≡ Menu

Historia de san Benito: devoción, medalla, baile y mas

San Benito de Palermo, también llamado San Benito o Benedicto el Africano y San Benito Abad o de Nursia, son los dos santos más conocidos en llevar este nombre. Hubo otros santos monjes quienes también se llamaron así, pero en esta oportunidad conoceremos la historia de San Benito de Palermo.

Historia-de-san-Benito-02

San Benito de Palermo

Fue un monje y santo, nacido en Sicilia, cerca de Mesina, en San Filadelfio, el año 1524. A veces llamado San Benito de San Filadelfio, por esta razón. Falleció en 1589, en Palermo, Italia.(ver artículo: Historia de Italia)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Benito se traduce como  “Benedictus” en latín, que a su vez significa “bendito”. El primer santo con este nombre fue San Benito de Nursia o San Benito Abad, quien fue monje y abad, fundó monasterios y es el autor de una “Regla para monjes”. Fue proclamada Patrono principal de Europa.

San Benito tenía origen africano y era descendiente de aborigen, hijo de esclavos. Los datos sobre sus padres indican que trabajaron posiblemente en una plantación, cerca de Mesina, a donde llegaron varios esclavos africanos. Cuando nació, sus amos le otorgaron la libertad y fue pastor, durante su juventud.

También se sabe que cuando tenía unos veinte años, se unió a un grupo de ermitaños fieles a la Regla de San Francisco, cuando este grupo se disolvió, Benito entró al Convento de Santa María de Palermo, trabajando en el área de la cocina, por su falta de conocimientos y educación.

Fue elegido “prior” en 1578, gracias a su humildad y piedad, así como los milagros que se le atribuyeron, se dice que curaba a enfermos, haciéndose famoso desde su puesto en la cocina. Pasó a ser maestro de novicios y nuevamente pasó a ser cocinero, poco tiempo después.

Beatificación y Canonización

Benito fue beatificado por el Papa Benedicto XIV, en 1743 y su canonización fue en 1807, bajo el papado de Pio VII. Benito de Palermo, al contrario de lo que piensan muchos, nunca ingirió alcohol. Se conocía por su paciencia y tolerancia, cuando se enfrentaba a prejuicios raciales, hay que acotar que era un hombre de raza negra, de origen africano. (ver artículo: Historia de Estados Unidos)

Tambien Te Recomiendo Ver...

En los Estados Unidos hay por lo menos cinco parroquias católicas negras, con su nombre. Queens (Nueva York), Chicago, Illinois, Pittsburgh, norte de Omaha, Nebraska, Columbus y Savannah, en Georgia.

Se dice que su cuerpo, al ser exhumado pocos años después de su muerte, fue encontrado incorrupto. (ver artículo: Historia de la Iglesia Católica)

Homenajes

A este santo negro de la Iglesia Católica, San Benito de Palermo, se le rinde culto en gran cantidad de países, así como es considerado el Santo Patrón de los Afroamericanos. Su fiesta se celebra el día 4 de abril de cada año.

Se venera en Venezuela, especialmente en las zonas altas de los estados andinos como Mérida, Trujillo, Táchira; también en las zonas bajas, pero de forma muy distinta, hay regiones donde su día se celebra el 29 de diciembre. (ver artículo: Historia de Venezuela)

Historia-de-san-Benito-03

Ferias de San Benito en Perú

En Lima, Perú, todos los días 4 de cada mes, se celebra en la Iglesia de San Francisco de Asís, situada en el centro histórico, una misa en su honor y se hace una procesión en la iglesia y también en la Catedral de Ayacucho.

Hay una parroquia y un barrio tradicional de la ciudad de Medellín, Colombia, identificados con su nombre. La basílica de Paysandú, Uruguay, está dedicada a Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo. (Ver artículo: Historia de Pablo Escobar)

Igualmente, en el departamento de Colonia, Uruguay, hay una capilla que data de 1761, en el Real de San Carlos, bajo el patronazgo de San Benito de Palermo. En Colombia también existe un municipio que lleva su nombre, en el Departamento de Santander y del cual este santo es su patrono. El nombre de San Benito también figura en el Calendario de Santos Luterano.

Devotos de San Benito

San Benito es admirado y adorado en diversos países de América Latina. Cuba, México, Colombia, Venezuela, Perú, Uruguay, Paraguay, Argentina, entre otros. Veamos algunas maneras de rendirle culto a este santo franciscano en estos países.

