≡ Menu

Conozca toda la historia de Ismael, el hijo de Abraham

Según la Biblia, Ismael es hijo de Abraham y de Agar, su esclava. Sara, esposa de Abraham no podía tener hijos, pero luego de rogar insistentemente a Dios, dio a luz a Isaac, por lo que exigió a Abraham que expulsara a Ismael y su madre del hogar. Así empieza la historia de Ismael.

Historia-de-Ismael-02

Historia de Ismael

La Biblia reseña que Abraham tenía 86 años de edad cuando nació Ismael. Cuando Yahveh le prometió que iba a tener un hijo no quería creerlo, pues Sara, su mujer, también era de avanzada edad. Sara y Abraham tenían una sierva egipcia, Agar, quien fue la que finalmente tuvo a Ismael, con el consentimiento de Sara. (ver artículo: Historia de la Biblia)

Tambien Te Recomiendo Ver...

El niño lleva por nombre Ismael, que significa “Dios me escucha”. Trece años más tarde, cuando Abraham tenía 100 años, Sara pudo concebir a Isaac, que significa “hijo de la promesa”.

Luego de ser expulsados del hogar de Sara, tanto Agar como su hijo Ismael, andaban vagando por el desierto de Beerseba, donde casi mueren de hambre y sed, hasta que un ángel los salvó y les señaló una fuente de agua viva. Ellos se quedaron a vivir entre Egipto y el golfo Pérsico, así como los ismaelitas. Mahoma lo colocó a la cabeza de su genealogía y el Islam asegura que Ismael colaboró en la construcción de La Meca. (ver artículo: Historia de Egipto)

Hebreos, cristianos y musulmanes

Hay una controversia sobre el verdadero hijo legítimo de Abraham. Las tres religiones abrahámicas: hebrea, cristiana y musulmana, tienen a Ismael como el primer hijo de Abraham, pero los judeocristianos le dan preferencia a Isaac y los musulmanes a Ismael.

En la Torá y la Biblia, Isaac fue elegido para ser sacrificado por Abraham y para los eruditos islámicos, Ismael es el elegido, aun cuando en el Corán no dicen explícitamente su nombre, todos consideran que es así.

Historia-de-Ismael-03

¿Por qué se originó tal controversia?

Todo se generó por una supuesta contradicción en los datos bíblicos, referentes a la edad de Abraham cuando nacieron sus hijos, que repercute en las edades de los hijos. Según el Génesis 22:2: “[…] toma a tu hijo, a tu único hijo […]”.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Ahora, en Génesis 16:16: “Tenía Abraham ochenta y seis años cuando Agar le dio a su hijo Ismael”. Da a entender, por la secuencia numérica y cronológica, que el segundo hijo, Isaac, el hijo de la promesa, sería el engrandecido, por eso se refieren a él como “único hijo”.

Pero en Génesis 21:5, dice: “Abraham tenía cien años cuando le nació su hijo Isaac“. O sea, Abraham podía tener uno o dos hijos, antes de nacer Isaac, no queda claro.

En Babilonia, donde se originó este conflicto, Dios llamó al padre de esos dos pueblos, los que han estado luchando constantemente a lo largo del tiempo. Sobre Abraham quedaron establecidas las raíces de los judíos y de los árabes.

Es decir, son hijos de un mismo padre, pero con madres distintas, por ende también son diferentes sus destinos. Ismael e Isaac son la base de estas dos naciones: judía y árabe. En la Biblia se recoge la historia apasionante de estos dos pueblos.

Este conflicto tuvo su origen en el seno de la familia de Abraham, al parecer, un problema familiar, entre hermanos, desencadenó toda esta crisis.

Islam

Para el Islam los textos de la Biblia y la Torá han sido adulterados. Los reconoce sólo como revelaciones divinas y aborrecen la idea del adulterio en los textos sagrados.

Se apoyan en el pasaje “toma a tu hijo, a tu único hijo Isaac“(Gen 22:2), donde, según ellos, debería decir “Ismael”, ya que Isaac no había nacido aún. Piensan que cambiaron el nombre y sólo conservaron la palabra “único”, con lo que se pone en evidencia la adulteración del texto.

Tambien Te Recomiendo Ver...

También señalan que en Génesis 16:3 se afirma: ” tomó Sara, la mujer de Abraham, a su esclava Agar la egipcia, y se la dio por mujer a su marido Abraham“. Es decir, que Agar pudo haber sido una segunda esposa, ya que la poligamia era práctica habitual en aquella época. Por lo que, como la sociedad era patriarcal, Ismael sería el primogénito legal, pues, si el matrimonio era legal, los hijos eran legales.

