≡ Menu

Historia de Italia: gastronomía, arte, cultura, ciudades, y mucho más

Este país en forma de fina bota alta,que se extiende al sur de Europa y se adentra en el Mediterráneo tiene una cultura rica y variada, que se remonta siglos atrás en un continente que ha ejercido gran influencia en el desarrollo de resto del mundo; conoce la Historia de Italia el país del vino, la buena comida y muchas e increíbles anécdotas.

Historia de Italia

Historia de Italia

Italia ubicada en Europa Occidental,posee una superficie de 301225 kilómetros cuadrados, que comprenden grandes islas como Cerdeña y Sicilia, cadenas montañosas importantes como los Alpes al norte y los Apeninos, además de tres volcanes activos: el Vesubio, el Estrómboli y el Etna. Este territorio no formó una nación hasta 1861 y en 1946 el pueblo decidió votar en contra de la monarquía y en favor de la república.

Una parte representativa de la población labora en el campo y el vino constituye un producto importante en la exportación, además también cuenta con depósitos de gas natural y mercurio. En el sector industrial están altamente cualificados en ingeniería, productos fármacos y textiles. El sector automovilístico es reconocido a nivel mundial y muy bien comercializado.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tiene una cultura diversa y hermosos lugares históricos reconocidos por el mundo entero, su capital, la imponente Roma es el centro religioso del catolicismo, encierra la Ciudad del Vaticano. Se construyó sobre las siete colinas del Río Tíber, a 27 kilómetros del Mediterráneo, constituyendo un punto importante de comunicación en el tráfico aéreo, por carretera y de ferrocarriles. Alberga una gran serie de industrias, como las del vidrio, el cemento y de la maquinaria.

Europa Occidental

Historia de Italia

Historia de Italia: Europa Occidental

Como su nombre lo indica, es parte del continente europeo siendo la menor masa continental, sin embargo a diferencia de su tamaño, ha jugado un papel de primera importancia en el desarrollo político, económico, científico y cultural del resto del mundo, en los pasados 2000 años. Alemania, Francia, España, Italia y el Reino Unido son de los países con mayor desarrollo económico en esa región.

Europa Occidental cubre una superficie de 3.868.000 kilómetros cuadrados, cerca del 35 por ciento del área del continente. La mayor parte de los países que la integran son miembros de la Unión Europea. Se puede definir como una entidad política, más que un área geográfica definida,es decir que esta división del continente europeo en dos, se debe más a causas históricas que geográficas; consiste en aquellos países que no forman parte del bloque comunista de la Europa del Este, dos zonas de diferentes ideologías políticas.

Las razones de por qué tan pequeña parte del globo ha ejercido una influencia tan importante son debidas a una combinación de causas climáticas, geográficas y sociológicas. La mayor parte de la Europa Occidental no tiene oscilaciones térmicas extremas. Ello ha contribuido a dulcificar la lucha por la vida, en relación a países donde dominan tiempos calurosos o fríos extremos.

Las tierras por lo demás, son fértiles y, a través de idóneas organizaciones sociales, no fue difícil explotarlas. Esos factores han tenido que ser necesariamente experimentados como gratos para la mayoría de colonizadores procedentes del este, que aprovecharon las oportunidades que esas tierras aportaban.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Emigraron a través de todas esas regiones, se entrelazaron étnicamente y combinaron sus respectivos talentos y habilidades. Así comenzó este proceso que condujo a lo que hoy denominamos civilización occidental y también el impacto que los valores e ideas de este mundo han tenido y tienen sobre todo el planeta.

Historia de Italia

Historia de Italia: Colinas de Toscana

Los conceptos de comunismo, democracia y fascismo nacieron en esta Europa occidental y han afectado las vidas de casi todo el mundo. La curiosidad natural condujo a los recientes descubrimientos científicos y tecnológicos. Mucho de lo que asociamos con el modelo de vida actual, no es sino su resultado.

La influencia de la literatura europea, su música, pintura, escultura y arquitectura, se ha esparcido como resultante de las colonizaciones europeas. Fue un punto de partida para los grandes viajes exploratorios de los siglos XV y XVI, en consecuencia, algunas naciones llegaron a poseer vastos dominios imperiales en América, Asia y África. Las influencias de este continente se extendieron así a tierras y países remotos.

Italia antes de Roma

Los pueblos itálicos comenzaron a desarrollar identidades distintas cerca del año 900 a.C. Aunque los etruscos alcanzaron una temprana prominencia, la riqueza de las culturas itálicas dejó también su marca. Mezclándose con ellas, las colonias griegas prosperaron en el sur, los pueblos celtas llegaban del norte como colonos.  En un último esfuerzo por reafirmar su autonomía contra el imperio Romano, varios grupos formaron una liga a inicios del siglo I a.C, usando el nombre de Italia para su unión y su moneda.

Esos primero italianos hablaban idiomas que descendían del sabélico una lengua madre, que se escribe basándose en los alfabetos griegos, latinos o etruscos. Alguna vez el osco, una rama de esta lengua, fue más hablada que el latín.Obviamente los objetos hallados nos dicen muchos de sus creadores, pero los cientos de palabras  toscas y de otras lenguas que sobreviven en las inscripciones nos dicen más, porque reflejan las voces de los hombres y las mujeres que las pronunciaron.

Era una costumbre romana adoptar un nombre y un apellido y se cree que provino del grupo itálico conocido como  sabinos.  El combate de Gladiadores era un juego que primeramente fue un ritual fúnebre originado con los etruscos y adoptado por los romanos para el entretenimiento de las masas. El mismo nombre de Italia se deriva de una antigua palabra en sabélico que en su origen designaba sólo la punta meridional de la península.

Historia de Italia

El regionalismo italiano, que aún es muy fuerte en esta nación, surgió por las diferencias entre los diversos grupos que constituyen las raíces culturales de Italia.

Llegado el siglo IV a.C, muchos de los pueblos itálicos habían comenzado a sucumbir ante las presiones expansionistas ejercidas por los romanos y las rutas de comercio  empezaron a dirigirse hacia el occidente, a Roma. Pero los samnitas que vivían entre los valles de las elevadas y escarpadas tierras en las remotos Abruzos y Molise resistieron. Sin embargo la necesidad de espacio para los rebaños de ovejas y las tierras fértiles que limitaban con el Mar Tirreno les hizo expandirse acercándose a  Roma de manera muy peligrosa.

A esta altura la lucha por el dominio de Italia central era entre romanos y samnitas. Todos los pueblos itálicos eran hábiles para la lucha, pero los hombres samnitas eran en su época muy famosos por ser aguerridos y decididos, preferible morir antes que rendirse. Eran tan poderosos que conquistaron ciudades como Pompeya en el siglo IV a.C. La infraestructura de esta ciudad fue creada por los etruscos y reconstruidas por los samnitas, que se acostumbraron a vivir en el sistema citadino.

Historia de italia

Historia de Italia

Era un pueblo astuto y valiente, y se necesitaron tres Guerras Samnitas que abarcaron desde el 343 hasta el 290 a.C, un total de 53 años, para que el imperio romano pudiera vencerlos. Utilizaban la formación de ajedrez en los combates, que era la mejor en terrenos montañosos; sus armas eran espadas cortas, escudos circulares y lanzas. Características que adoptaron los romanos tras los desastrosos primeros combates.

Ambos lados vivieron, una generación tras otra, terribles y crueles batallas, alianzas y negociaciones temporales, hasta que en el 295 a.C los samnitas decidieron librar una última gran batalla por su independencia total.

Historia de Italia

Historia de Italia: Samnitas

Organizaron una liga de facciones rebeldes, que incluyen galos, etruscos, umbros y algunos grupos menores; enfrentaron a los romanos en el campo de Sentinum. Gracias a la astucia de los ejércitos romanos que desviaron a los umbros y etruscos antes de llegar a la batalla, quizás no hubiesen salido victoriosos. Tito Livio relata una masacre, 8700 bajas romanas y 25000 de los opositores, quedando la provincia bajo el control de Roma.

Debido a que los samnitas no construían ciudades propias, sino que conquistaban las de otros, no existen ciudades samnitas en su totalidad, pero si encuentras recintos de piedra maciza en laderas sumamente empinadas, que servían de refugio para los clanes en tiempos de luchas. Muchas de estas fueron cubiertas por los bosques y la maleza, y solo ahora están siendo exploradas representando una fuente inagotable de información.

