≡ Menu

Descubra la verdadera historia de Santa Rita de Cascia

La historia de Santa Rita de Cascia es una que se basa en la humildad y el amor de una mujer viuda que fue una monja agustiniana dedicada al servicio de los más necesitados, siendo una inovidable sierva de Dios. (Ver artículo: Historia de Buda)

historia-de-santa-rita-de-cascia-1

Historia de Santa Rita de Cascia.

La historia de Santa Rita de Cascia inicia en lo alto de las colinas de la república de Cascia, en Italia, en la provincia de Umbría en un pequeño pueblo llamado Roccaporena, vivía Antonio y Amata Lotti,  quienes eran una pareja de respetados pacificadores. Cuentan que en el año 1381, afortunadamente pudieron, a pesar de su avanzada edad traer al mundo a su única hija, a quien llamaron  Margherita. Este nombre en la lengua propia de Roccaporena significa “perla”; a Margherita la llamaban amorosamente Rita. Antonio y Amata, una pareja de gran devoción cristiana se apresuraron a bautizar en la iglesia de San Agustín en Cascia, a su primogénita.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los padres de Margherita, eran una pareja de pacificadores muy respetada, que al igual que muchos de los habitantes del pueblo salían diariamente a recoger la cosecha, como era costumbre, llevaron a Rita a su faena y la colocaron debajo de un árbol, mientras ellos recogían los frutos de su labor.

Cuenta la historia de Santa Rita de Cascia que con tan solo 5 días de haber nacido, esta angelical criatura realizó su primer milagro: El milagro de las abejas blancas, 5 abejas blancas se acercaron a la niña, y comenzaron a entrar y salir de su boca sin causarle daño, solo dejaban miel en su boca . Un agricultor, de un campo cercano, se corta una de sus manos con su guadaña. Presa del pánico, dejó el trabajo buscando ayuda,  pasando en su carrera cerca de la cuna de la futura santa; al ver a las abejas zumbando hacia Rita, intentó alejarlas con la extremidad lesionada, lo que curiosamente sanó.

A lo largo de la historia de Santa Rita de Cascia, esta fue conocida como una joven menuda, frágil, tranquila, humilde, obediente y bien educada; a quien sus padres le enseñaron a leer y escribir y le inculcaron la fe en Dios, con testimonios diarios ya que en su rol de pacificadores dentro de su comunidad, debían diariamente ayudar a sus vecinos a reconciliarse, y perdonar ofensas para ayudar a todos a vivir en paz y armonía.

historia-de-santa-rita-de-cascia-2

Desde muy temprana edad, Rita visitaba con mucha regularidad el convento de las Monjas Agustinas: Santa María Magdalena  y la iglesia San Giovanni Battista, que quedaban muy cerca de donde vivía. Rita estaba fascinada por la Familia Agustiniana San Juan, San Agustín y San Nicolás de Tolentino, queriendo fervientemente tomar sus votos. Quienes conocían a la familia Lotti, aseguraban que su primogénita, estaba destinada a ser religiosa.

Pero Antonio y Amata, tenían otros planes para su joven hija; como era costumbre en esta época, los señores Lotti  la habían prometido en matrimonio , al señor Paolo di Ferdinando Mancini, un hombre bueno de carácter fuerte e impetuoso. Rita con tan solo 13 años aceptó la decisión de sus padres, confiada de que este rumbo que tomaba su vida era la voluntad de Dios.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La joven pareja se unió en matrimonio y rápidamente Rita se volvió madre de gemelos  a quienes llamaron Giangiacomo Antonio y Paolo Maria,siendo esto un punto importante en la historia de Santa Rita de Cascia. La joven esposa, asumió con tranquilidad su rol de madre; dedicando gran parte de su tiempo a sus pequeños hijos y atendiendo las actividades típicas del hogar, sin dejar al lado su fe y devoción hacia la familia Agustiniana, involucrando siempre a su esposo con el objetivo de que compartiera su fe y criaran a sus hijos conforme a los designios de Dios;  pronto Rita vio los frutos de su trabajo, Paolo se convirtió gracias a ella.

