del lugar para poder comenzar a esbozar distintos escenarios que conduzcan a la captura de un culpable.

Este importante componente de la investigación policial, tiene inicios en el siglo XIX con un antecedente en Bélgica y Dinamarca como una modalidad adoptada en estos países de llevar un registro gráfico de los reos en las prisiones.

En 1863 en los Estados Unidos, país en el que se empleo las fotografías como método más fidenigno de identificar a los testigos de un caso de investigación criminal en proceso.

Allan  Pinkerton, el inmigrante escocés, fue el hombre que desarrolló esta idea en el país norteamericano. No obstante, el hombre al que se le adjudica la primera aplicación sistemática de recolección de evidencia fotográfica en la reconstrucción de una escena del crimen es Alphonse Bertillon.

historia de la fotografía escena del crimen

El sistema ideado por Bertillon cambió por completo la manera en que las policías se aproximaban a una escena del crimen.

En el siglo  XX, se utilizan estas fotografías en los Estados Unidos para llegar a conclusiones judiciales a la hora de dictaminar sentencias en favor de una de las partes, pero con los avances tecnológicos, la fotografía forense pasa a formar parte incluso de investigaciones de carácter militar, así como de usos en la microbiología desarrollada en las autopsias.

Nombre (obligatorio)Correo electrónico (obligatorio)Web

Deja un comentario