Historia de Italia

Historia de Italia: santuario Pietrabbondante Molise

La mayor muestra  de lo que fue la vida de los samnitas se halló en Pietrabbondante, un templo y teatro del que desconocen sus nombres, pues los romanos destruyeron cualquier referencia a los mismos., pero  se sabe que era un sitio de reunión, donde se escogían jefes y senadores, además de ofrecer sacrificios.

Historia de Italia en la Edad Media

La historia está llena de referencias importantes, cada una marcando un acontecimiento puntual en la búsqueda del desarrollo humano, social e industrial que ha llevado al tipo de sociedad que hoy llamamos moderna. Pero el proceso de evolución ha sido muy complejo, en lo que a Italia se refiere, no han faltado enfrentamientos, guerras, regresiones y emergencias de salud a gran escala que han retrasado o, en todo caso, cambiado el camino de evolución de la sociedad.

Cada territorio tiene una historia propia y estas diferencia, además su intento de prevalecer han llevado a la mayoría de estas civilizaciones a las interacciones pacíficas u ofensivas que han marcado la historia, tal como la conocemos hoy. Italia, también ha tenido una trayectoria histórica bastante dinámica e impredecible, especialmente en uno de los períodos más atormentados y prolíficos de la historia, desde el punto de vista científico, cultural y social: la Edad Media.

Historia de Italia

Historia de Italia:

La Edad Media fue un período histórico muy complejo cuyo comienzo coincidió con la caída del Imperio Romano de Occidente 476 d. C. Se puede fechar aproximadamente al descubrimiento de América en 1492. Esta era se divide en la Alta Edad Media del 5° al 11° siglo, y las Últimas Edades Medias del 11° al 15° siglos. El término aparecerá, sin embargo, solo en el siglo XV, y literalmente significa “edad media”, indicando un período de grandes agitaciones históricas, políticas y sociales, en oposición a la cultura clásica del Renacimiento.

La Alta Edad Media, el período de los reinados romanos-bárbaros comenzó en gran parte de la Italia feudal, primero con el Eruli de Odoacre, y luego con los ostrogodos de Teodorico, mientras que en el sur había que enfrentar la invasión de los árabes.

En 535 d. C. a comienza la guerra gótica, entre el Imperio Romano de Oriente por Justiniano, que quería reconquistar Italia. Con el general Narsete, sin embargo, Italia pasa a manos de Justiniano. Con la invasión de los lombardos, la península se dividió en dos reinos, uno controlado por este último y el otro organizado en exarcado ( jurisdicción territorial gobernado por un exarca con gran autoridad política y militar).

La Baja Edad Media se desencadenó la llamada “lucha de investidura” de los obispos.  La lucha entre estos los poderes  de la iglesia tuvo lugar durante muchos años, lo que condujo al florecimiento de nuevas órdenes religiosas, hasta el concordato de Worms en 1122. 

Italia Medieval

En el tiempo que siguió al final del Imperio Romano de Occidente conocido popularmente como la Edad Media, Italia enfrentó grandes dificultades debido a las luchas políticas y militares entre los bizantinos, los lombardos y los francos, junto con un visible colapso del comercio mediterráneo.

Las ciudades de la Italia medieval temprana consistían en casas básicas, en los jardines de los cuales los habitantes de las ciudades cultivarían sus propios alimentos. Sin embargo, a medida que avanzaba la Edad Media, Italia emergió como un jugador clave en el nuevo florecimiento de la civilización en toda Europa. Los siglos que cubren este período, entre la Edad Media y el Renacimiento, se conocen como la Alta Edad Media y retratan la imagen por excelencia de la Italia medieval.

En el siglo XI, el comercio aumentó gradualmente en los mares, donde las cuatro ciudades de Amalfi, Pisa, Génova y Venecia se convirtieron en importantes polos comerciales. La autoridad papal aumentó y comenzaron las diatribas sobre el poder entre la Santa Sede y el Emperador.

Historia de Italia

Historia de Italia: Castillo medieval, Cancellara, Potenza

Durante el siglo XI, las posesiones lombardas y bizantinas en el sur de Italia fueron tomadas por los normandos, que llegaron a la zona como mercenarios contratados. A pesar de haber sido contratados por los gobernantes bizantinos y lombardos, finalmente decidieron tomar la tierra por sí mismos. La conquista normanda del sur de Italia concluyó cerca de seiscientos años de dominio lombardo y bizantino sobre el área, y también marcó el final del gobierno de una serie de ciudades independientes.

Los normandos pusieron sus miras en la Sicilia musulmana y comenzaron la reconquista cristiana de la isla gracias a la acción de Robert Guiscard y su hermano Roger, que obtuvieron el poder sobre Messina. La conquista de Sicilia fue larga y difícil, y solo terminaría hasta bien entrado el siglo XII.

El siglo XII vio a los normandos continuar sus conquistas bajo líderes poderosos como Roger I y Roger II de Sicilia. Fue Roger II quien consolidó todos los territorios normandos en el nuevo Reino de Sicilia, con él mismo como su primer rey, asunción que no fue aprobada ni por el Papa ni por la población local.  Con la muerte del Santo Padre, el rey ayudó a elegir a un antipapa que, a cambio, lo coronó rey de Sicilia en 1130.

Historia de Italia

Historia de Italia: Roger II de Sicilia

Poco después, el papa oficial, respaldado por los ejércitos imperiales, comenzó una campaña para conquistar el sur de Italia. Después de una serie de batallas sangrientas, los normandos finalmente fueron aceptados como los gobernantes del sur de Italia por el Papa Inocencio II.

Después de la muerte de Roger II, el emperador Manuel I Comnenos intentó recuperar las tierras tomadas por los normandos en 1155. Los generales Michael Palaeogus y John Doukas, junto con un ejército bizantino y una considerable cantidad de oro, atacaron Apulia tratando de aprovechar la inestabilidad del nuevo rey no probado, William.

Durante el siglo XII, las ciudades italianas pertenecientes al Sacro Imperio Romano hicieron un esfuerzo colectivo para obtener su independencia. Su éxito final fue establecer el panorama político del norte de Italia hasta el siglo XIX. Estas luchas fueron financiadas por el Imperio Bizantino, que deseaba terminar con la dominación alemana en la península.

Historia de Italia

Historia de Italia: Manuel I Comneno y su esposa

Durante el siglo XIII, muchas partes de Europa estaban experimentando un buen crecimiento económico. Las rutas comerciales, tanto terrestres como marítimas, conectaban los puertos mediterráneos de Italia con la Liga Hanseática de Alemania y otras redes comerciales en Europa.

Durante este período, las ciudades-estado de Italia se expandieron y crecieron ampliamente en términos de poder, hasta el punto de eventualmente volverse completamente independientes del Sacro Imperio Romano. Aparte de Nápoles, todas las demás ciudades-estado habían logrado mantenerse independientes del poder extranjero. Fue en este período que se desarrollaron nuevas infraestructuras y métodos de comercio, junto con instituciones y conceptos fundamentales de la vida moderna, como los bancos y los mercados de cambio.

Durante el siglo XIV, Italia experimentó una serie de catástrofes naturales, causando que la economía experimentara un retroceso. Esto, de hecho, sucedió un poco en todas partes en Europa. Los geólogos llamaron a este período la Pequeña Edad de Hielo: causó una profunda inestabilidad climática que tuvo como consecuencia una disminución severa de la producción agrícola y un aumento de las epidemias y la hambruna.

La guerra entre Francia e Inglaterra interrumpió el comercio en muchas partes de Europa noroccidental. Sin embargo, el evento más devastador de todos fue la infame Muerte Negra, la peste bubónica, que diezmó a la población italiana y europea en general.

Municipios libres

El comercio y la artesanía florecen,creándose una nueva clase media, que contrasta con las instituciones feudales. Muchas ciudades, incluidas Siena y Milán, deciden no someterse más al poder imperial, formando las “comunas libres”, gobernadas por un alcalde por encima de las partes. Así es como nacen los gremios, con el objetivo de proteger a los trabajadores que pertenecen a la misma rama profesional, y hay una floreciente actividad cultural.

En este momento de grandes cambios, en 1152, fue coronado emperador del emperador Federico Barbarroja, cuyos planes eran para traer de vuelta común a antiguos feudos, y reunir a todos los territorios de nuevo bajo el poder del imperio. Los Estados nacionales estuvieron marcados por luchas de hegemonía, como la que se produjo entre el Ducado de Milán y las Repúblicas de Venecia y Florencia, que terminó con la paz de Lodi. A partir de aquí comienza un período de paz y estabilidad de los arreglos políticos, que abrirá las puertas al Renacimiento italiano. (Ver Artículo: Historia de la monarquía)

 División Territorial de Italia

En Italia existen  una  subdivisión administrativa en  20 regiones, 5 con estado especial debido a diferentes causas étnicas, históricas y geográficas, 100 provincias y más de 8000 municipios.