Son varias las regiones o zonas donde se celebra el día de San Benito, en cada uno de estos países, en distintos días, pero muy parecidos sus ritos y formas de homenajearlo.

En Venezuela, al sur del Lago de Maracaibo o Costa Oriental del Lago, su fecha para celebrar a San Benito es el 27 de diciembre, así también como en Palmarito, Santa María, San José y San Antonio. En Bobures lo hacen el 1° de Enero, mientras que el 6 de enero lo hacen en Gibraltar.

Historia-de-san-Benito-04

Historia de San Benito en Cuba

Uno de los santos negros de la provincia de Camagüey, es San Benito de Palermo. Está en la Iglesia Catedral de Camagüey o Parroquial Mayor. Hay otro también muy famoso, además de ser negro también, que es San Martín de Porres, el que se encuentra en la Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje (Camagüey).

Su imagen es una escultura de madera, de unos 1,30 m de alto aproximadamente, cubierta en yeso y pintada. Refleja a un hombre joven, de color negro, pelo rizado, en sus ojos resalta lo blanco de su iris, dándole una especial expresividad al rostro.

Está parado sobre una nube, con una vestimenta azul y un cordón blanco en su cintura, con tres nudos a cada lado, el cual le llega a los pies. Sostiene una cruz en una de sus manos y una espiga de lirios blancos, en la otra. La pose del santo tiene un pie adelante y otro atrás.

San Benito en Camagüey

No se sabe la fecha exacta en la que San Benito apareció por primera vez en los templos de Camagüey, pero se conoció cuando hubo una epidemia de viruela, hacia fines de marzo de 1888, que azotó gran parte de la ciudad.

Según las historias que circulan, se dice que un sastre “de color”, ante la ineficacia de las organizaciones y de las rogaciones de los templos, pidió ofrecer una fiesta a San Benito de Palermo, cuya imagen era parte del apoyo de una puerta de la catedral, el segundo domingo de abril, con una procesión en horas de la noche. (Ver artículo: Historia de la Semana Santa)

Historia de la medalla de San Benito

Esta medalla es una de las más apreciadas por los fieles. Muchos le atribuyen poderes y remedios a sus males, bien sea enfermedades, tanto de hombres y animales, como los males que afectan el espíritu y las tentaciones del poder del mal. Otro hábito muy común es colocarla sobre los cimientos de edificaciones nuevas, como un aval de seguridad y bienestar de sus futuros habitantes.

La medalla de San Benito

Según el Libro II de los Diálogos, el papa san Gregorio, fundamenta el origen de la medalla en una verdad y la experiencia del todo espiritual aparecida en la vida de san Benito.

Éste usaba con frecuencia el signo de la cruz, un día San Benito quebró un vaso que contenía veneno, sólo con hacer la señal de la cruz sobre él. Les decía a los monjes que cuando fueran perturbados por el maligno, se hicieran la señal de la cruz sobre sus corazones.

Así mismo, cuando los monjes no sabían escribir, san Benito les inculcó que hicieran una firma con la señal de la cruz en la carta de su profesión. San Benito siempre usó la santa cruz como símbolo de salvación, verdad y purificación de los sentidos.

Esto invitaba a sus discípulos a valorar la cruz como una señal bienhechora y símbolo de la pasión salvadora del Señor, con la que se venció el poder del mal y la muerte.

¿Cuándo apareció la medalla de San Benito?

Su fecha de aparición no está clara. Puede remontarse al siglo XII o XIV, incluso una época anterior. En Nattenberg, Baviera, Alemania, transcurriendo el siglo XVII, unas mujeres que habían sido acusadas de brujería, reconocieron y testificaron que no habían podido ejercer poderes malignos sobre el monasterio benedictino de Metten, ya que estaba protegido por una cruz. (Ver artículo: Historia de Annabelle)

Se hicieron unas investigaciones sobre la cruz, por la curiosidad que tal aseveración causó, de las que resultó que las tapias del monasterio estaban pintadas con varias cruces, que tenían unas siglas misteriosas, que no pudieron descifrar.

Siguieron buscando información y entre los códices de la biblioteca del monasterio, encontraron la clave de esas misteriosas siglas, las cuales estaban en un libro miniado del siglo XIV.