En las colinas de Cascia, existía una gran rivalidad entre dos facciones políticas populares, los güelfos y los gibelinos, y  Paolo diariamente tenía que calmar las disputas que ocurrían en el poblado entre ambos bandos, ya que trabajaba como vigilante, funcionario civil; Paolo a menudo se vio arrastrado al conflicto, y seguramente en su hogar en oportunidades podrían de haber existido muchos dias dificiles, ya que era imposible no llevar las preocupaciones del trabajo a casa. (Ver artículo: Historia de la iglesia católica)

historia-de-santa-rita-de-cascia-3

Rita con su oración, paciencia y afecto, trataba de  aliviar el estrés y la preocupación de su esposo, pero no fue capaz de protegerlo por completo de los peligros a los que la sociedad lo exponía. Un día, mientras volvía del trabajo, Paolo fue emboscado y asesinado, lo que fue un evento importante en la historia de Santa Rita de Cascia

El dolor que esta muerte violenta e inesperada infligió a Rita solo se agravó por el temor de que sus hijos tratarán de vengar la muerte de su padre, ya que era costumbre pagar ojo por ojo, agravios como este.

Como era costumbre, los gemelos debían vengar el asesinato de su padre para defender el honor de la familia. Rita, sin embargo, influenciada por el ejemplo de paz de sus padres, se comprometió a perdonar a los asesinos de su marido. Sin embargo, enfrentó un duro desafío al convencer a sus hijos para que hicieran lo mismo. Cuando ella vio que sus 2 hijos no querían escucharla, le pidió a Dios que los viera morir en lugar de perseguir sus sangrientos propósitos, siendo este un hecho importante en la historia de Santa Rita de Cascia

Se dice que el Señor escuchó sus plegarias, al poco tiempo, sus hijos fallecieron de forma natural, dejando a Rita viuda y  sin hijos, pero tranquila ya que ella estaba agradecida a Dios por haber alejado a sus hijos del castigo que implicaba el sentir odio, y vivir con la carga de un asesinato por venganza, esto marcó la historia de Santa Rita de Cascia. Ellos habían fallecidos libres de pecados y tranquilos en su seno, por lo que estaba convencida que Dios los había recibido en el Paraíso.

Para este momento Rita aún era muy joven, se había quedado sola en el mundo y sin responsabilidades familiares, ya que sus padres había fallecido en el año 1402, cuando ella tenía 21 años. Rita estaba convencida que era el mejor momento para retomar sus  antiguos deseos, siguiendo su vocación fue al Monasterio de las Agustinas Monjas de Santa María Magdalena, a pedir que la aceptaran, siendo algo muy importante en la historia de Santa Rita de Cascia

historia-de-santa-rita-de-cascia-4

Aunque Rita era conocida por las monjas del Monasterio de Santa María Magdalena,  por su buen carácter, espíritu religioso y gran vocación, sus deseos fueron rechazados, no una sino tres veces. La congregación, tenía miedo de aceptar a Rita, primero por su estado de viudez, pero sobre el todo por las posibles situaciones que se podrían presentar debido a la muerte de su esposo. En el convento había una religiosa que pertenecía a la familia que fue acusada de la muerte de Paolo y al aceptar a Rita, podría traer enfrentamientos o disputas en esta casa de oración, lo que motivó su rechazo.

Rita fue rechazada tres veces, pero a pesar de esta situación ella asumió, que cada rechazo era una prueba más a la cual enfrentarse con la ayuda de Dios, por ello no perdió su confianza e imploró  a sus tres santos patronos: Juan el Bautista, Agustín y Nicolás de Tolentino que la ayudaran. Pensó que lo que debía hacer era lograr que tanto la familia de Paolo como la familia que lo asesinó establecieran conjuntamente la paz y se perdonaran; por lo Rita rápidamente empezó a orar y pedir a Dios y a sus Santos que la ayudaran en la tarea que rápidamente debía emprender. (Ver artículo: Historia de la Biblia)

Ella fue a la familia de su esposo y les rogó a  que dejaran ya de discutir, de enfrentarse y de tener conflictos con los miembros de la familia de los asesinos de Paolo. Al ver la entereza y el valor de Rita, estuvieron de acuerdo en apoyar  y dejar a un lado su sed de venganza. Por otro lado, la familia rival, asombrada por la valentía y las acciones emprendida por Rita, considerando de igual manera que ya era tiempo para perdonar  y dejar las disputas a un lado, por lo que las dos familias intercambiaron un abrazo de paz y firmaron un acuerdo por escrito, dejando la disputa para siempre.