Historia de Italia

Historia de Italia: División territorial

Estas áreas geopolíticas son:

  • Noroccidental : la forman Liguria, Lombardía, Piamonte y Valle de Aosta.
  • Nororiental: la conforman Emilia-Romana, Friuli Venecia Julia, Trentino-Alto Adigio y Véneto.
  • Central: conformada por Abruzzos, Lacio, Marcas, Toscana, Umbría.
  • Meridional:conformada por Puglia, Basilicata, Calabria, Campania y Molise.
  • Insular: formada por Cerdeña y Sicilia.

Órganos principales del estado

-Presidente de la República: Representa el estado nacional, es defensor y vigilante de la Constitución y es elegido por el Parlamento, el cargo dura siete años.

-Parlamento: tiene una función legislativa, está compuesto por la Cámara de Diputados con 630 diputados y el Senado de la República, con 315 senadores. Es elegido por los ciudadanos cada 5 años.

-Gobierno: tiene la función ejecutiva de las Leyes del Estado. El Presidente de la República nombra al Presidente del Consejo de Ministros y, a propuesta de este, los ministros. El Gobierno una vez escogido necesita la aprobación de las dos ramas del parlamento.

-Administración pública: dentro de las Regiones, las Provincias y los Municipios, tiene la función administrativa.

-El Poder Judicial: Se compone de jueces, que tienen la tarea de juzgar a los que no hacen respetar las leyes.

-El Tribunal Constitucional: tiene la función de controlar el cumplimiento de la Constitución, ademas de las leyes y los juicios.

Historia de Italia

Historia de Italia

Órganos periféricos

El Prefecto: Es nominado por el gobierno, representando a este último en la provincia. Este debe implementar las directivas y es principalmente responsable de mantener el orden y la seguridad pública.

El Alcalde:  funcionario del Gobierno encargado de la administración política del municipio.

Otros cuerpos gubernamentales

Cuestor o Magistrado: que se encargaba de la administración del erario público y de los impuestos. 

Supervisor de estudios.

Supervisor de obras públicas.

Superintendente del patrimonio artístico y arquitectónico.

Departamentos de ingresos regionales.

Comandos militares.

Los Órganos políticos de las Regiones

El consejo regional: es el cuerpo legislativo de la región, es elegido por los ciudadanos cada 5 años.

La junta: es el cuerpo ejecutivo, el “gobierno” de la región. La junta está compuesta por los consejeros.

El presidente de la junta: elegido por los ciudadanos y representa la región. Dirige las funciones administrativas y coordina el trabajo de los evaluadores. En cada capital regional hay un comisionado del gobierno que verifica que las leyes regionales no sean opuestas a las leyes del estado.

Historia de Italia

Historia de Italia

Órganos de la Provincia

– Consejo provincial: la duración del cargo es de 5 años. Realiza la función de dirección y control.

– Junta: es el “gobierno” de la Provincia. Está compuesto por los concejales y el presidente del consejo.

Cuerpos del municipio

Ayuntamiento: elegido por 5 años. Es el “parlamento” de la Municipalidad. Emite actos de dirección y control.

Junta: elegido por el Consejo. Es el “gobierno” del municipio. Está compuesto por el alcalde y los concejales.

Alcalde: elegido por los ciudadanos, tiene grandes responsabilidades tanto en lo que respecta a la actividad administrativa de la comunidad, la seguridad, salud e higiene pública,también la  supervisión y adopción de medidas urgentes. Realiza actividades y tareas como funcionario del gobierno y autoridad de seguridad pública local cuando se encuentra en un municipio donde no hay estación de policía

Historia de Italia

Historia de Italia: Ayuntamiento

La bandera de Italia

La bandera tricolor italiana como bandera nacional nació en Reggio Emilia el 7 de enero de 1797, cuando El Parlamento de la República de Cispadana (estado ayudante de la Primera República Francesa, abarca entre 1796 y 1797 estaba situada en el norte de Italia) a propuesta del diputado Giuseppe Compagnoni, decreta “que el Estandarte o Bandera Cispadana de Tres Colores Verde, Blanco y Rojo es universal.

En las cruzada con los victoriosos ejércitos napoleónicos, en Italia de 1796 , muchas repúblicas de inspiración jacobina que habían suplantado a los antiguos Estados absolutos adoptaron casi todas, con alguna variaciones de color, banderas caracterizadas por tres bandas de igual tamaño, ciertamente  inspiradas en el modelo francés de 1790.

Historia de Italia

Historia de Italia: Bandera

Los departamentos militares “italianos”, organizados en su momento para apoyar al ejército de Bonaparte, tenían estandartes del mismo estilo. En particular, los de la Legión Lombarda que presentaron, de hecho, los colores blanco, rojo y verde, fuertemente enraizados en el patrimonio colectivo de esa región: el blanco y el rojo aparecieron en el antiguo escudo municipal de Milán, una cruz roja, en el campo blanco, mientras que los verdes eran, desde 1782,  los uniformes de la Guardia Cívica milanesa.

Los mismos colores, entonces, también fueron adoptados en los estandartes de la Legión italiana, que reunió a los soldados de las tierras de Emilia y Romana, y esta fue probablemente la razón que empujó a la República Cispadana para confirmarlos en su propia bandera. En el centro de la banda blanca, el emblema de la República, una aljaba que contiene cuatro flechas, rodeada por una corona de laurel y adornada con un trofeo de armas.

La época Napoleónica

La primera campaña en Italia, que dirigió Napoleón entre 1796 y 1799, borró el antiguo sistema de estados en el que se dividió la península. En su lugar hay numerosas repúblicas jacobinas, claramente democráticas: la República de Liguria, la República Romana, la República Partenopea, la República Anconitana.

La mayoría no sobrevivió a la contraofensiva austro-rusa de 1799, otros se fusionaron, después de la segunda campaña de Italia, en el Reino Itálico, que duraría hasta 1814. Sin embargo, representan la primera expresión de esos ideales de independencia que alimentaron el Resurgimiento. Y fue en esos años que la bandera ya no se sentía como un signo dinástico o militar, sino como un símbolo del pueblo, de las libertades conquistadas y, por lo tanto, de la nación misma.

Historia de Italia

Historia de Italia: 1º Campaña de Italia

El Resurgimiento

En las tres décadas que siguieron al Congreso de Viena, la bandera tricolor fue sofocada por la Restauración, pero continuó siendo levantada, como un emblema de libertad, en las revueltas de 1831, de Mazzini, en la empresa desesperada de los hermanos Bandiera, en los levantamientos en el Iglesia.

En todas partes en Italia, blanco, rojo y verde expresan una esperanza común, que enciende el entusiasmo e inspira a los poetas: “Recoge una sola bandera, una pluma”, escribe, en 1847, Goffredo Mameli en su Canción de los italianos.

Y cuando la temporada del 48 y la concesión de las Constituciones se abrieron, esa bandera se convirtió en el símbolo de una rebelión nacional, de Milán a Venecia, de Roma a Palermo. El 23 de marzo de 1848, Carlo Alberto dirigió la famosa proclama al pueblo de Lombardo Veneto anunciando la primera guerra de independencia y llamando a demostrar el sentimiento y unión italiana utilizando la bandera tricolor.

De la unidad a nuestros días

El 17 de marzo de 1861 se proclamó el Reino de Italia y su bandera siguió siendo, por costumbre, la de la primera guerra de independencia. Pero la falta de una ley especial en este sentido, emitida solo para estándares militares,  condujo a la creación de pancartas de una forma diferente a la original, a menudo incluso arbitraria. Sólo en 1925 fueron los modelos de la bandera nacional y la bandera del estado definidos por la ley. Este último, le habrían agregado al emblema la corona real. para ser utilizado en las residencias de los soberanos, en las oficinas parlamentarias, en las representaciones y en las oficinas diplomáticas, 

Después del nacimiento de la República un decreto legislativo presidencial de 19 de junio de 1946 estableció la forma provisional de la nueva bandera, confirmada por la Asamblea Constituyente en la sesión del 24 de marzo de 1947 e insertada en el Artículo 12 de la Carta Constitucional Italiana: “La bandera de la república es el tricolor italiano: verde, blanco y rojo, de bandas verticales de igual tamaño”. (Ver Artículo: Historia de la democracia)

Historia de Italia

Historia de Italia: Bandera

 Himno de Italia y sus autores

El himno nacional de Italia fue escrito por Goffredo Mameli en el otoño de 1847, pero solo se convirtió en el himno nacional se convierte por ley en el himno nacional italiano el 15 de noviembre de 2017, a pesar de estar en uso durante más de 70 años. De hecho, fue un decreto firmado por Alcide De Gasperi en 1946 que autorizó su uso, aunque solo provisional, en las ceremonias militares italianas.