Entre las figuras estaba San Benito, quien sostenía una cruz en su mano derecha, la que contenía parte del texto que estaba sólo en sus letras iniciales, en las astas cruzadas de las cruces del monasterio de Metten y en su mano izquierda, una banderola con la continuación de dicho texto, que terminaba de completar todas las siglas, que hasta el momento eran misteriosas y desconocidas.

Durante, el siglo XX, en un manuscrito del monasterio de Wolfenbüttel, consiguieron otro dibujo, en el que aparecía un monje defendiéndose del mal, el cual era simbolizado en una mujer con una copa llena, con todas las seducciones del mundo. El monje, tenía una cruz con la parte final del texto consabido, la cual levantaba contra aquella mujer. Esto hace pensar que dicha creencia religiosa sea de mucho antes del siglo XIV.

En marzo de 1742, Benedicto XIV aprobó el uso de la medalla, la cual había sido tachada como supersticiosa por algunas personas e instituciones.

  • Con esta medalla se puede obtener indulgencia plenaria

Tal como se conoce la medalla hasta ahora, es la del Jubileo de 1880, cuando se conmemoraron los 1400 años del nacimiento del santo. El superior abad de la abadía benedictina de Monte Cassino, en Italia, fue el encargado de hacer dicho lanzamiento.

Con esta medalla puede obtenerse la indulgencia plenaria en la Fiesta de San Benito, la cual se celebra el 11 de julio siguiendo las condiciones de la Iglesia, es decir, confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa.

Tambien Te Recomiendo Ver...

  • Al hacer la señal de la cruz, San Benito obtenía una especial protección divina

En una ocasión intentaron envenenar a San Benito. Por su hábito de hacer la señal de la santa cruz sobre el vaso, se salvó de beber el veneno, ya que el vaso se partió en pedazos.

Otro día, un pájaro negro revoloteaba sobre San Benito, quien hizo la señal de la cruz y sintió una tentación carnal en la imaginación. Ya casi vencido, se quitó las vestiduras y se lanzó sobre un matorral de espinas y zarzas, haciéndose daño en el cuerpo. Nunca más sufrió una tentación como aquella.

  • Con la medalla puede hacerse exorcismo

Esta medalla es reconocida como un sacramental para la Iglesia. Los sacramentales son “signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia“. Por lo que le atribuyen un gran poder exorcista.

Según el catecismo católico, por los sacramentales “los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida“.

  • San Benito sostiene una cruz y el libro de sus reglas

La medalla dice: “Crux Sancti Patris Benedicti” (Cruz del Santo Padre Benito), a ambos lados de San Benito. Igualmente se ve una copa de la cual sale una víbora y un cuervo. La oración: “Eius in óbitu nostro preséntia muniamur” (A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia), se lee en forma circular. Y la parte inferior, al centro tiene una inscripción que reza: “Ex. S. M. Cassino MDCCCLXXX” (Del Santo Monte Cassino 1880).

  • Significado de las siglas de la medalla en el reverso

C.S.P.B.      “Cruz del Santo Padre Benito“.

C.S.S.M.L.  “La santa Cruz sea mi luz

N.D.S.M.D. “que el dragón infernal no sea mi guía

En forma de círculo, comenzando desde arriba y hacia la derecha:

PAX          “Paz“.

V.R.S.       “Vade Retro Satanás“.

N.S.M.V.  “No me aconsejes cosas vanas“.

S.M.Q.L.  “Es malo lo que me ofreces

I.V.B.        “Traga tú mismo tu veneno“.

  • Oración para bendecir la medalla por un sacerdote

Nuestra ayuda nos viene del Señor

Que hizo el cielo y la tierra.

Te ordeno, espíritu del mal, que abandones esta medalla, en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.

Que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del adversario, todo el poder del diablo, todos los ataques e ilusiones de satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo.

En el nombre del Padre Omnipotente y de su Hijo, nuestro Señor, y del Espíritu Santo Paráclito, y por la caridad de Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos y al mundo por el fuego.

Esta es una de las oraciones conocidas en el mundo, utilizada para bendecir la medalla de San Benito.

San Benito en Venezuela

En Venezuela, a este santo lo veneran y respetan en muchas regiones del país. En Mucuchíes y Timotes, pueblos del páramo en el estado Mérida, es el santo patrón de esas ciudades, sus fiestas se celebran el 29 de diciembre.

