≡ Menu

Historia de Antonio José de Sucre: mariscal, muerte, y más

Conocido como El Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre y Alcalá, un político y militar venezolano, nace el 3 de febrero de 1795, en cumana Capitanía General de Venezuela del Imperio Español. Esta es la historia de Antonio José de Sucre.

antonio jose de Sucre

Historia de Antonio José de Sucre.

Prócer de la independencia americana, así como un diplomático y estadista, Primer mandatario de Bolivia, Gobernador del Perú, General en Jefe del Ejército de la Gran Colombia, Comandante de los  Ejércitos del Sur y Gran Mariscal de Ayacucho.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Mure el 4 de junio de 1830 a la edad de 35 años, en las montañas de Berruecos, la unión departamento del Cauca Gran Colombia, víctima de una vil emboscada traicionera, hijo de una familia acomodada de tradición militar, siendo su padre coronel del Ejército Patriota, es considerado como uno de los militares más enteros entre los héroes de la emancipación sudamericana.

ASESINATO DE ANTONIO

La familia.

Su madre muere cuando el apenas contaba con 7 años de edad, y aun siendo muchacho es enviado a caracas, bajo el cuidado y responsabilidad de su padrino el arcediano de la catedral, presbítero Antonio Patricio de Alcalá, para comenzar estudios de ingeniería militar en la Escuela de José Mires, en 1809, con su hermano Pedro y otros adolecentes, participo como cadete la compañía de Húsares Nobles de Fernando VII, en la ciudad de Cumaná, unidad organizada por Juan Manuel de Cajigal y Niño, gobernador de esta provincia.

Familia Sucre

Escudo de armas de la familia Sucre.

Para 1810, la Junta de Gobierno de Cumaná, le otorga el empleo de subteniente de las milicias regladas de infantería, este cargo fue corroborado por la Junta Suprema de Caracas el 6 de agosto de ese mismo año, en 1811 ejerce en Margarita el cargo de comandante de ingenieros, El 31 de julio de ese mismo año, recibió el despacho de teniente, en 1812 se halla en Barcelona, en calidad de comandante de la artillería, allí, el 3 de julio del mismo año, junto con otros ciudadanos notables, firma el acta de la junta de guerra que se reunió aquel día para solventar lo relacionado a la seguridad de la República, a consecuencia de los hechos ocurridos en  Caracas, el ataque de Domingo de Monteverde y la toma de Cúpira por un grupo de simpatizantes de Fernando VII.

Escudo de Arma

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tras la rendición del General Francisco de Miranda, perdonado por Monteverde y de regresó a Cumaná, recibe del nuevo gobernador realista Emeterio Ureña un pasaporte para que se dirija a Trinidad, en 1813, bajo las órdenes del general Santiago Mariño, forma parte de un grupo de republicanos llamados los libertadores de oriente y interviene en las operaciones para la liberar  aquella región de Venezuela, como adjunto del general Mariño, en 1814, asiste a la unión de las fuerzas de oriente con las de occidente en los valles de Aragua, ese año, su hermano Pedro fue ejecutado en La Victoria por los realistas, y víctimas de José Tomás Boves, fallece en Cumaná sus hermanos Vicente y Magdalena, por lo menos 14 familiares inmediatos mueren en la Guerra de emancipación. (ver: artículo Historia de la Segunda Guerra Mundial:)

En 1815, tras luchar bajo las órdenes del general José Francisco Bermúdez en Maturín, pasa a Margarita y huyendo del general Pablo Morillo, sigue a las Antillas y Cartagena, en esta plaza, con Lino de Pombo de jefe inmediato, comanda los trabajos de fortificación para la defensa de la ciudad contra el cerco realista de Pablo Morillo, en diciembre está en Haití, de retorno después a Venezuela naufraga en el golfo de Paria, en 1816.

Grupo republicano

Mariño lo asciende a jefe de su Estado Mayor y lo nombra coronel, este mismo jefe lo designa en 1817 máxima autoridad de la provincia de Cumaná, ese año, después del Congreso de Cariaco, no reconoce la actuación de dicho cuerpo colegiado y la autoridad de Mariño, y se traslada a Guayana, donde se pone a las órdenes de Simón Bolívar, El 17 de septiembre de ese mismo año recibe de Bolívar el nombramiento de primera autoridad de la Antigua Guayana y comandante general del Bajo Orinoco, y también la misión de organizar un batallón con el nombre Orinoco.