Himno de Mameli también conocido como los Hermanos de Italia, en realidad tenía como título original: “Il canto degli Italiani”. Fue compuesto por Goffredo Mameli y la música original de Michele Novaro.

Historia de Italia

Historia de Italia: Michele Novaro

El período histórico es el de la unificación de Italia, cuando los jóvenes nacidos en esa tierra sienten la necesidad de unir sus fuerzas para unir a Italia. Entre estos  jóvenes también están Mameli y Novaro, que componen el Himno para apoyar la causa a la que están dedicados con pasión y ardor, causa que al joven Mameli también le cuesta la vida. 

Mameli era un republicano nacido en Génova en 1827 que se unió a la guerra con Garibaldi para luchar contra las tropas francesas. Los franceses, en ese momento, apoyaban al estado católico en Roma. Goffredo murió 2 años después de escribir el Himno Nacional Italiano. Tenía solo 22 años y su muerte fue causada por una infección, debido a una herida de guerra. Sus restos se guardan en el Mausoleo del Janículo.

Historia de Italia

Historia de Italia: Goffredo Mameli

 Il Canto degli Italiani.

Fratelli d’Italia,

l’Italia s’è desta,

dell’elmo di Scipio

s’è cinta la testa.

Dov’è la Vittoria?
Le porga la chioma,
ché schiava di Roma
Iddio la creò.
CORO:
Stringiamci a coorte,

siam pronti alla morte.

Siam pronti alla morte,

l’Italia chiamò.

Stringiamci a coorte,

siam pronti alla morte.

Siam pronti alla morte,

l’Italia chiamò, sì!

Noi fummo da secoli
calpesti, derisi,

perché non siam popolo,

perché siam divisi.

Raccolgaci un’unica

bandiera, una speme:

di fonderci insieme

già l’ora suonò.

Uniamoci, amiamoci,

l’unione e l’amore

rivelano ai popoli

le vie del Signore.

Giuriamo far libero

il suolo natio:

uniti, per Dio,

chi vincer ci può?

CORO
Dall’Alpi a Sicilia
dovunque è Legnano.
Ogn’uom di Ferruccio,
ha il core, ha la mano.
I bimbi d’Italia
si chiaman Balilla,
il suon d’ogni squilla
i Vespri suonò.
Son giunchi che piegano
le spade vendute:
già l’Aquila d’Austria

le penne ha perdute.

Il sangue d’Italia,

il sangue Polacco,

bevé, col cosacco,

ma il cor le bruciò.

Historia de Italia

Historia de Italia: Il Canto degli Italiani

El canto de los italianos

Hermanos de Italia,

Italia ha despertado,

con el yelmo de Escipión,

se ha cubierto la cabeza.

¿Dónde está la Victoria?

Ofrezca ésta la cabellera,

que esclava de Roma,

Dios la creó.

CORO

Juntémonos en cohorte,

estamos preparados para la muerte.

Estamos preparados para la muerte,

Italia llamó.

Juntémonos en cohorte,

estamos preparados para la muerte.

estamos preparados para la muerte,

Italia llamó, ¡sí!

Desde hace siglos somos

pisoteados, humillados,

Tambien Te Recomiendo Ver...

porque no somos un pueblo,

porque estamos divididos.

Reunamos bajo una única

bandera, una esperanza

de fundirnos en uno,

ya llegó la hora.

Unámonos, amémonos,

la unión y el amor

revelan a los pueblos

los derroteros del Señor.

Juramos liberar

el suelo natal.

Unidos, por Dios:

¿quién nos puede vencer?

CORO

Desde los Alpes hasta Sicilia,

todos los sitios son Legnano

Todo hombre es Ferruccio,

tiene el corazón, tiene la mano.

Los hijos de Italia

se llaman Balilla.

El sonido de las campanas

a las visperas ha llamado.

Son juncos que se doblan

las espadas mercenarias:

Ya el águila austriaca,

ha perdido las plumas.

La sangre de Italia,

la sangre de Polonia,

bebió con el cosaco,

pero el corazón le quemó.

En el himno italiano, se hacen algunas referencias a personajes y costumbres de la historia de este país, entre las que podemos encontrar:

1- “Victoria” era el nombre de la diosa de la victoria.

2- “Ofrécele el cabello”; en referencia a una tradición de cortar el cabello a las mujeres esclavas, piden a la Diosa Victoria que le ofrezca su cabello a Roma, porque por voluntad de los dioses le fue entregada como esclava. 

3- Legnano es el escenario de una famosa batalla en 1176, donde algunas comunidades italianas lucharon por su libertad  contra el emperador Federico Barbarroja. 

4- Ferruccio era un capitán que defendió valientemente a Florencia en 1530  de las tropas de Carlos V.

5- Balilla, era el apodo de Giambattista Perasso, un niño genovés que luchó en 1746, en la revolución popular de Genova contra los austriacos.

6- “Espadas vendidas” el termino es utilizado refiriéndose a los mercenarios italianos comprados por los franceses, para enfrentarse y combatir en contra de los republicanos italianos.

7- “Sangre polaca”  la frase apunta a los austriacos que en conjunto con Rusia invadieron y destruyeron Polonia.

El Coliseo

Historia de Italia

Historia de Italia: El Coliseo

Con los emperadores de la familia Flavia: Vespasiano, Tito y Domiciano, que llenan las tres últimas décadas del siglo I, el arte romano, y de manera muy particular la arquitectura, alcanza uno de sus momentos más gloriosos. El arte imperial consigue su plena independencia alejándose del clasicismo helenístico y marcando su propia personalidad.

De sus construcciones, con que intentaron remediar las barbaridades arquitectónicas de Nerón, se conservan el Arco de Tito, rememorando la conquista de Jerusalén en el año 70 d.C, el anfiteatro de Flavio más conocido como el Coliseo.

Lo comenzó Vespasiano y diez años después lo inauguraba Tito con unos juegos que duraron cien días y que comprendían luchas de gladiadores, combates de fieras y hasta simulacros de batallas navales. Además de sus inmensas proporciones que albergaban a cincuenta mil espectadores sentados y veinte mil de pie, solucionando perfectamente los problemas de acceso, asiento y visibilidad, el Coliseo iba a ser el prototipo permanente de la grandeza y majestad del Imperio Romano.

Historia de Italia

Historia de Italia: El Coliseo

Construido sobre una planta elíptica, con un ámbito máximo de 156 por 188 metros, se elevaba auna altura de 48 metros. Consta de tres pisos de arcos, que incluyen los tres estilos clásicos de dórico, jónico y corintio, en un juego eficaz y hermoso de luz y sombra.

El cuarto piso, ciego, está articulado con pilastras corintias y vanos abiertos alternativos. Desde ahí se alzaban los mástiles que  permitían entoldar el inmenso perímetro de 527 metros. Solo otro monumento se le puede comparar en grandiosidad y en valores arquitectónicos, que la posteridad iba a estudiar y copiar: el Panteón mandado a construir por Adriano. De planta circular, con la misma altura que anchura de 43.20 metros y con una cúpula imponente, el Panteón representó el reto más alto para los arquitectos del Renacimiento.

El Coliseo quedó en parte destruido en el siglo XV, sirviendo de cantera de mármol y otros de materiales de construcción hasta que, para salvarlo de la destrucción total, hubo de intervenir el Papa Benedicto XIV. (Ver Artículo: Historia de Roma)

La primera batalla de gladiadores

La historia del Coliseo comenzó en Roma cuando se escenificó la primera pelea de gladiadores registrada en 264AD. Decimus Junius Brutus Scaeva realizó un combate de gladiadores para honrar la memoria de su difunto padre, que era cónsul llamado D. Junius Brutus Pera. Seis esclavos, seleccionados de entre 22 prisioneros de guerra, fueron elegidos para luchar.

La primera pelea de gladiadores tuvo lugar en el Forum Boarium, un mercado de ganado, situado cerca del Tíber entre las colinas Capitolino, Palatino y Aventino. Como este era el funeral de un aristócrata prominente y se celebró en un espacio público, el evento probablemente atrajera a una gran multitud.