Al lograr este acuerdo firmado. algo muy importante en la historia de Santa Rita de Cascia, la mujer agradeció a Dios y a sus tres Santos patronos San Agustín, San Juan Bautista y San Nicolás de Tolentino, este nuevo milagro. Rita fue una vez más al Monasterio presentó el documento a las monjas, al ver que ya no tenían motivos para rechazarla la aceptaron, es así como en el año 1407, luego de una larga lucha, mucho tiempo de espera y una  fé inquebrantable, Rita Lotti Mancini se convertiría en la Hermana Rita, como fue denominada a lo largo de la historia de Santa Rita de Cascia

historia-de-santa-rita-de-cascia-5

Tiempo después, en una de las paredes de la Iglesia de San Francisco de Cascia, se  colocó una cuadro, donde está pintada la escena que representa el abrazo de la paz, entre la familia de Paolo y los miembros de la familia que lo asesinaron. Este cuadro es un recordatorio perdurable del poder del bien sobre el mal y un testimonio  palpable de la lucha y la fé de Rita, quien logró lo imposible, gracias a Dios y la ayuda de sus Santos Patronos.

Rita finalmente fue aceptada en el convento de Santa María Magdalena, con solo 36 años se comprometió a seguir la antigua Regla de San Agustín, la fe de esta novicia fue probada en muchas oportunidades los primeros años de su preparación, y siempre aprobó, ante los ojos de sus guías que tenía una fe inquebrantable; tanto es así que se le dio como tarea regar todos los días un palo seco, y  Rita cumplia feacientemente con esta labor, señalan que tanta era su disposición y fe en el Señor que el palo seco llegó a reverdecer y se convirtió en una planta frondosa que dio dulces uvas que fueron utilizadas en ese momento para hacer el vino sacramental. Esta planta hoy día dicen que aún ofrece sus dulces frutos.

Rita  emprendió una vida dedicada de todo corazón a la oración, contemplación y lectura espiritual, dedicándose durante las actividades que eran encomendadas fueras del convento muy especialmente a mantener la armonía y la paz entre los habitantes de Cascia. Durante cuarenta años vivió este estilo de vida rutinario lleno de fe y amor, siendo esta la vocación principal en la historia de Santa Rita de Cascia

En el año 1442, cuando la Hermana Rita tenía alrededor de 62 años, cuentan que era   Viernes Santo, y la Hermana Rita tuvo una experiencia extraordinaria, llamada el Don de la Espina o Estigmatización.

La Hermana Rita se encontraba meditando como todos los días ante la imagen de Jesús Crucificado o como también se le conoce, el Cristo Resurgente. Este día en especial, la Hermana Rita sintió  un profundo amor y preocupación por la carga física y espiritual que esta imagen de Cristo mostraba, sumida en profunda oración expresó su deseo de aliviar de alguna manera el sufrimiento de Cristo, inmediatamente su oración fue respondida, de repente una pequeña herida apareció en su frente, como si una espina de la corona que rodeaba la cabeza de Cristo se hubiera soltado y penetrado en su propia carne.  Rita logró unirse a Jesús en una profunda experiencia de intimidad espiritual, donde Él le permitió estar unida a su sufrimiento

Tambien Te Recomiendo Ver...

historia-de-santa-rita-de-cascia-6

Esta herida  la acompañó siempre hasta el día de su muerte, la herida nunca sanó y a pesar del dolor que le podría ocasionar siempre lo soportó en silencio, llevaba su sufrimiento valientemente y lo ofrendaba por el bienestar físico y espiritual de todos sus vecinos. De esta herida, salía un olor desagradable por lo que la hermana Rita, decide alejarse de todas sus hermanas y permanecer en su celda para evitar que ellas percibieran este mal olor. Rita estuvo alejada del mundo y recluida en su celda hasta el día de su muerte.

Hacia el final de su vida, la Hermana Rita se  fue debilitando progresivamente, se cree que contrajo tuberculosis. Durante los últimos cuatro años de su vida, Rita estuvo confinada a la cama y pudo comer tan poco que se mantuvo prácticamente sola en la Eucaristía. Aún así la Hermana Rita, siempre tenía un buen humor y estaba tranquila esperando el final de sus días.

La Hermana Rita fue visitada en el Monasterio por una mujer quien era su pariente, quien  vivía en Roccaporena la ciudad que vió nacer a Rita. La mujer al despedirse de la Hermana Rita, le preguntó si podía hacer algo por ella a los que la Hermana Rita le respondió, que solo quería que le trajera una rosa del jardín de la casa de sus padres.

Este era un favor dificil de realizar a pesar de ser insignificante, ya que para este momento  en Roccaporena, era el final del invierno y las montañas de Umbría, donde se encontraba la casa natal de Rita, debía de estar toda cubierta de nieve.

