≡ Menu

Historia de Mesopotamia: inventos, arqueología, música, política y más

Mesopotamia significa “tierra entre ríos” en idioma griego, los cuales eran de gran importancia y significado para aquella región. La historia de Mesopotamia se remonta a las primeras civilizaciones de la humanidad, en la antigüedad.

Historia-de-Mesopotamia-02

El muy famoso “Código de Hammurabi” y la leyenda de la “Torre de Babel”, son asociadas a la memoria de aquellas tierras.

Tambien Te Recomiendo Ver...

¿Dónde estaba Mesopotamia?

Esta región estaba ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates, ambos ríos de Asia Occidental. Esta zona se dividía en Asiria, por el norte y Babilonia, por el sur. Babilonia, a su vez, se dividía en Acadia y Sumeria. Hubo gran variedad de culturas, los pueblos que existieron se pueden clasificar en sedentarios y nómadas, los que marcaron la historia de la región de manera significativa.

La presencia de los ríos Tigris y Éufrates fue fundamental para el desarrollo de las primeras civilizaciones del mundo entero. Con ellos fue posible desarrollar la agricultura y la cría, de manera que los hombres pudieron establecerse y formar ciudades en aquella zona.

Pueblos de Mesopotamia

Entre los pueblos que habitaron Mesopotamia en la Antigüedad se pueden nombrar los siguientes: sumerios, amoritas, asirios y caldeos, cada uno de ellos con características bien definidas y formas de cultura y comportamiento bastante interesantes.

Historia-de-Mesopotamia-03

Sumerios

Estos se asentaron cerca de la desembocadura por el Golfo Pérsico, de los ríos Tigris y Éufrates, región conocida como Sumeria o Sumer. Datan del año 3500 a.C aproximadamente, aunque no de manera oficial. Según su leyenda, la realeza bajó del cielo en la ciudad de Eridu y después del diluvio lo hizo de nuevo en la ciudad de Kish. No se sabe a ciencia cierta si este pueblo era originario de Mesopotamia o venían de alguna zona cercana.

Su importante legado recae en la invención de la rueda (3500 a.C) y de la escritura cuneiforme, usada por vez primera en las ciudades de Umma, Uruk, Ur, Eridu, Nipur, Kish y Lagash. Establecieron las primeras leyes escritas, así como inventaron el sistema sexagesimal. Las construcciones con ladrillos de adobe y arcos arquitectónicos, se les atribuyen a los sumerios, así como algunos asomos del mundo de la medicina.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Acadios

Los Acadios conquistaron las ciudades de la región y fundaron su Imperio, terminando con el dominio de los Sumerios. Tenían al Rey Sargón de la Acadia, el cual reinó por poco tiempo, ya que fueron sustituidos por los Amoritas, quienes fueron un fuerte pueblo que terminó dominando aquellos predios.

Amoritas o Babilonios

Estos se instalaron por los años 2000 a.C, ocupando la ciudad de Babilonia, la cual transformaron en un gran centro comercial y urbano. Las más importantes rutas comerciales pasaban por esta ciudad, aquí llegaban los mejores comerciantes de todas partes del mundo antiguo.

Gracias a ese progreso, se levantó el Primer Imperio Babilónico, con gran influencia de los sumerios y con el rey más importante, Hammurabi, quien fuera el responsable de la creación del Código de Hammurabi, que agrupaba antiguas leyes mesopotámicas.

El mismo se basaba en la Ley del Talión, cuyo lema muy conocido es “ojo por ojo, diente por diente”, es decir, quien cometiera un delito, tenía como pena o sanción, un castigo proporcional al delito o daño causado. Antes del Código de Hammurabi existía el Código de “Ur Nammu”.

Asirios

Se caracterizaban por su organización militar y habilidad guerrera. Eran crueles en sus castigos a los enemigos, a quienes trataban con extrema brutalidad, para intimidarlos y demostrar su hegemonía. Se dedicaron también a desarrollar la agricultura y los pequeños comercios, creían en varios dioses (politeístas) y adoraban religiosamente a la naturaleza. Eran gobernados por un rey o emperador.

Este pueblo fue bastante influyente, formaron una sociedad militarizada y se enfocaron en la conquista, hacia los años 1200 a.C., logrando conquistar la región mesopotámica, sumando además a Palestina, Egipto y parte de Persia. (ver artículo: Historia de Egipto)

Historia-de-Mesopotamia-04

Guerreros asirios

Estos pueblos, después de ser conquistados, eran gobernados de forma tiránica y obligados a pagar excesivos impuestos o tributos. La violencia y crueldad de los asirios dio inicio a los movimientos rebeldes que buscaban debilitar este poder, en el siglo VII a.C.