Este primer combate de Gladiadores fue una idea inteligente, ya que también trajo prestigio político al nombre de su familia. Entonces, la historia del combate de gladiadores y, por lo tanto, del Coliseo está relacionada con un funeral.

Historia de Italia

Historia de Italia: Gladiadores

 La religión de los romanos giraba en torno a la adoración de varios dioses y diosas y su creencia en la vida futura. Los romanos creían que los sacrificios humanos en el funeral de la persona muerta apaciguarían a los dioses paganos y garantizarían una entrada satisfactoria en la otra vida. Las costumbres de sacrificar prisioneros en las tumbas de guerreros o aristócratas fueron seguidas por los romanos.

Las ceremonias relacionadas con los muertos duraban nueve días después del funeral, y al final de ese tiempo se realizaba un sacrificio. Los romanos creían que “las almas de los muertos fueron propiciadas por la sangre humana …” La preparación para los ritos funerarios romanos involucraba a los cautivos o esclavos que se compraban, se les entrenaba para matar y luego se les sacrificaba durante los rituales funerarios.

Este ritual funerario, o ceremonia de sacrificio, se llamaba munus, un deber pagado a un antepasado muerto por sus descendientes, con la intención de mantener viva su memoria. En estas ceremonias, los esclavos o sirvientes asistían al funeral vestidos como Plutón o Caronte, que eran los dioses de los muertos.

El dios Charon llevó a los muertos a través del Styx y un asistente, que desempeñaba el papel de Caronte, se llevó simbólicamente los cuerpos de los gladiadores muertos durante las ceremonias religiosas. Este simbolismo fue transferido al Coliseo Romano cuando los gladiadores muertos fueron escoltados por una figura que representaba a Caronte desde la arena. (Ver Artículo: Historia del deporte)

Historia de Italia

La primera pelea de gladiadores fue tan exitosa que los aristócratas romanos y patricios pronto copiaron la idea. Estos juegos funerarios, o munera, se celebraban anualmente o cada cinco años con el fin de mantener viva la memoria del muerto. Los eventos crecieron y se volvieron más elaborados y en el funeral de P. Licinius Crassus, que había sido Pontifex Maximus, lucharon 120 gladiadores y se celebraron juegos funerarios durante tres días; al final del cual se realizó un banquete público en el foro. Prominentes familias romanas compitieron entre sí para producir los mejores juegos.

Lo que comenzó con Decimus Junius Brutus Scaeva organizando tres partidos como juegos funerarios transformados en actuaciones públicas, fueron seguidos por Julio César, a la muerte de su hija Julia, presentando 320 partidos de gladiadores emparejados.

Estos juegos fueron populares entre la ‘mafia’ y  los primeros combates, se llevaban a cabo en pequeñas arenas de madera. La palabra “arena” hace referencia a la gruesa capa de arena en el piso con el propósito de absorber la sangre. Pero a medida que crecía la popularidad de los juegos, se construyeron grandes anfiteatros para albergarlos. Los anfiteatros eran redondos u ovalados. Su diseño se tomó al unir dos teatros de madera de medio círculo (la palabra “amphi” significa “ambos lados”).

Historia de Italia: Anfiteatro de Statilius Taurus.

El anfiteatro más importante, antes del Coliseo, fue el primero construido en piedra en Roma, que se llamó Anfiteatro de Statilius Taurus, el 29 aC, en el Campus Martius, por el cónsul Titus Statilius Taurus en la época del emperador Augusto. Este anfiteatro era bastante pequeño y para aplacar a la plebe, el emperador Nerón construyó un anfiteatro mucho más grande, de madera, llamado Amphitheatrum Neronis en el año 57 a.C. Ambos anfiteatros fueron completamente destruidos en 64 a.C debido al Gran Incendio de Roma. 

El terrible reinado del emperador Nerón y la quema de Roma condujeron a la Guerra Civil. La agitación terminó cuando Vespasiano se convirtió en emperador y fundó la dinastía Flavia, llamada así porque todos los emperadores de la dinastía Flavia llevaban el nombre de Flavio. Después de la muerte de Neron, la moral y la confianza de los ciudadanos romanos estaban en su punto más bajo.

Vespasiano  queria recibir apoyo de la gente y no pasó mucho tiempo antes de que naciera el concepto de una arena de piedra permanente que se conocería como el Coliseo, su idea era demoler el palacio de Nerón y construir una arena permanente diseñada como un enorme anfiteatro para albergar juegos de gladiadores gratuitos y otros entretenimientos para la diversión de la ‘mafia’ y  la plebe. El palacio de Nerón se llamaba Domus Aurea (en latín significa “Casa Dorada”) y era una gran villa porticada. La construcción del ‘Anfiteatro Flavio’ comenzó en el 70, mejor conocido como el Coliseo.

La Torre de Pisa

Insertada en un contexto maravilloso de la piazza dei miracoli o “plaza de los milagros”(patrimonio de la humanidad), se alza la torre de Pisa, que con su inclinación de 4 grados, dando la sensación de que puede ceder en cualquier momento, provoca el interés de miles de turistas curiosos que permanecen fascinados por la singularidad y rareza de uno de los monumentos más bellos del mundo.

La Torre de Pisa, situada en un suelo arcilloso y arenoso, parece haber comenzado a inclinarse desde la construcción del tercer piso, por lo que el trabajo tuvo que ser suspendido y luego reanudado años después, construyendo los pisos posteriores con una curvatura en la dirección opuesta a la pendiente. Se cree que el proyecto original fue de Diotisalvi, que al mismo tiempo también estaba construyendo el Baptisterio.

La construcción continuó hasta su finalización en 1350, alcanzando una altura de aproximadamente 56 metros y un peso de 14.523 toneladas, logrando mantenerla en equilibrio debido a que la vertical que pasa por el centro de gravedad cae dentro de la base de soporte.

Los pisos totales son 8, rodeados por una logia con arcos de medio punto, que reflejan el motivo de la fachada de la catedral y como la torre es el campanario, se colocaron 7 campanas: Assunta (la más grande que pesa 3620 kg), Crucifijo, San Ranieri, Dal Pozzo, Pasquereccia, Terza, Vespruccio. La campana Pasquareccia, la más antigua, originalmente se llamaba Justicia y estaba ubicada en el palacio homónimo y se usaba para advertir sobre la muerte de los traidores.

Historia de la cocina Italiana

En los tiempos antiguos, los etruscos y los primeros romanos comían de la tierra y el mar, usando las presas de la caza silvestre y el pescado como proteína ocasional, mientras que principalmente dependían de los frijoles y los granos antiguos. El farro (un tipo de cereal parecido a la espelta) se utilizaba para elaborar sopas espesas y platos parecidos a las gachas que pueden haber sido los precursores de la polenta moderna, uno de los platos favoritos entre los italianos del norte. Los soldados romanos llevaban su propio suministro individual de farro para sostenerlos en largas marchas.

Durante la Roma Imperial, estos comían mucho como sus primeros ancestros, basando su dieta diaria en frijoles y granos, además de frutas como higos y peces ocasionales del Tíber. Un condimento común era el garum, una salsa de pescado hecha de vísceras de pescado en sal.

Historia de Italia: Factoría de garum

Los romanos aristocráticos se deleitaban en grandes fiestas con carnes a menudo exóticas, vinos dulces y platos aromatizados con miel. Uno de los cocineros más famosos fue Lucullus, quien inspiró el adjetivo “lucullan”, que significa extravagante. Otro famoso romano fue Apicio, acreditado como el autor del primer libro de cocina, que fue compilación de platos romanos. en el siglo IV a.C.

Después de que Roma y la península italiana quedaran bajo la influencia de las tribus del norte, la cocina reflejó los tiempos oscuros. Los platos eran simples, hechos con productos básicos como carnes asadas y cualquier cosa que se pueda cultivar y cosechar cerca de su entorno. En el sur, especialmente en Sicilia, las cosas fueron diferentes, ya que las conquistas árabes introdujeron especias y técnicas del norte de África y Oriente Medio. Su influencia todavía se puede ver hoy: las almendras, los cítricos, los hielos y el “agrodolce” o la combinación de dulce y agrio,  se han convertido en el sello distintivo de la cocina de la isla.

