≡ Menu

Aprenda todo sobre la historia de Zeus, padre de los dioses y los hombres

Padre de los dioses y los hombres”, así se conoce en la mitología griega al dios Zeus. Gobernó a los dioses del Olimpo, siendo como un padre para todos ellos. También era el dios del cielo y el trueno. Pero, ¿de dónde venía, quién fue? Veamos la historia de Zeus.

Historia-de-Zeus-02

Historia de Zeus

Zeus es el rey de todos los dioses del Olimpo, de los cielos y del trueno. Además era el juez supremo en lo referente a las acciones humanas y divinas. Nació en Creta, Grecia y fue el hijo más joven de Crono y Rea. Se casó con Hera, quien fue su hermana y a la vez esposa y procreó a Ares, Hebe y Hefesto;  hay otra versión en el Oráculo de Dódona, que nombra a Dione, como esposa de Zeus, con quien procreó a Afrodita, según La Ilíada. (ver artículo: historia de Grecia)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Fue conocido por ser quien supervisaba el universo y por sus numerosas aventuras y amantes, entre los cuales se sumaron muchas deidades y héroes, como Atenea, Apolo, Hermes, Artemisa, Dioniso, Heracles, Helena, las musas, entre otros.

Aparece en las imágenes con un aspecto fuerte y hermoso, de abundante cabello y larga barba. Su apariencia es imponente. Los artistas griegos lo representaban generalmente con dos poses, una, de pie, avanzando con un rayo sostenido en su mano derecha y la otra, sentado en forma majestuosa. Entre  sus atributos estaban el rayo, el águila, el toro y el roble.

Tenía un hermoso y grandioso trono negro de mármol pulido de Egipto, en el Palacio del Olimpo. Estaba decorado en oro y se podía acceder a él a través de siete escalones, coloreados como el arco iris. Sobre el asiento del trono había un manto rojo de piel de carnero, mientras un águila dorada con ojos de rubí, estaba posada sobre el reposabrazos derecho. (ver artículo: Historia de Egipto)

Historia-de-Zeus-03

Poseidón

Historia de Zeus, Hades y Poseidón

Al mundo subterráneo se le conoce como Hades. Estaba dividido en dos regiones: Erebo, lugar a donde los muertos entran en cuanto mueren, y Tártaro, la región más profunda, oscura y funesta, donde se había encerrado a los titanes.

Tártaro estaba habitado por formas, sombras incorpóreas y por Cerbero, un perro de tres cabezas y cola de dragón, que custodiaba el lugar.

Las costumbres griegas en la vida real se reflejaban en la propia mitología. Tenían la costumbre, entre otras, de tener un óbolo para pagar a Caronte, que esperaba junto al perro guardián Cerbero. Los condenados más famosos al Tártaro fueron Ticio, Tántalo y Sísifo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Había ríos siniestros que separaban al mundo subterráneo del mundo superior. Caronte, un anciano, barquero, era quien trasladaba las almas de los difuntos a través de estas aguas, siempre que tuvieran un óbolo para pagar el viaje.

Se acostumbraba en la Antigua Grecia enterrar a los cadáveres con una moneda bajo la lengua, para poder pagar y los que no pagaban, debían vagar 100 años por las riberas del Aqueronte, hasta que Caronte les permitía pasar sin cobrarle el pasaje.

Historia-de-Zeus-04

Tártaro o inframundo

Zeus

El Dios Zeus tenía cinco hermanos: Hestía, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, los que fueron comidos por su padre, Cronos, para evitar su derrocamiento. A Zeus lo salvó su madre, Rea, quien lo escondió en la isla de Creta, para que Cronos no se lo comiera. (ver artículo: Historia de Poseidón)

Más tarde, cuando estaba joven, Zeus da de tomar una bebida envenenada a su padre para que vomitara a sus hermanos. Esta droga se la proporcionó Metis “la prudencia”.

El rey del Olimpo, luego de pasar por una difícil infancia y correr muchos peligros, derrocó a Crono, su padre, para repartirse el cosmos con sus hermanos Poseidón y Hades. Con ello se tomó para sí más de una esposa, hasta que llegó la definitiva, Hera, aun cuando tuvo amantes siempre, antes y después. De todas sus relaciones amorosas nacieron infinidad de héroes y dioses.

Entre sus amantes hubo hombres también, lo que genera los mitos del fuego de Prometeo, los sacrificios a los dioses, el sacrificio de Pandora y la «expulsión del paraíso», así como el diluvio universal, comunes a la religión judeocristiana.