El rey asirio más importante fue Assurbanipal, quien era un gran erudito y mandó a construir la Biblioteca de Nínive, ciudad importante de Asiria. Esta biblioteca contaba con miles de textos, los cuales tenían la escritura cuneiforme y gracias a ellos se conoce gran parte de la vida de Mesopotamia y los sucesos ocurridos en ella.

Caldeos

Al debilitarse los asirios, los caldeos conquistaron la región mesopotámica y fundaron el Segundo Imperio Babilónico (612 a.C.). No duró mucho, su principal rey, Nabucodonosor, fue el responsable de reconquistar Palestina y toda Mesopotamia. (Ver artículo: Historia de Daniel)

Se le atribuye la construcción de los Jardines Suspensos de Babilonia, una de las maravillas del mundo antiguo. Se considera que fue el último imperio desarrollado en Mesopotamia, el que se debilitó luego de la muerte de su rey Nabucodonosor, pudiendo entrar los persas, quienes venían liderados por Ciro II en el año 539 a.C. Los persas, quienes venían de Persia, son hoy lo que conocemos como Irán.

Código de Hammurabí

Cultura mesopotámica

La cultura, así como los avances técnicos que desarrollaron los pueblos de Mesopotamia, marcaron grandemente la cultura occidental europea actual, son nuestros antecesores de nuestra manera de pensar y actuar.

Las expresiones artísticas que florecieron en las riberas de los ríos Tigris y Éufrates, desde el período Neolítico (VI milenio a. C.) hasta la caída de Babilonia, ante los persas, en el año 539 a. c., dejaron grandes legados, que van desde la literatura, el arte y la legislación.

Hay muchos textos relativos a mitos, augurios, plegarias, acontecimientos políticos y guerreros, destacando la epopeya de Gilgamesh, rey de Uruk, quien luchó por encontrar la inmortalidad. Este texto refleja la profundidad del pensamiento en aquellos personajes históricos.

¿Cómo fue la política en Mesopotamia?

Mesopotamia fue de gran influencia en el desarrollo político de la región. Los sumerios construyeron las primeras ciudades y establecieron sistemas de irrigación, que fueron ayudando en el progreso de esa región. Las comunicaciones entre las ciudades mejoraron, antes estaban aisladas y los accesos eran peligrosos y difíciles.

Los sumerios se fueron constituyendo en una ciudad fuerte e independiente. Cuando había intentos de conquistar unas a otras, para unificar la región, no prosperaban y se fueron creando roces, que dieron como resultado las guerras constantes entre ellas durante siglos.

Cuando se estableció el imperio acadiano fue cuando se unificó y se instaló un régimen monárquico, que duró más de una generación y fueron sucediendo varios reyes, de manera pacífica. Sin embargo, cuando llegaron los babilonios, acabaron con este imperio.

Forma de gobierno

Su principal autoridad era el rey, ellos suponían que éstos descendían directamente de la Ciudad de los Dioses, aun cuando no los consideraban dioses verdaderos, como sí lo hacían en Egipto. Esos reyes se autodenominaban “reyes del universo” o “gran rey”, otros usaban el término “Pastor”, por la función de guiar y velar por su pueblo.

Hubo reyes como Sargón el Grande, Gilgamesh y Hammurabi, quienes quedaron en la historia como unos dictadores, que sólo respondían a sus dioses. Ese reino era heredado de generación en generación, en línea masculina de linaje. Por debajo de los reyes, en línea jerárquica, estaban los sumos sacerdotes, los escribanos, los militares, los comerciantes, los comunes y los esclavos.

Reyes

Eran los líderes políticos de Mesopotamia. Las leyes, los derechos y las responsabilidades del pueblo se les otorgaban al rey y su familia. Además, lideraba y controlaba el ejército y las fuerzas militares.

Sacerdotes

Los sumos sacerdotes eran muy respetados, gozaban de importantes derechos y riquezas. Pertenecían a altas clases de la sociedad, debido a la importancia y valor que le daban a la religión en las culturas mesopotámicas. También eran solicitados por la población, para ayudar en la resolución de algún problema económico o de salud.

Escribanos

También pertenecían a las clases sociales altas de Mesopotamia. Eran profesionales, altamente educados, por lo general trabajaban para la familia real, en el palacio, ya que les valoraban su talento y conocimientos. Para llegar a ese estatus era necesario un intenso entrenamiento.

Comerciantes

Estos individuos gozaban de gran respeto en la sociedad de Mesopotamia. La mayoría venía de clases altas y buena posición económica, bien sea por sus negocios o por sus propiedades, tierras generalmente. Los comerciantes y artesanos crearon el calendario.