Durante el Renacimiento medieval las ciudades del norte como Florencia, Siena, Milán y Venecia crecieron en poder e influencia, los ricos y cómodos disfrutaron de suntuosos banquetes con platos aromatizados con ajo, miel, nueces y especias exóticas  importadas. Contrariamente a la leyenda, los fideos no fueron introducidos en Italia por Marco Polo, aunque se cree que trajo arroz a la región, que ahora se celebra en el famoso plato de risotto de Italia. (Ver Artículo: La historia de las salsas )

Historia de Italia

Historia de Italia: Risotto

La pasta, según creen algunos historiadores de la alimentación, fue introducida en el sur por los árabes en el siglo VIII. Los exploradores europeos, muchos de ellos marineros italianos, exploraron el Nuevo Mundo y trajeron papas, tomates, maíz, pimientos, café, té, caña de azúcar y especias. Algunos ingredientes, como el maíz y los pimientos, se incorporaron rápidamente al recetario de la comida italiana, pero otros tomaron más tiempo.

El tomate, ahora considerado como un ingrediente italiano por excelencia, no fue utilizado con tanta frecuencia hasta el siglo XIX, pero la polenta (harina de maíz) rápidamente reemplazó al farro en el norte. Las especias también permitieron a los cocineros conservar las carnes, mientras que el azúcar se usó para las frutas y nueces dulces, apodado “dulces”.

Historia de Italia

Historia de Italia: Farro

Una de las embajadoras culinarias más famosas de Italia fue Catherine de Medici, que dejó su Florencia natal para convertirse en reina de Francia en el siglo XVI. Se le atribuye haber llevado la sofisticada cocina de la Italia renacentista a la corte francesa, presentando una larga lista de ingredientes italianos, que incluyen lechuga, trufas, alcachofas y postres helados.

Dos siglos más tarde, Francia y Austria gobernaron partes del norte de Italia y aportaron su influencia culinaria a la cocina regional, especialmente los postres, ahora preferidos como refrigerios a media tarde en muchas ciudades del norte.

En el transcurso de la historia de Italia,  la gente común comía de manera muy diferente a los ricos. Su dieta se centraba en frijoles y granos cultivados localmente, unas pocas verduras y hierbas de cosecha propia o compradas. Toscana, ahora considerada como un lugar para las peregrinaciones culinarias, era conocida desde hacía tiempo como la tierra de los comedores de frijoles. (Ver Artículo:Historia del vino)

Historia de Italia

Historia de Italia

Pero esta tradición italiana de cocinar en temporada y confiar en los ingredientes más frescos, a veces los más simples, es ahora una pasión mundial. Los clásicos ingredientes italianos como el aceite de oliva, el vinagre balsámico, la pasta y las hierbas como la albahaca y el romero son ahora, productos de primera necesidad, incluso el farro, el antiguo grano romano, está causando sensación en el mundo culinario.

La pizza y la pasta pueden ser quizás, la cara mas famosa de la cocina italiana, pero la historia culinaria de este país es mucho más diversa y se refleja en la gran variedad de sus cocinas regionales. Algunos platos e ingredientes tienen sus raíces en las antiguas civilizaciones etruscas y romanas de Italia, mientras que otros fueron traídos de costas distantes por mercaderes y exploradores, pero todos se han fusionado para crear una de las cocinas más deliciosas y elogiadas del mundo.

Historia del Arte Italiano

El arte italiano se caracteriza por cambios que se remontan a varios siglos. Claramente, cada era tiene su propio estilo, y los exponentes nos dejan diversos y muy claros testimonios.

Desde 753 A. C. hasta 476 D. C. La civilización romana, tuvo expresiones artísticas gracias a lo que restaba de los territorios conquistados, sobre todo en la escultura. Sin embargo, al considerarlo desde otro punto de vista, eran símbolos de la victoria conseguida y, por lo tanto, había muy poco de arte. También porque en aquellos días el arte era considerado algo valioso, solo casos excepcionales como eran los  griegos o etruscos. 

Los primeros indicios de arte, en este caso greco-romanos, los comenzamos a ver con la toma de Siracusa ocurrida en el 212 A. C., que condujo a la conquista de Sicilia. Entonces, el desarrollo del arte comenzó desde el primer siglo d.C, en la Era de Augusto, y representaba prestigio político para los gobernantes. (Ver Artículo: Historia de la música)

Historia de Italia

Historia de Italia: Arte

Sus fases prominentes se alcanzaron cuando los comandantes Constantino, Adriano y Teodosio ejercieron como emperadores, con un estilo griego clásico. Existen variadas muestras de arte funerario, donde se destacaron expresiones populares y espontáneas.

En el arte romano, la presencia de la arquitectura es la más importante, de hecho, es fácil de notar los signos de su paso, como el Panteón, el Teatro de Marcelo, el Anfiteatro Flavio o Coliseo, el Circo Máximo y el Ara Pacis. Más allá de esto, sin embargo, también el urbanismo ve un desarrollo, se construyeron puentes y carreteras, como el famoso Puente Milvio, también todas las casas tenían el mismo estilo, es decir, un patio, peristilo y un pórtico que era el punto para llegar a los diversos ambientes. (Ver Artículo: Historia del Teatro en Roma )

Historia de Italia

Historia de Italia

Se diferencian de las villas patricias, porque estas últimas tienen mayor lujo, representado por jardines y muros circundantes. Lo que surge de esta arquitectura romana es, por lo tanto, el estilo arqueado que se puede encontrar en la construcción, independientemente de si eran privadas o públicas.

En la escultura, en cambio podemos decir que se baso en el retrato imperial y burgués.  Las estatuas, representaban un honor y se colocaron en columnas para que el tema fuera inminente y se representara lo más cerca posible de la realidad.

En las diversas muestras de pintura, se  expresan extractos de la vida cotidiana, donde se representan tanto las expresiones faciales como la sensación de movimiento. Otros en cambio describieron las escenas de las ceremonias imperiales o de guerra que los diferentes difuntos habían sufrido en la vida.

Historia de Italia

Historia de Italia

Cuando contemplamos la pintura, como una reliquia histórica, solo se puede ver lo que se encuentra en las casas ubicadas en Pompeya, Estabia y Ercolano, donde se visualizan fondos arquitectónicos que representan pinturas y figuras. Cuando se pintaban paisajes, parecían ser paisajes realistas o incluso las naturalezas muertas, los animales eran objeto de tales pinturas. Finalmente, no faltan escenas de retratos familiares donde hay formas de expresión muy fuertes. (Ver Artículo: Historia del Arte )

Historia de la cerámica en Italia

Historia de Italia

Historia de Italia: Albisola

Italia posee un rico patrimonio cultural, artístico y técnico en el campo de producción de cerámica. Griegos y etruscos dejaron en este territorio espléndidos ejemplos de vasos decorados y, aún hoy, son universalmente conocidos, las de Veneto y Sicilia, los lugares donde se aplica esta técnica por excelencia en el territorio italiano.

En Calabria está la terracota de Seminara, coloreada en verde, amarillo y naranja, con adornos y figuras de flores y animales. En Campania, las decoraciones de cerámica de los artesanos de  Vietri Sul Mare(vietri sobre el mar, declarado patrimonio de la Humanidad). Una tradición técnica y artística de alto nivel, buscada por anticuarios, es el de lugares como Gubbio y Deruta (en Umbría), o Faenza (en Romana), también reconocidas en el extranjero.

Historia de Italia

Historia de Italia: Vietri Sul Mare

En Véneto prevalece el gusto por la cerámica artística del siglo XVIII  hecho de elegantes figuras de damas y caballeros, mientras se adapta, en algunos casos, al tono popular como en Bassano del Grappa. En Liguria, la primacía pertenece a Albisola donde se hacen los muebles menos refinados, pero a la vista muy agradables, pura expresión del arte popular. La lista podría continuar por un largo tiempo, porque cada región italiana conserva sus propios productos y tradiciones, dignos de ser conocidos,admirados y conservados.

La industria italiana de baldosas de cerámica exporta más de 180 países del mundo: con el 38% del comercio internacional de este producto donde Italia cubre la mayor parte. El origen italiano representa un valor añadido importante para baldosas de cerámica, debido a las cualidades estéticas y  técnicas de los productos de este país: esto determina la necesidad de proteger esta ventaja esencial, que representa una ventaja competitiva de las empresas.

Costumbres y tradiciones italianas

En Italia, cada región y ciudad tiene sus tradiciones, costumbres y su cocina típica. Aquí presento un pequeño calendario de fiestas que generalmente celebran en todo el  país. Algunas de estas festividades también se basan en las estaciones y los frutos de la tierra.