Su culto se extiende desde el estado Zulia hasta el estado Trujillo, sin saltarse Mérida. San Benito es incluido en gaitas y festividades navideñas, por ser las fechas de diciembre su celebración. Se cree que los primeros indicios del culto se remontan a los sacerdotes franciscanos, cuando llegaron a las plantaciones y haciendas del sur del Lago, en los años 1600.

Estos llegaron a evangelizar a los esclavos africanos que trabajaban en las haciendas. Se ubican estos hechos por la población de Bobures, de allí se fue propagando por toda la Cuenca del Lago de Maracaibo y hacia los páramos andinos.

Estado Zulia

En la Arquidiócesis de Maracaibo, estado Zulia, en su Zona Pastoral número 8, la Parroquia Purísima Madre de Dios Y San Benito de Palermo, le rinden culto a San Benito.

Mientras que en el Barrio Obrero, Ciudad Ojeda, también en el estado Zulia, proclamaron en el año 2015, a la Iglesia San José como Parroquia San Benito de Palermo, en honor al santo más fervoroso de la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. Se celebran sus fiestas el 27 de diciembre, el 1° de Enero y el 3 de marzo.

En Cabimas hacen lo mismo el 27 de diciembre y el 6 de Enero. Es una de las devociones más arraigadas en este pueblo, en sus fiestas destaca el uso de tamboras y tamboreros conocidos como “chimbangueles”.

En el baile se le dedican fuertes retumbos de tambora a medida que van recorriendo el pueblo, acto muy tradicional de la cultura africana, cuando la época de colonización. Desde ese tiempo de colonia se le rinde culto a San Benito.

Chimbangueles o chimbangles

Al sur del Lago de Maracaibo, en Zulia, rinden tributos al Santo Negro de diversas maneras. Los chimbangles o chimbangueles son característicos de la zona en este tipo de celebración. Gibraltar, Bobures, Palmarito, San José y Santa María, son poblaciones en las que acostumbran honrar a San Benito.

Los Chimbangles o chimbangueles están formados por un grupo de ocho tamboreros, más unas 20 personas o vasallos. Hay diferentes tipos de tambor, Mayor, Medio golpe, Respondón, Requinta y Tambor segundo. La elaboración y confección de estos instrumentos ha ido pasando de generación en generación, logrando la perfección a medida que pasan los años.

Vestimenta

Los fieles se visten de manera peculiar, con una capa roja, sombrero de cogollo adornado, lentes y un trabuco, para explotar pólvora a través del recorrido. Todos los que acompañan a San Benito van caminando descalzos y con las caras pintadas de negro, asemejando el color de piel del santo.

Así, en las procesiones se ven más de tres mil “negros” bailando, tocando tambora y quemando pólvora, para acompañar al santo hasta la iglesia de la plaza. Esto se festeja los días 27 y 28 de diciembre hasta el día 6 de Enero.

A lo largo de los 11,4 km que dura el recorrido, los más de 300 tamboreros le hacen con su presencia y su música, un particular homenaje al santo. No hay cifras oficiales de los fieles seguidores de San Benito, pero sí se sabe que el culto y fervor para honrarlo se extiende a través del occidente del país y por los estados de centroccidente, como Lara y Yaracuy.

Baile de San Benito

El sincretismo cultural y religioso de la mayoría de las tradiciones venezolanas, se refleja en las Fiestas a San Benito; mostrando las mezclas de las raíces indígenas, africanas y europeas que conforman la cultura y folklore venezolano.

Giros de San Benito

En los Andes venezolanos, hay una danza ritual llamada Giros de San Benito, la que consiste en bailar alrededor de un palo adornado con cintas, los bailarines van tejiendo y destejiendo al ritmo de música y con movimientos graciosos. Hay una ceremonia de saludo, conocida como Danza de Frente, que hacen los participantes ante la imagen del santo y siguen ejecutando otras figuras y danzas.

Los Vasallos de San Benito, tienen otra versión de la danza, van agitando una maraca y danzando sin cesar, entrechocan los bastones y también los golpean contra el suelo. En Trujillo, celebran con un rosario cantado, con la imagen del santo junto a los santos del pesebre, si el dueño así lo prefiere. Luego se hacen tres ceremonias: La Gaita, Juego de la botella y La Ofrenda, para rendir homenaje a San Benito.

Cantos a San Benito

Cada uno de los ritmos o golpes