Comunes

Los comunes eran personas sin educación, riquezas, derechos y privilegios. Pertenecían a la clase baja de la sociedad mesopotámica. Se dedicaban a la agricultura, principalmente, algunos, con suerte, eran propietarios de sus viviendas.

Esclavos

Constituían el último peldaño de la jerarquía política y social de Mesopotamia. Carecían de derechos y trabajaban como comerciantes y como comunes.

Leyes en Mesopotamia

Las decisiones que tomaban los reyes eran convertidas en precedentes legales. Los primeros códigos legales fueron creados en las ciudades de Mesopotamia. Se han encontrado en exploraciones arqueológicas códigos como el de Urukagina y Lipit Ishtar.

Pero, el más famoso de todos fue el de Hammurabi, de los más antiguos y mejor conservados de la historia. En él se cuentan más de 200 leyes para el imperio de Mesopotamia. Estaba escrito en tabletas de barro y eran muy específicas sus leyes en cuanto al asesinato, robo y asaltos, los cuales estaban terminantemente prohibidos.

A las mujeres les fueron reducidos los derechos en forma gradual y el trato a los esclavos se fue convirtiendo en mucho más severo. Había leyes tan singulares como condenar a pena de muerte a quien expulsara aire sobre el rey al respirar y también cuando alguien asesinara a un escribano.

La religión en la historia de Mesopotamia

En Mesopotamia adoraban a las divinidades y les atribuían la capacidad de hacer tanto el bien como el mal. Estos dioses eran fuertes, todopoderosos e inmortales y en cada ciudad había uno propio, a medida que la ciudad alcanzaba más bienestar y dominio político sobre otras, el dios iba también haciéndose más culto.

El dios Marduck de Babilonia, en los tiempos de Hammurabi, era adorado por todo el Imperio. Ishtar, la diosa de la naturaleza y la fecundidad, era la divinidad femenina más importante. Una curiosidad de los sumerios era que cuando interrumpían sus oraciones, dejaban estatuillas de piedra, las cuales los representaban en los altares, para rezar en su nombre.

Arte

En cuanto al arte, destacan la arquitectura y la escultura, de las que quedaron valiosas creaciones de gran detalle e innovación, por ejemplo, el ladrillo, que fue de gran trascendencia en las construcciones, tanto en aquella época como hoy en día. Este sustituyó a la piedra y facilitó la edificación de grandes construcciones, se crearon los arcos, las bóvedas, las cúpulas y las columnas.

A nivel del arte podemos destacar la arquitectura y escultura, en donde se lograrían grandes creaciones de gran detalle e innovación, como lo  fue el ladrillo que tuvo gran importancia como material de construcción; sustituyendo así a la piedra, facilitando la edificación de grandes construcciones, la invención de nuevos e importantes elementos arquitectónicos como el arco, la bóveda, la cúpula y las columnas.

Se pueden nombrar, entre las más famosas, a los Palacios-templos de Uruk, Ur, Larsa y otras ciudades sumerias. Los templos de Babilonia, eran de los más grandes y de gran riqueza y valor. Los asirios eran característicos por sus grandes lujos y considerables proporciones. La finalidad del arte en esa época era más que todo práctica, no estética, era desarrollado en aras de la sociedad, por eso su estilo un poco rígido, geométrico y cerrado.

Babilonia

Arquitectura

Haciendo uso de los recursos de los que disponían, los mesopotámicos tenían una arquitectura muy singular y particular. Utilizaron las técnicas del abovedado y el dintel, en la construcción de casas, palacios, templos, tumbas y zigurat; desarrolladas con arcilla, piedra y madera.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Orfebrería y metalurgia

Este es uno de los hallazgos más importantes de la cultura mesopotámica, realizados en las excavaciones de tumbas reales y templos. Reflejan la gran habilidad en el trabajo con los metales y su ingenio para crear obras de gran valor artístico.

Música

Mesopotamia, hoy parte de Irak y Siria, tiene una gran historia, rica en culturas, de los pueblos que la habitaron. Los sumerios, quienes fueron una de las civilizaciones más adelantadas, desarrollaron una de las primeras formas de escritura cuneiforme, la cual era impresa en tablillas planas de arcilla. Muchas de estas tablillas han sido descifradas y se ha descubierto que algunas mencionan datos musicales.

