Historia del voleibol en Perú

En el año 1911, el voleibol llegó a Perú traído gracias a la llegada del entrenador estadounidense, Lockey Mac Knight. Él junto a otros colegas suyos fueron llamados por el Ministerio de Educación Pública para renovar el sistema educativo en el país. En sus ratos libres, ellos se entretenían voleando la pelota de un lado a otro de una red, lo cual llamó la atención de sus colegas peruanos.

En sus practicas de entretenimiento, ellos invitaban a los profesores peruanos a participar junto a ellos. Pero ese no fue el auge del voleibol en Perú, porque cuando los estadounidense se fueron, el mismo quedó en el olvido. Fue recién en los años 20 que este deporte fue introduciéndose en las costumbres populares.Historia-del-voleibol-7

En otras misión educativa estadounidense en Perú, ellos recomendaron a la Inspección de Instrucción de Lima, Callao y Balnearios, la práctica del voleibol entre el alumnado. Entonces, en los años 1921 y 1922, destacaron por la calidad de su juego y su vitalidad las alumnas del Centro Escolar No. 456.

En el año 1923 se realizó la primera temporada internacional de voleibol en Lima, Perú. Un equipo masculino de la ciudad de Cantón, China, vino a ofrecer una exhibición del nuevo deporte, invitado por la colonia china. Tres años más tarde llegó otra delegación China con catorce estudiantes que estaban en gira por varios países sudamericanos difundiendo este deporte.

El partido también de exhibición se jugó en una cancha de tierra, dicho encuentro atrajo a una multitud que se sentía intrigada por el nuevo deporte en el país. La práctica del voleibol se fue extendiendo en los años siguientes. Fue una expansión natural, no dirigida.

Inicialmente el voleibol en Perú fue practicado en algunos clubes deportivos como Textil Victoria, Unión Voleibol Club, Atlético Chorrillos, José Gálvez, entre otros. Pero luego pasó a practicarse en centros educativos como la escuela de Artes y Oficios, Universidad San Marcos y colegio Pando, el nuevo deporte fue multiplicándose.

En el Perú se jugaba al voleibol de forma rústica, sin prestarle mucha atención a las reglas. Una red sujeta con dos palos y una pelota y los partidos empezaban. Los campeonatos de igual forma eran rústicos, sin tomar en cuenta las reglas, eran informales. Se competía entre conjuntos que representaban a barrios o calles de la capital.

Mayormente quienes organizaban los encuentros eran los clubes y los centros educativos. Mientras en otros países, como en los países europeos y asiáticos, el voleibol se expandió por igual entre la población femenina y masculina; en el Perú, las mujeres predominaron en este deporte. Lima fue el centro de la mayor actividad voleibolística.

Podríamos decir que, en ésta etapa primitiva del voleibol en Perú, sobresalió el club “José Gálvez” de la Victoria. Tenía un cuadro rutilante en el que jugaban cinco hermanas: Rosa, Anita, Felicita, Marcel Y María Julia Andrade, quienes arrasaban con todo.

El José Gálvez, junto a su cuadro femenino, se hizo con el campeonato en los torneos limeños de los años 1930, 1931 y 1932. Un año más tarde, el 19 de Julio del año 1933, se fundó la Liga Provincial Femenina de Vóleibol de Lima, entre los clubes miembros de la Liga estuvieron: Guillermo Gastañeta, Intelectual Raimondi, Princesa Mafalda, Yankee Club, Huascaran, Femenil Callao, Miraflores Voley Club, Garden City, Atlético Lima, José Gálvez, Ponce Rodríguez, Juventud Victoria y Textil Victoria.

Al año siguiente se efectuó el primer campeonato oficial por la LPF. Ese torneo lo ganó el Club José Gálvez, ya serían cuatro títulos consecutivos. Ese mismo año el club viajó a Trujillo a sostener un encuentro amistoso. De allí a los campeonatos nacionales ya restaba poco.

Pese a los grandes jugadores que tenían cada club, el voleibol entró en una etapa estacionaria en el año 1930, tomando en cuenta la falta de orientación técnica, de una mejor organización, aspectos que siempre jugaron en su contra.

Entonces, luego de éstos años de oscuridad del voleibol, llegó al país un profesor norteamericano de Educación Física, Carl Jonson, era un enviado de la YMCA (Asociación Cristiana de Jóvenes), él se encargó de darle forma al voleibol peruano. Jonson tenía una gran experiencia y también una gran sabiduría.