La befana

El 6 de enero es el día de la Epifanía, festividad religiosa de los cristianos, se recuerda la adoración de Jesús por los Reyes Magos. En este día todos los niños se despiertan con un calcetín lleno de dulces y carbón traídos durante la noche por la Befana, una vieja bruja que vuela en una escoba para llevar golosinas a los niños buenos y carbón a los malos. (Ver Artículo: Historia de las Brujas )

El Carnaval y los almendros

Febrero es el mes del carnaval, celebración multitudinaria con desfiles de personas disfrazadas y con la producción de gran variedad de dulces diferentes. El carnaval más famoso es el de Venecia, mientras que las más famosas máscaras del carnaval italiano son de Pantalone, Colombina y Arlecchino. En febrero, también florecen los almendros en el sur de Italia.

  • Carnaval de Venecia:

En Venecia, el primer documento en el que el Carnaval se cita oficialmente como festival público es un edicto del Senado de la Serenísima de 1296, pero ya en 1271 tenemos noticias de tiendas de artesanos para la producción de máscaras y manuales sobre técnicas para su construcción.

Es en el siglo XVIII que el Carnaval de Venecia alcanza su máximo esplendor, adquiriendo resonancia internacional. El disfraz es la esencia misma de la fiesta, donde las máscaras y el vestuario se convierten en herramientas indispensables para crear el clima de esta época del año, dedicado a ligereza y la diversión. Las calles y los campos se convierten en un gran escenario donde todo parece ser posible para la garantía del anonimato total.

El Carnaval de Venecia tuvo un momento de inmovilización después de la caída de la República,  por la ocupación temporal de austriacos y franceses. La tradición se conservó en las islas donde se continuó celebrando. Recién a fines de los años setenta del siglo XX algunos ciudadanos y asociaciones cívicas se comprometieron a resucitar el Carnaval que se inauguró en 1979.

Historia de Italia

Historia de Italia: Carnaval de Venecia

Mimosas

Mimosa es el nombre de la flor de la planta de acacia. Esta flor, en Italia, se ha convertido en el símbolo de la fiesta de las mujeres. El 8 de marzo, es una tradición darle a las mujeres una rama de mimosas.

Historia de Italia

Historia de Italia; Mimosas

Semana Santa

La Pascua es una fiesta movible, que generalmente cae en el mes de abril, a menudo a principios de mes. La Semana Santa para los católicos es un festival mucho más importante que la Navidad, y en Italia hay muchas tradiciones relacionadas con la semana santa. El día de Pascua se comen los huevos de chocolate, que contienen una sorpresa en el interior, a menudo es un juego pequeño. El lunes de Pascua se hacen viajes y picnics en el campo, o visitan los museos, que también están abiertos por la noche. Esta es una nueva tradición, desarrollada en los últimos 20 años.(Ver Artículo: Historia del Día de Muertos )

Historia de Italia

Historia de Italia: Pascua

Flores de naranjas

En mayo, los naranjos florecen con su aroma y  es el mes preferido para la primera  comunión, la confirmación (que en Italia se llama “cresima”) y las bodas.

Historia de Italia

Historia de Italia

El Jazmín y la cosecha

En junio comienza la floración del jazmín, también con un aroma muy agradable. En este mes, los italianos recogen el trigo. Este es también el mes del examen de la escuela secundaria, un examen muy difícil que todos los italianos deben presentar antes de que puedan comenzar a estudiar en la universidad.  El 2 de junio es también el Día de la República, creada en 1946, pero no existe ninguna tradición vinculada a esta fiesta.

Historia de Italia

Historia de Italia: Jazmín

La fiesta del Santo Patrón 

Cada región, ciudad y distrito tiene su santo patrón en Italia. La fiesta del santo patrón puede caer en el mes de enero como San Antonio o en el mes de junio como San Juan. Roma tiene dos santos patronos, San Pedro y San Pablo el 29 de junio; Nápoles tiene a San Gennaro  el 19 de septiembre, Milán tiene a San Ambrosio el 7 de diciembre y  Siracusa tiene a Santa Lucía el 13 de diciembre. En este día, las escuelas y las oficinas están cerradas. 

Historia de Italia

Historia de Italia: San Ambrosio

San Lorenzo y Ferragosto

El 10 de agosto es San Lorenzo, en esta noche se pueden ver muchas estrellas fugaces y los italianos van a las montañas o a la playa para expresar sus deseos. Por cada estrella fugaz se expresa un deseo. El 15 de agosto, la Iglesia Católica celebra la ascensión de Nuestra Señora al cielo, este festival coincide con una tradición de la antigua Roma, Feriae Augusti, encargada por el emperador Augusto, para celebrar el final del trabajo en los campos. Durante este día las ciudades están despobladas y casi todos van al mar.

Historia de Italia

Historia de Italia: Ferragosto

La cosecha

En septiembre, las escuelas comienzan, generalmente después de “la cosecha”, lo que significa la vendimia (recolección de las uvas) para hacer vino.

Historia de Italia

Historia de Italia: la vendemmia

Castañas y cosecha de aceitunas

En octubre, se recogen las aceitunas para producir el aceite que también se usan para conservar las verduras durante el invierno. En este mes es posible sentir el olor a “castañas asadas”, preparadas y vendidas en las calles.

Todos los Santos

En noviembre se celebra a “Todos los Santos”. A principios de mes visitan los cementerios para llevar  flores de crisantemo a los muertos. (Ver Artículo: Historia de la Santería)

Navidad, el zampone y los calzoncillos rojos

Historia de Italia

Historia de Italia: Zampone con lentejas

 En Italia, celebran la Navidad en la noche del día 24 con una cena que reúne a los familiares. Abren regalos antes de la misa de medianoche y el día de Navidad tienen un gran almuerzo con toda la familia.  En la última noche del año, víspera de Año Nuevo, se realiza una gran cena, tradicionalmente usan ropa interior roja. Un plato que casi nunca falla durante la cena, es el zampone (cotechino) con lentejas. Según la tradición, cada lenteja que se come es un centavo ganado en el nuevo año.

Las ciudades más importantes de Italia

Italia es una península con una extensión de 301.338 km² (incluidas las áreas insulares) con una población de aproximadamente 60,5 millones de habitantes, las bellezas de las ciudades italianas son famosas en todo el mundo, como Positano que es el destino turístico más importante de la Costa Amalfitana destacando por su arquitectura árabe , Siena en la Toscana, pequeña pero famosa por su cultura, tradiciones y patrimonio; Turin considerada “la cuna de Italia” con una historia cultural y economica relevante para este país; la ciudad costera de Genova, capital de la región de Liguria muy importante a nivel comercial. Es una larga lista e aquí algunas de las mas visitadas:

Florencia

Se cree que en la antigüedad el área del Valle del Arno, hoy Florencia, estaba habitada por las tribus neolíticas de los ligures, procedentes del norte de Italia. Los orígenes de los etruscos siguen siendo muy misteriosos, dado que constituyeron un primer asentamiento cerca de Fiesole alrededor del siglo IX a.C

Alrededor del año 59 a. C., cuando César se convirtió en cónsul en Roma, fundó una guarnición para veteranos de guerra en el Arno, llamándola Florentia (“la floreciente”), cuya construcción muy probablemente ocurrió a partir del 30 ° C. Florentia se encontraba cerca de un cruce estratégico del río y su diseño reflejaba en todos los aspectos el prototipo de la ciudad romana.

Historia de Italia

Historia de Italia: Loggia dei Lanzi- Florencia

La primera revolución urbana real se produjo durante el reinado de Adriano, siglo II, que le dio a la ciudad un establecimiento termal y el anfiteatro. Bajo Diocleciano, a fines del siglo III, Florentia se convirtió en la capital de la Real Tuscia y Umbría. Poco después, Italia y el Imperio Romano de Occidente se encontraron frente a varias invasiones bárbaras que culminaron con la coronación del rey ostrogodo Teodorico en 493. Después de lo cual los Longobarids tomaron el control de la mayor parte del norte de Italia, incluida Florencia.

Durante el siglo XV una gran influencia en Florencia tuvo la familia de Giovanni Bicci dei Medici. Cuando en 1429, el hijo mayor, Cosimo de Medici permaneció al frente de Florencia durante más de treinta años, aumentando el poder y la prosperidad de la ciudad. Hasta su muerte en 1464, la ciudad experimentó momentos de paz y prosperidad, llegó a unos 70,000 habitantes.