Además, aseguran que un matrimonio entre dos extranjeros, Abraham era caldeo y Agar, egipcia, era más legal que uno consumado con su propia media hermana, alegando lo que dice Génesis 20:12: “Y a la verdad (Sara) también es mi hermana, hija de mi padre, más no hija de mi madre

De todos modos, el Islam no le niega las bendiciones de Dios a Isaac y sus descendientes. Tampoco menosprecia su jerarquía; en el Corán no distinguen entre los dos hijos de Abraham. Pero sí alegan que el hijo de la promesa, el primogénito, es Ismael y más adelante llegó el profeta Mahoma, quien, para ellos, es el último Profeta y el sello de los Profetas.

Historia-de-Ismael-04

Agar e Ismael

Judíos

Según el Gen 17:25, la circuncisión fue instituida en la familia de Abraham cuando Ismael tenía 13 años, es decir, que Ismael tenía 14 años y su padre, Abraham, tenía 100 años de edad. A pesar de ser Ismael el primogénito, Dios le aclara a Abraham que el heredero de la tierra prometida era Isaac, su destinatario del pacto.

Gen 17:19-22: “Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. Y en cuanto a Ismael, también te he oído; he aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera; doce príncipes engendrará, y haré de él una gran nación. Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene. Y acabó de hablar con él, y subió Dios de estar con Abraham

Pero también hay que tomar en cuenta el Gen 21:13-21, donde Dios dijo “también del hijo de la sierva haré una nación“.

¿Pero, qué dice la Biblia?

Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre. Pero el de la esclava nació según la carne; más el de la libre, por la promesa”. (Galatas 4: 22-23).

Ismael, nació de la esclava egipcia y llegó a ser el padre del mundo árabe. Dios profetizó que tanto Ismael como gran parte de su descendencia árabe, serían de carácter fiero y/o salvaje. “…su mano será contra todos, y la mano de todos contra él” (Gen.16:12). (ver artículo: Historia de Israel)

Siempre los ismaelitas han sido hostiles contra el pueblo de Israel, según el Antiguo Testamento, actitud que se mantiene hasta nuestros días, algo realmente increíble. Los musulmanes dicen que el nombre del Islam viene de Ismael.

Dios le dijo a Abraham, cuando Ismael era un joven, que éste no lo heredaría, pero que un hijo que le daría en su vejez, es decir, Isaac, sería el elegido. Igualmente le compensó diciendo que Ismael sería fructífero, como padre de doce príncipes y una gran nación.

Historia-de-Ismael-05

Palestina

Una de las promesas del pacto con Abraham era que la tierra de Palestina sería sólo para Isaac. Prometió además a los descendientes de Isaac, más no a los de Ismael, que la tierra de Canaán sería de su propiedad permanente. Por esta razón, hoy consideran ilegítimo y antibíblico, decir que Palestina pertenece a los hijos de Ismael.

Por su parte, a Ismael le permitió ocupar otras tierras, en el Génesis 17:8 lo dice así: ”Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos”.

Según la Biblia, los últimos descendientes de Ismael  “habitaron desde Havila hasta Shur, que está enfrente de Egipto viniendo a Asiría”, hoy día Arabia Saudita, Jordania, Siria, e Irak Occidental, entre otras naciones.

Génesis 25:18: “Y estos fueron los años de la vida de Ismael, ciento treinta y siete años; y exhaló el espíritu Ismael, y murió, y fue unido a su pueblo. Y habitaron desde Havila hasta Shur, que está enfrente de Egipto viniendo a Asiría; y murió en presencia de todos sus hermanos”.

Abraham e Isaac                   

Arabia-Israel

Es indiscutible e inexplicable el hecho de que tanto Arabia como Israel se odian, aun hasta nuestros días. Los árabes odian en tal medida al estado de Israel, que quisieran ver a ese pueblo judío desaparecer del planeta. No es nada justo ni comprensible.

Ambas naciones esperan a un líder, a un Mesías, a un imán, que los gobernará. Esperan que entre por la puerta tapiada que está en la muralla de Jerusalén. Dicen que por allí entrará el imán de los árabes y el Mesías de los judíos.

Lo cierto es que será un solo hombre quien lo hará. Y pensar que esta disputa mil milenaria, empezó dentro de una familia, la de Abraham, por una discusión que no ha terminado, ni terminará, hasta que Dios, tal como empezó, ponga el fin de la misma.

Dejar Comentario