Además del voleibol, Jonson enseñó, básquet, natación y el voleibol. Por otro lado, enseñó las reglas del voleibol, algo que las jugadoras peruanas ni sus organizadores tenían muy claro. También enseñó las técnicas del juego. Un profesor de Educación Física, el uruguayo Raúl Blanco, complementó las lecciones del norteamericano y el vóleibol comenzó a surgir como un deporte de masas, atractivo y prometedor.

Al ver lo sano del deporte, muchos colegios femeninos empezaron a incluirlo en sus programas de Educación Física y nacieron los primeros clubes dedicados exclusivamente a la práctica del voleibol. Entonces, debido a la gran expansión del voleibol, se crea la Federación Peruana de Voleibol el 12 de Mayo del año 1942, como organismo del Comité Nacional de Deportes.

Historia-del-voleibol-10

El primer Presidente de la Federación Peruana de Voleibol del año 1942  fue el Doctor Marcial Ayaipoma. Mientras que el presidente del Comité Nacional de Deportes, era Don Miguel Dasso. Uno de los grandes propulsores de la organización Federativa fue Víctor Morón Muñoz.

Durante ocho años, Ayaipoma fue el máximo dirigente del voleibol, es decir, desde el año 1942 hasta el año 1950. Durante todos éstos años, el voleibol fue expandiéndose de tal manera que, ya no sólo se jugaba en recintos cerrados, sino que se jugaba en los parques, playas, en áreas públicas. Además, de Lima se trasladó en poco tiempo a las provincias. En 1950 asume la presidencia de la Federación el Dr. Aníbal Santibáñez.

Santibáñez fue sustituido dos años más tarde por Antenor Delgado Manchego; pero en el año 1953,  el Dr. José Peste Miró Quezada era el máximo dirigente de la federación. En Mayo del año 1965 llegó al Perú Akira Kato; su ayuda en el avance del voleibol en Perú fue clave, porque aunque los peruanos ya conocieran las reglas, eran ajenos totalmente a la nuevas técnicas del voleibol que dominaban en otras partes del mundo.

Akira hizo pedazos las viejas costumbres que se tenían en el voleibol, trajo técnicas nunca antes vistas por las jugadores; reformó la manera de jugar voleibol en Perú. Él marcó un antes y un después en la historia del voleibol en Perú.
En el año 1974 tomó el timón Man Bok Park, es con el técnico Coreano que el Equipo de Perú obtiene los mejores títulos a nivel internacional, quedando clara la efectividad de los entrenamientos de Akira para con sus miembros de los equipos y la efectividad de las nuevas técnicas.

A pesar de los grandes esfuerzos de las jugadoras y del mismo Akira, Perú no lograba quedarse con el primer puesto en Campeonatos Sudamericanos, siempre conseguía terceros o cuartos lugares. Akira comenzó a reformar el equipo, él sabía que en todo Perú habían grandes jugadoras que debían retener la corona en el siguiente Sudamericano de Santos (1967). Así que el estratega japonés empezó a recorrer el país de extremo a extremo en busca de talentos.

Luego de su larga búsqueda, se formó una selección estupenda capitaneada por Esperanza “Pilancho” Jiménez e integrada por la inolvidable Luisa Fuentes, Ana María Ramírez, Norma Velarde, Irma Cordero, Rita Pizarro, Margarita Núñez y muchas otras que brillaron con luz propia.
Voleibol Peruano Epoca Dorada 1982

En el campeonato celebrado en Caracas en el año 1969, Brasil reconquistó el título, Perú inició en Montevideo 71 una larga historia de éxitos sudamericanos, que fue continuada por otro estratega asiático, Man Bok Park, quien llegó al Perú en el año 1974. Con el coreano al mando, Perú se hizo sentir a un nivel más internacional, no solamente continental, como con Akira, sino que Perú ya era visto como un gran rival a nivel mundial.

Los esfuerzos de Akira Kato de Perú un enemigo poderoso entre los países vecinos, coniguiendo un cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de México 68 y subtítulos panamericanos, pero fue el coreano Man Bok Park quien consiguió que Perú alcanzara la gloria a partir del año 1981, cuando se conquistó la primera medalla en el ámbito mundial.

El equipo juvenil conformado por Tait, Torrealva, Fajardo, Heredia, entre otras, ya habían madurado convirtiéndose en estupendas mujeres y excelentes deportistas, a ellas se les unió: Cenaida Uribe, Sonia Ayaucán y Gabriela Pérez del Solar, quien fue considerada como una de las más talentosas y de las mejores del mundo con su imponente 1.94 metros. de estatura.

Historia-del-voleibol-9

Nombre (obligatorio)Correo electrónico (obligatorio)Web

Deja un comentario