Florencia es una ciudad que ha mantenido inalterable su encanto y esplendor del pasado. Así es como se presenta la capital de Toscana, una ciudad encantadora, que nunca deja de sorprender, con sus obras maestras de arte, el mármol de las iglesias y las arquitecturas que recuerdan su grandeza y el papel desempeñado en el desarrollo de la cultura y el arte del Renacimiento.

Historia de Italia

Historia de Italia: Piazza del Duomo

El corazón de Florencia es la Piazza del Duomo (Plaza de la Catedral), con el complejo monumental de la Basílica de Santa Maria del Fiore, coronado por la majestuosa cúpula de Brunelleschi, el Baptisterio de San Giovanni, magnífico ejemplo del románico florentino, el campanario de Giotto, una obra maestra del Arquitectura gótica florentina.
Detrás del Duomo se encuentra el Museo dell’Opera di Santa Maria del Fiore, donde se puede admirar una preciosa colección de obras de la Catedral, el Baptisterio y el campanario.

Piazza della Signoria es el centro histórico de la vida cívica y alberga la Loggia dei Lanzi o  Loggia della Signoria del siglo XIV, la Fuente de Neptuno y el Palazzo della Signoria o Palazzo Vecchio, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, frente al cual se encuentran algunas estatuas famosas, incluyendo una copia del famoso David de Miguel Ángel.

Historia de Italia

Historia de Italia: Piazzale Michelangelo

Junto a la plaza se encuentra la majestuosa Galería de los Uffizi, que alberga uno de los museos más importantes del mundo, que incluye obras de Botticelli, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y muchos otros grandes artistas. El Corredor Vasari, diseñado por Vasari a mediados del siglo XVI, conecta la estructura con el Palazzo Vecchio y el Palazzo Pitti.

Entre Piazza del Duomo y Piazza della Signoria hay tesoros arquitectónicos como la Iglesia de Orsanmichele y el Palazzo del Bargello del siglo XIII, ahora Museo Nacional, uno de los más importantes del mundo para la escultura del siglo XV-XVI.

A través del antiguo y evocador Ponte Vecchio, se llega al barrio de Oltrarno, donde se encuentra la pintoresca plaza dominada por el Palazzo Pitti, el imponente y magnífico palacio que fue la residencia de los Medici, con maravillosos parques y los jardines de Boboli, un espléndido ejemplo de jardín italiano, y situada en la meseta al sur del río Arnola, la Piazzale Michelangelo, un destino favorito para los turistas por la maravillosa vista de Florencia y las colinas circundantes, la Iglesia de San Miniato al Monte, uno de los mejores ejemplos del románico florentino.

Milan

Milán es la segunda ciudad italiana por población con 1,33 millones de habitantes. Se considera la capital económica del país, un centro comercial para el sector de la moda y el diseño industrial. Milán y París compiten por el título de capital europea de la moda. Esto la convierte en la ciudad más importante de Italia desde el punto de vista económico. Con motivo de la semana de la moda, la ciudad está llena de diseñadores de renombre, modelos, personajes del mundo del espectáculo y paparazzi.

Es la única ciudad italiana global, y  una de las metrópolis del mundo. Aunque Milán no es la ciudad con más habitantes en Italia, es grande, animada y  su región, Lombardía, es con mucho la más poblada.

Historia de Italia

Historia de Italia: Milan

Su territorio se extiende en el tramo del valle superior del Po e incluye el río Ticino al oeste y Adda al este. Es un territorio caracterizado por el “curso de agua”: ríos y canales lo cruzan y otras veces bordean sus límites, desde los ríos Lambro y Olono, numerosos canales, hasta el Navigli  milanes,  que constituían antiguas vías de comunicación entre los principales canales.

En la zona de Milán hay seis parques regionales: Parco Adda Nord, Parco Agricolo, Milán Sur, Parco delle Groane, Parco Nord Milano, Parco del Valle del Lambro y el Parque Lombardo del Valle del Ticino.

Verona

Historia de Italia

Historia de Italia: Verona

La ciudad con el balcón más famoso del mundo, es una de las ciudades más bellas de Italia. La UNESCO lo ha declarado Patrimonio de la Humanidad debido a su estructura y arquitectura urbanas. Verona es un lugar donde se integran armónicamente elementos artísticos de la más alta calidad pertenecientes a diferentes períodos históricos.

Fundada en el siglo I a. C., gracias a su ubicación geográfica, en la época romana era un centro urbano del que aún hoy existen magníficas huellas, desde la Arena hasta el Teatro Romano, del Arco dei Gavi a Porta Borsari y la zona arqueológica de Porta Leoni. Invadida y ocupada durante mucho tiempo por los bárbaros, la ciudad experimentó su período de máximo esplendor bajo la dinastía Scaliger (siglos XIII – XIV).

Es la ciudad de muchas caras, cuya historia es un poco el resumen de la historia de Italia, como lo demuestran las obras de la época romana, las calles medievales y los palacios renacentistas, la Verona de la era de los Municipios, la Verona de la dominación francesa y  de la dominación austriaca, y luego la italiana del Resurgimento, naturalmente. 

Historia de Italia

Historia de Italia

En Verona, los edificios cuentan historias de riqueza y poder. En la Piazza dei Signori, dominada por la torre Lamberti, se encuentra la galería de la galería del ayuntamiento, donde la vida política tuvo lugar en el siglo XVI, mientras que el palacio de Cansignorio y el Palazzo del Comune (o della Ragione) fueron la sede del poder militar y judicial y administrativo.

No muy lejos, el Arche Scaligere (cinco monumentos funerarios edificados por la familia Scaligeri o Della Scala) en la plaza homónima, se encuentra entre las vistas más evocadoras de la ciudad, con las monumentales tumbas de los señores de Verona. Las iglesias de Verona también son espectaculares, entre las más importantes: el gótico de Santa Anastasia, San Fermo Maggiore, formado por dos edificios superpuestos, y el Renacimiento San Giorgio en Braida.

La Verona de Shakespeare, la ciudad de los enamorados, se convirtió en un mito en todo el mundo, gracias a los lugares donde la historia de los dos desafortunados amantes: Romeo y Julieta, se desarrolla. Una historia dicen las voces populares, fue escrita por el vicentino Luigi da Porto en el siglo XVI y que circuló por toda Europa hasta que, en Inglaterra, Shakespeare la convirtió en una obra inmortal haciendo de Verona uno de los lugares más amados y visitados del mundo.

Historia de Italia

Historia de Italia: Romeo y Julieta

Palermo

En la región de Sicilia hay rastros importantes civilizaciones del pasado como griegos, fenicios, árabes y normandos; cuyas características artísticas y culturales se entrelazan creando una atmósfera verdaderamente única.  Primera ciudad griega y romana, luego capital árabe, más tarde conquistada por normandos y suevos, esta es Palermo, un lugar donde conviven preciosidades árabes y normandas, monumentos, palacios y teatros, pero también jardines y  mercados.

Historia de Italia

Historia de Italia

La influencia del pasado multiétnico de Palermo es visible en la Catedral, un majestuoso edificio que comenzó en el siglo XII. y remodelado repetidamente, enriquecido por una cúpula del siglo XVIII y un campanario medieval. Nacido en una basílica preexistente, transformada en mezquita por los árabes y luego devuelta por los normandos a la religión cristiana, la catedral está adornada con adornos góticos y alberga las reliquias de Santa Rosalía, patrona de la ciudad. También están las tumbas de los emperadores, incluidos Roger II y Federico II.

Napole

Nápoles es una de las ciudades más grandes y encantadoras del Mediterráneo. La capital de la región de Campania es, por tamaño, el tercer municipio italiano después de Roma y Milán. La ciudad domina el golfo homónimo, que se extiende desde la península de Sorrento hasta la zona volcánica del Campi Flegrei y ofrece una vista muy impresionante, con el imponente volcán Vesubio y, a lo lejos, tres magníficas islas: Capri, Ischia y Procida, pequeñas joyas italianas.

Además de sus hermosos paisajes, Nápoles debe su merecida fama al encanto de un centro histórico que cuenta 2.500 años de historia y fue incluido en 1995 en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Historia de Italia

Historia de Italia

En esta ciudad  las estratificaciones históricas y arqueológicas crean itinerarios únicos para el turismo, por ejemplo las paredes griegas que pasan a través de Mezzocannone; las ruinas romanas, por otro lado, son más numerosas: entre las muchas se encuentra en el centro de la zona arqueológica de San Lorenzo Maggiore, que alberga parte de la ágora griega del siglo quinto antes de Cristo y muchos hallazgos romanos de una época en la que la ciudad ya era una metrópoli.

Dejar Comentario