Gracias a estos restos arqueológicos y las imágenes, se pueden comprender los conocimientos musicales de la época. Hay pinturas que muestran cómo se sostenían los instrumentos, cómo se tocaban y en qué circunstancias era utilizada. (Ver artículo: Historia de la Música)

Los instrumentos hallados revelan detalles de su construcción, como las liras y arpas, de cuerda punteada, del año 2500 a.C., aproximadamente. Otros instrumentos como los laúdes, caramillos, tambores, címbalos, badajos, cascabeles y campanas, también fueron ya interpretados en la antigua Mesopotamia.

Analizando los documentos escritos, así como sus imágenes, se ha podido demostrar que los mesopotamios le daban gran importancia a la música. En su repertorio se incluyen canciones de bodas, música militar, lamentos funerarios, canciones de trabajo, infantiles, danzas, música de taberna, de fiestas y entretenimiento; música para los dioses o de ceremonias y procesiones; poemas épicos, con acompañamiento instrumental.

Las clases más poderosas, los gobernantes y sacerdotes, dejaban fe escrita de los acontecimientos en los que artistas interpretaban la música para ellos.

Testimonios

En fuentes escritas también se revelan datos sobre el vocabulario musical y sobre los músicos. Los sumerios y acadios, incluyen en sus testimonios términos relativos a instrumentos musicales, procedimientos de afinación, intérpretes, técnicas de interpretación y tipos o géneros de composición musical.

Se pudo conocer, mediante ellos, que el compositor más antiguo se llamaba Enheduanna (fl. ca. 2300 a.C.), era una suma sacerdotisa de la acadia de Ur, quien componía himnos al dios de la luna “Nanna” y a la diosa, también de la luna, “Inanna”.

Llegaron a dejar escritos, en el año 1800 a.C., las afinaciones, intervalos, técnicas de interpretación y géneros musicales, improvisaciones, así como canciones de amor, de dolor e himnos a sus dioses.

¿Cómo conocieron la contabilidad?

No hay registros exactos de cuándo se iniciaron las primeras prácticas contables en la historia de la humanidad. Desde que el hombre inventó la escritura, también se ocupo de registrar sus fechas y avances en su desarrollo social y económico. Los primeros registros contables que se conocen datan de 7500 años a.C., cuando usaron las monedas simples para intercambios comerciales de granos y ganado. (Ver artículo: Historia de la Contabilidad)

En Mesopotamia, se llevaron registros de contabilidad en tablillas de barro, durante los años 6000 y 4000 a.C. Ya en el famoso Código de Hammurabi (1700 a.C) se establecían contratos de préstamo, venta, arrendamientos, comisión, depósito y otras más, propias del derecho civil y mercantil. Además, había disposiciones de cómo los comerciantes debían llevar sus registros contables.

A través de miles de tablillas que fueron descubiertas y además en buen estado de conservación, se pudo conocer la manera como los sumerios llevaban las cuentas. Se deduce que en aquellas sociedades tan antiguas, manejaban por escrito las transacciones de capital y reparto de beneficios.

A comienzos del segundo milenio a.C. y cuando existía el Código de Hammurabi, el progreso fue notable en las anotaciones contables. Había una manera de realizar las inscripciones, con importante orden, establecido en sus elementos, como Título de la Cuenta, Nombre del Interesado, Cantidad, Total General.

Utilizaban el ábaco para realizar las operaciones aritméticas, que eran sumamente laboriosas, para todas las épocas, hasta que se introdujo la numeración arábiga, de trascendencia universal. (Ver artículo: historia del 0)

Medicina en Mesopotamia

En Mesopotamia existieron dos grandes reinos, el de Babilonia y el de Asiria, cuyos reyes eran Hammurabí (1792-1750 a.C.) y Asurbanipal (669-625 a.C.), respectivamente.

Hammurabí fue el autor del código que lleva su nombre, en el que estableció normas y regulaciones sobre la vida cotidiana, pioneras de las leyes sociales y jurídicas; además, en este Código, también había 300 parágrafos dedicados al ejercicio de la medicina. Este código se encuentra en el Museo del Louvre, en París, Francia; mide 2 metros y 25 cm.

Asurbanipal, por su parte, creó la biblioteca que lleva su nombre, la misma consta de unos 20 mil ladrillos de barro, de los cuales, alrededor de mil tratan sobre medicina. Desde estos vestigios nacen la organización y registro del estudio y las producciones intelectuales.

La medicina en el Código de Hammurabí

Además de normas y reglas que rigen el ejercicio de la medicina, en el código también establecen los honorarios médicos, castigos y sanciones por mala praxis. El castigo o sanción por la muerte de un enfermo era la amputación de las manos del médico. Los honorarios dependían del tipo de operación o cura, así como de la clase social del paciente.