Independencia de Ecuador, Perú y Bolivia.  

Se inicia entonces la misión de la emancipación de Ecuador, que finalizo en la batalla de Pichincha librada el 24 de mayo de 1822, con esta victoria de Sucre se afianza la independencia de la Gran Colombia, y queda el camino preparado para el enfrentamiento contra las últimas líneas realistas que quedaban en el Perú, país donde José de San Martín había declarado la Independencia el 28 de julio de 1821,  luego de una reunión en Guayaquil entre Simón Bolívar y San Martín, este concede parte de su ejército al primero, y se va definitivamente de las batallas independentistas hispanoamericana.

De esta manera, Sucre llega y entra en Lima en 1823, antecediendo a Bolívar, el 1 de diciembre de 1823 llegó a Yungay, instalándose en él, por ser el punto central del campamento, ubico en sus alrededores a los batallones “Voltígeros de la Guardia” y “Pichincha” a los que la población equipo y pertrechó hasta ponerlos en condiciones de marchar, el 25 de febrero parte hacia Huánuco, lucho junto a Bolívar el 6 de agosto de 1824 en la batalla de Junín y, el 9 de diciembre del mismo año, venció al virrey José de la Serna en Ayacucho, hecho que represento el fin del dominio español en el continente sudamericano, el Parlamento peruano lo nombra Gran Mariscal y General en Jefe de los Ejércitos.​ (ver: artículo Conozca todo sobre la Historia de Ezequiel Zamora)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Campaña del Ecuador.

El 11 de enero de 1821, en Bogotá, Sucre fue proclamado por Bolívar comandante del Ejército del Sur, en sustitución del general Manuel Valdés; era la fuerza que, desde 1820, actuaba en Popayán y Pasto, no recibió Sucre el cargo por motivos estratégicos y políticos hicieron que Bolívar eliminara tal designación y le dieran la comisión para marchar a Guayaquil, donde sustituiría al general José Mires y asumiría la misión que se le había encargado: la de hacer que la provincia la cual se había independizado de los españoles en octubre de 1820,  se integrara a la República de la Gran Colombia y tomar el control de las tropas que estuviesen en Guayaquil, como pasos precedentes para la emancipación de Quito, que era el objetivo principal de las operaciones que se realizaren.

libertad

El 6 de abril arriba Sucre a Guayaquil y al presentarse ante la Junta de Gobierno, expreso la razón de su presencia allí y de la idea de una adhesión de la provincia con Colombia, El 15 del mismo mes fue celebrado un convenio entre Sucre, por Colombia y José Joaquín de Olmedo, Francisco Roca y Rafael Jimena, miembros de la Junta, el trato explicaba que Guayaquil mantendría su soberanía, pero bajo la cuidado de Colombia, En aquel momento Sucre quedó envestido de autoridad para iniciar la campaña contra los realistas, y con tal motivo, Guayaquil le brinda todos los recursos con que se contaban para liberar a Quito.

 La batalla del Pichincha.

La Batalla del Pichincha acontece el 24 de mayo de 1822, a los pies del volcán Pichincha, adyacente de la ciudad de Quito, el encuentro, que ocurrió en el contexto de las guerras de emancipación Hispanoamericana, enfrentó al ejército independentista bajo el mando del General venezolano Antonio José de Sucre y al realista, dirigido por el Mariscal de Campo Melchor de Aymerich.

La derrota de las fuerzas realistas leales a España llevo a la liberación de Quito y aseguró la emancipación de las jurisdicciones que pertenecían a la Real Audiencia de Quito, también llamada Presidencia de Quito, la jurisdicción administrativa colonial española de la que en algún momento emergió la República del Ecuador,​ sin que Sucre lo supiera, los vigilantes ubicados cerca de Quito visualizan a las tropas independentistas subiendo por las faldas del Pichincha, Aymerich, entonces claro de la intención de Sucre de flanquearlo mediante el ascenso al volcán, manda a su ejército de 1894 hombres aproximadamente a subir por la montaña lo más pronto posible, para enfrentarse ahí a Sucre.