A pesar de pensar que era imposible cumplir el deseo de su pariente moribunda, la mujer al regresar a su hogar, pasó por la casa de Rita y para su asombro descubrió una sola rosa fresca de vivo color cerca de un arbusto, que estaba totalmente cubierto de nieve y se presume que este lugar era totalmente estéril, siendo esto un punto muy importante en la historia de Santa Rita de Cascia. Es así como esta mujer, pariente de Rita  fue testigo de las cosas extraordinarias que la Hermana podía hacer con tan sólo pedirlas.

historia-de-santa-rita-de-cascia-7

La mujer  recogió inmediatamente la flor y se regresó corriendo al Monasterio y se la dió a la  Hermana Rita, quien dio gracias a Dios por este signo de amor y la aceptó tranquila y agradecida. Durante el largo tiempo de permanencia de la Hermana Rita en el convento, ella en sus oraciones, pedía especialmente por su esposo Paolo, que había muerto tan violentamente, y por sus dos hijos, que habían muerto tan jóvenes.  Ella pensó que al fin Dios había dado paz a sus almas y nuevamente le había concedido un milagro; el milagro de la Rosa, a pesar de estar en invierno la tierra oscura y fría de Roccaporena, había producido un hermoso signo de primavera y belleza fuera de temporada. (Ver artículo: Historia de la iglesia primitiva)

Así, la Santa de la espina se convirtió en la Santa de la Rosa, y aquella a quien se le concedieron las peticiones imposibles se convirtió en defensora de todos aquellos cuyas propias peticiones parecían imposibles también. Mientras exhalaba su último aliento, las últimas palabras de Rita a las hermanas que se reunieron a su alrededor fueron: “Permanezcan en el amor sagrado de Jesús. Permanece en obediencia a la santa Iglesia Romana. Permanece en paz y caridad fraterna “.

Es así como la Hermana Rita regresó a Dios en paz el 22 de mayo de 1457, a la edad de 76 años, y la rosa se convirtió en el símbolo Cristiano por excelencia. Rita una mujer esbelta sencilla  y humilde logró florecer a pesar de las espinas que la vida había reservado, dando el buen olor de Cristo y disolviendo el frío invierno de muchos corazones; dicen que el día de la muerte se vio  en el convento un enjambre de abejas negras llamadas murarias, su nombre se debe a que este tipo de abejas viven en los muros.

Una antigua y venerada tradición señala  que las campanas del convento comenzaron a repicar sin ayuda de manos humanas, llamando a la gente de Cascia a las puertas del convento y anunciando así que historia de Santa Rita de Cascia había finalizado de forma tranquila y con la gracia de Dios Padre. Las monjas  prepararon el cuerpo de la Hermana Rita para el entierro y la colocaron en un sencillo ataúd de madera.

historia-de-santa-rita-de-cascia-8

Un carpintero que había sido parcialmente paralizado de un ataque de apoplejía, al ver el ataúd, comenzó a hablar en voz alta sobre la vida de esta humilde monja y como ella de forma sencilla, con tesón y persistencia en sus actividades diarias, logró que la paz, la comprensión, el respeto y la tolerancia tocara los corazones de cada uno  habitantes de Cascia.

Luego el carpintero enfermo  dijo:”Oh, se non fossi ‘storpiato’, la farei io questa cassa!” : “Si tan solo estuviera bien”, “habría preparado un lugar más digno de ti”. Con esas palabras, fue sanado; observando todos los presentes el primer milagro de la futura Santa de Cascia.

Es así como el carpintero construyó un hermoso ataúd, finamente decorado, digno de esta ferviente mujer, el carpintero realizó un gran trabajo pensando que  en el mismo estaría hasta el fin de los tiempos el cuerpo de Rita. Sin embargo, nunca la enterraron en el. Mucha gente vino a mirar el rostro amable del “Pacificador de Cascia”, una multitud de personas de todas partes del mundo vinieron a su entierro, era tanta la multitud que tuvo que ser retrasado su sepelio. Se hizo evidente que algo excepcional estaba ocurriendo con el cuerpo de la Hermana Rita, a pesar del tiempo transcurrido su cuerpo parecía estar libre del curso habitual de la naturaleza.