Si un médico cura hueso fracturado de un hombre o cura víscera enferma, el enfermo le pagará cinco siclos de plata. Si se trata de un liberto, este pagará tres siclos de plata. Si se trata de un esclavo, el amo del esclavo dará al médico dos siclos de plata”. Este es uno de los párrafos del código de Hammurabí.

Trajes o vestimenta

Los hallazgos de arqueólogos y antropólogos, nos han dejado ver que las vestimentas más antiguas usadas hace millones de años, fueron las pieles, los cueros de animales, hojas o pasturas, que ataban al cuerpo como protección ante los elementos de la naturaleza. Se descubrieron también agujas de coser muy antiguas, en Rusia, año 1988, las cuales datan de hace unos 30 mil años a.C.

En Mesopotamia, se utilizaban tejidos bordados, tanto los sirios como los persas. El pueblo persa, ubicados en la meseta de Irán (hoy día), eran guerreros por excelencia, para estudiar los trajes que ellos utilizaban se tomaron las ruinas de la ciudad de Persépolis, lugar donde se encontraba el palacio de Ciro El Grande.

El traje real utilizado, “kandys”, era una túnica que iba recubierta por otra, adornada con figuras bordadas, conocidas como “Kaunace”. Este nombre se le daba a una rica tela de flecos colgantes, de gran grosor. El Kandys tenía grandes mangas con pliegues a nivel de los codos.

Traje soldado persa: era una túnica de forma rectangular, con mangas largas y estrechas, acompañada de un pantalón largo (anaxirides). El tocado del soldado era un casquete.

Arquero Real: se identificaba por una vestimenta con mangas largas, anchas y plegadas, además de que tenían un rico bordado.

Al calzado se le llamaba “Kroumir” y consistía en un botín corto, a nivel del tobillo, de cuero y una lengüeta que cubría el empeine. Se fijaba mediante broches bordados en forma de media luna.

Historia arqueológica de Mesopotamia

La primera excavación arqueológica real, fue promovida por el cónsul francés en Mosul, Paul Émile Botta, la que se realizó en el área de Tell Kujunjik, cerca de la ciudad de Nínive. No fue relevante, pero al trasladar la excavación aparecieron unos bajorrelieves asirios, que constituyeron el primer hallazgo histórico de la civilización mesopotámica, de la que sólo se conocía su existencia, a través de la Biblia. (Ver artículo: Historia de la Biblia)

Se interesaron los ingleses, además de los franceses, en las investigaciones. El inglés Austen Henry Layard, descubrió la valiosa biblioteca de Asurbanipal, mientras que los franceses encontraron el palacio de Sargón II, en Khorsabad, cuyo material, recogido en 235 cajas, se hundió en el Tigris.

Durante la década de 1850, hacia el sur, las ciudades de Uruk, Susa, Ur y Larsa, fueron descubiertas, pero a partir de 1875 fue cuando se hallaron las evidencias de la civilización sumeria. Continuaron apareciendo restos de la civilización, hasta los primeros años del siglo XX. Se incorporaron a las excavaciones, alemanes y estadounidenses, dada la gran importancia de los hallazgos referentes a esa cultura de gran antigüedad.

Entre los valiosos hallazgos en los yacimientos arqueológicos, se encuentra gran abundancia de textos en escritura cuneiforme, sobre tablillas de arcilla cruda, las cuales sobrevivieron al paso del tiempo en forma sorprendente, lo que permitió conocer parte de las primeras evidencias de la historia de la humanidad.

Aportes más importantes de la cultura Mesopotámica

Resumiendo todo lo hablado anteriormente, se puede decir que los inventos o aportes más resaltantes de la cultura mesopotámica fueron:

La escritura cuneiforme.

El arado, la ganadería y la cría de animales.

Construyeron importantes obras de ingeniería para encausar los ríos, protegiéndose de las inundaciones.

Codificaron y establecieron las primeras leyes.

Sistema sexagesimal y división de la circunferencia en 360°.

Importantes descubrimientos astronómicos: esa cultura planteaba la existencia de planetas y sus órbitas, además de predecir algunos eclipses solares que ocurrieron.

El calendario de 12 meses, inventaron la astrología y los 12 signos zodiacales.

Perfeccionaron las utilidades de la rueda, el arco, la flecha, las esferas del reloj.

Escribieron “El poema de la creación” y la “Epopeya de Gilgamés”.

Estos son solo algunos de los importantísimos legados que nos dejó la cultura mesopotámica, considerados sus pueblos como los promotores de la civilización. Se organizaron, crearon sus propias leyes, sus maneras de comunicarse y progresaron social y económicamente. Sus aportes a la medicina también fueron de gran valor y trascendencia para el hombre a través de los tiempos.

Dejar Comentario