La batalla de Junín.

La batalla de Junín, fue uno de los últimos combates, que realizaron los ejércitos realistas e independentistas, en el proceso de la emancipación del Perú, esta batalla se desarrolló en la pampa de Junín en la actual jurisdicción de Junín, el 6 de agosto de 1824; el triunfo de los independentistas, incremento la moral de los ejércitos independentistas, en 1824 los realistas sostenian en su poder la sierra central y el Alto Perú “hoy Bolivia”.

Simón Bolívar, Libertador y primer mandatario de la Gran Colombia continuó la guerra de emancipación con el Perú, Bolívar tenía un ejército de aproximadamente 8000 hombres, semejante en número al realista, pero las fuerzas realistas se encontraban dispersas entre el valle del Mantaro y Alto Perú, esto debido al alzamiento en el Alto Perú del General realista Olañeta, que quiebra las defensa del virreinato y obligó al virrey a mandar sobre el Alto Perú parte importante de sus ejércitos, unos 5000 soldados, bajo las ordenes de Jerónimo Valdez que tenían su base en Puno.

La batalla de Ayacucho.

La Batalla de Ayacucho el último gran encuentro dentro de las campañas por tierra de las Guerras de emancipación Hispanoamericana (1809-1826), la batalla se lleva a cabo en la Pampa de la Quinua en la Jurisdicción de Ayacucho, Perú el 9 de diciembre de 1824, el triunfo de los independentistas, representa la eliminación del último virreinato que permanecía en pie y puso fin el yugo colonial de España en Sur América, se sellaba la independencia del Perú; así terminaba las batallas de la independencia del Perú con una rendición militar que se transformaría años mas tarde en convenio diplomático firmado en París el 14 de agosto de 1879, frente del inicio de la batalla, el general Antonio José de Sucre arengaba a sus tropas.

“¡Soldados!, de los esfuerzos de hoy depende la fortuna de América del Sur; otro día de gloria va a coronar vuestra admirable constancia. ¡Soldados!: ¡Viva el Libertador! ¡Viva Bolívar, Salvador del Perú!.”

Últimos días 

Sucre era conocido en el ejército con el sobre nombres de “Mulei” o “Mulengue”, alusión que hizo el general Luis Urdaneta, cuando escribió a Juan José Flores desde Tocaima 19 días atras del asesinato: “… A García, el diputado por Cuenca, le instruí de todo lo que debía decir a Ud. y  le añado que es preciso que Ud. redoble su vigilancia con el M…”. Tres días antes de su muerte, el periódico “El Demócrata” de Bogotá publicó un artículo en el que se expresaba: “Acabamos de saber con asombro, por cartas que recibimos por el correo del Sur, que el general Antonio José de Sucre ha salido de Bogotá… Las Cartas del Sur aseguran también que ya este general marchaba sobre la localidad de Pasto para atacarla; pero el valiente general José María Obando, amigo y sostenedor firme del Gobierno y de la libertad, corría igualmente al encuentro de aquel caudillo y en auxilio de los invencibles pastusos. Puede ser que Obando emprenda con Sucre lo que no logramos con Bolívar…”

batalla boyaca

Cita

De lo anterior, se deduce que el asesinato del Mariscal Sucre fue planificado y ejecutado en las Montañas de Berruecos – Arboleda (Nariño) cerca de Nariño. En la zona del crimen permaneció su cadáver por más de 24 horas hasta que los pobladores de las localidades cercanas le dieron sepultura.

Se hubiera ido por Buenaventura el Mariscal Sucre, allí lo esperaba el general Pedro Murgueitio para darle muerte; si optaba por la vía de Panamá lo esperaba el general Tomás Herrera, y desde Neiva lo a guardaba el general José Hilario López. El Libertador, Simón Bolívar, al saber del asesinato, expresó en una carta: “…Yo pienso que la mira de este crimen ha sido privar a la patria de un sucesor mío…¡Santo Dios! ¡Se ha derramado la sangre de Abel!… La bala implacable que le hirió el corazón, mató a Colombia y me quitó la vida”.

Dejar Comentario