Al ver  que el cuerpo de la Hermana Rita, se resistía a las acciones de la naturaleza y a pesar del transcurrir del tiempo aún no presentaba ningún deterioro; empezaron a correr rumores de que por intercesión de la monja, sucedían curaciones milagrosas, y pronto a esta humilde y entregada mujer se le comenzó a llamar Santa Rita, y así se inició la devoción hacia Rita extendiéndose por toda Italia.

El cuerpo de la Hermana Rita permanece hoy día incorrupto, ahora está colocado en un ataúd acristalado, y reposa en la Basílica de Cascia. Santuario fue construido a principios del siglo XX a raíz de su beatificación. La gran devoción y fé hacia Santa Rita, hace de su santuario y  de una casa construida en Roccaporena ubicada en las montañas de Cascia, sean  los lugares de peregrinación y de demostración de fé hacia Santa Rita, más conocidos y visitados de la población de Umbría. Es así como se le da fin a la historia de Santa Rita de Cascia

historia-de-santa-rita-de-cascia-9

Incluso hoy en día se dice que cada vez que Rita intercede por un milagro, su cuerpo, aún conservado en la Basílica de Santa Rita de Casia, emana perfume de rosas.  A Santa Rita también se le llama, “Santo de las Rosas” y “Santo de las Espinas”, “Santo de los Imposibles”, “ Patrona de los funcionarios o trabajadores” Este último nombre por el que es conocido Santa Rita, es más popular en Italia, donde hay un refrán popular que dice: “Santa Rita, Santa Rita… lo que se da no se quita”.

Este refrán popular tradicionalmente se cita cuando una persona que está buscando trabajo y Santa Rita le cumple el milagro, dichas personas aseguran que este empleo será para toda la vida.

El cuerpo de la Hermana Rita, fue bendecido, 180 años después de su muerte, en  el año 1628 bajo el Papa Urbano VIII, quien la nombró Beata, luego durante el Jubileo en el año 1900 un 24 de mayo día Domingo de Pentecostés, Año Santo, 443 años después de su muerte es canonizada solemnemente en la Basílica de San Pedro en Roma  por el Papa León XIII.

Su fiesta se celebra en el aniversario de su muerte, el 22 de mayo, por lo cual la historia de Santa Rita de Cascia siempre será recordada

Si quieres conocer más sobre la historia de Santa Rita de Cascia, te invitamos a que veas el siguiente vídeo

Curiosidades

Sobre la historia de Santa Rita de Cascia, existen aún después de muerta un sin fin de eventos que dan curiosidad, que llaman la atención y proporciona a sus devotos más señales de lo milagrosa que es la Santa, aumentando día a día la confianza y la fé que le tienen. Uno de estos eventos tuvo lugar en  Monasterio de Cascia, unos 200 años despuès de su muerte.

En la celebración de la  Semana Santa, se observó que una gran cantidad de abejas blancas salían  de las paredes del monasterio y permanecían revoloteando los muros del monasterio hasta la fiesta de Santa Rita, que se celebra el 22 de mayo, luego de este día las abejas desaparecen  nuevamente, se cree que las mismas se meten dentro de las paredes del monasterio y extrañamente vuelven a salir al inicio de la Semana Santa del siguiente año. Actualmente en la paredes del monasterio se observan los huecos donde las abejas tradicionalmente permanecen hasta el siguiente año.

Oración para pedir a Santa Rita

Oh Santa Patrona de los necesitados, Santa Rita, cuyas plegarias ante el Divino Señor son casi irresistibles, quien por la generosidad en otorgar favores has sido llamada Mediadora de los sin esperanza e incluso de lo Imposible; Santa Rita, tan humilde, tan pura, tan mortificada, tan paciente y de tan compadecido amor por Jesús Crucificado que podrías obtener de Él cualquier cosa que Le pidas. A cuenta de esto recurrimos confiados a ti, esperando, si no siempre alivio, al menos consuelo. Sé favorable a nuestra petición, mostrando el poder de Dios a nombre de este/a suplicante, sé generosa con nosotros, como lo has sido en tantos casos maravillosos, para la más grande gloria de Dios, por la divulgación de tu propia devoción y por el consuelo de aquellos que confían en ti.

Prometemos, si nuestra petición es concedida, glorificar tu nombre, informando del favor concedido, para bendecir y cantar tus alabanzas por siempre. Confiando entonces en los méritos y poder ante el Sagrado Corazón de Jesús, te rogamos: (mencionar petición). Reza por nosotros, oh Santa Rita, para que seamos dignos de las promesas de Cristo. Amén.

historia-de-santa-rita-de-cascia-10

Dejar Comentario