Hizo frente a muchos intentos de rebelión, golpes de estado y amenazas de conquistas, provocados por otros dioses y también por seres monstruosos y gigantes. (Ver artículo: Historia de la ciencia ficción)

Poseidón

Fue uno de los hijos varones de Cronos y Rea, además de una de las víctimas de la furia de su padre. Cronos fue devorando a sus hijos, uno por uno, para evitar ser destronado por uno de ellos, según una profecía. Poseidón fue uno de los engullidos por su propio padre.

También se dice, en otras versiones del mito, que Poseidón no tuvo ese destino, gracias a que su madre, engañó a Cronos, salvando a sus dos hijos, Poseidón y Zeus, de su ira. Poseidón habría sido escondido en la isla de Rodas y criado por los telquines, unos hermanos que tenían cabezas de perro y colas de pez. Eran conocedores de la metalurgia y la herrería, fabricando para Poseidón su arma predilecta: el tridente.

Según la historia de Zeus, en la mitología griega, Poseidón se unió a Zeus, su hermano, para luchar contra Cronos y los titanes, venciendo en la batalla. Así, al tomar posesión, se repartieron la tierra entre los tres, Zeus, Hades y Poseidón.

Zeus escogió los cielos como su ámbito de influencia y Hades se quedó con el mundo subterráneo y las moradas para los difuntos. Poseidón, por su parte, se quedó con las aguas de los mares. Pero, no sólo eso, según una tradición bastante antigua, él también fue el responsable de los terremotos, seguramente, por relacionar los movimientos con la alteración de las aguas subterráneas, sobre las que estaba el mundo. (Ver artículo: El Triángulo de las Bermudas y la Atlantida)

Historia-de-Zeus-05

Poseidón, dios del mar

Poseidón, dios del mar

Para la mitología griega, Poseidón es el dios del mar, las tormentas y de los terremotos. Fue también protector de tierras helenas, no pudiendo ganar el concurso por Atenas, el cual ganó Atenea. Su gran poder como agitador de tierras, hacía que cuando se enojaba o era ignorado, provocaba caos a través de inundaciones, terremotos, hundimientos y naufragios, mientras hendía su tridente en el suelo.

Tenía una gran afinidad con los caballos, lo que se veía representado en el arte griego, cuando era retratado en un carro, tirado por un Hipocampo, además de caballos que podían cabalgar o navegar sobre el mar. Fue el padre de Tritón. Se vengaría de los troyanos, como cumplimiento de una vieja afrenta, algo que le costaría muy caro en la guerra de Troya.

Hades y la muerte

El dios de los muertos, Hades, resultaba muy temido por los vivos. Éstos no se atrevían a prestar juramentos en su nombre, para no tener que toparse con él. Sólo nombrarlo, era espantoso, por lo que usaban eufemismos en su lugar.

Los minerales preciosos, por ser originarios de las profundidades de la tierra (inframundo), se les consideraba que estaban bajo el control de Hades, refiriéndose a él como Πλουτων Plouton (‘riqueza’), del cual viene su nombre romano, Plutón. También se le llamaba Clímeno (célebre) o el “que recibe a muchos” y también Eubuleo (consejero o bienintencionado). Estos eufemismos se convirtieron en epítetos con el tiempo.

Hades pasaba la mayor parte de su tiempo en su oscuro reino. Fue muy bueno en las batallas, en la famosa Titanomaquia, batalla de los olímpicos contra los titanes, en la que se entronizó a Zeus, demostró su gran ferocidad.

Era temido y odiado, pues era la personificación de la muerte. Aún cuando era severo, cruel y despiadado, también era justo. Gobernaba el inframundo y por eso lo asociaban con la muerte, aunque la personificación real de ésta era Tánatos.

Para apaciguar a Hades, los griegos golpeaban sus manos contra el suelo, así se aseguraban que pudiera oírles. Sacrificaban animales en su nombre, como ovejas negras, cuya sangre goteaba a un pozo o grieta en el suelo. Quien ofrecía los sacrificios no podía ver aquello, debía apartar su cara.

Características de Hades

Se le identifica por su famoso casco, el cual le dieron los Cíclopes y tenía el poder de hacerlo invisible, a él y cualquiera que lo llevase puesto. A veces Hades lo prestaba a dioses y a hombres, como Perseo. La imagen que reflejaba al manejar su carro oscuro, tirado por cuatro caballos muy negros, era impresionante y pavorosa.

Otras características y atributos de Hades eran el narciso y el ciprés, la llave y su perro de múltiples cabezas, Cerbero. Hades se sentaba en un trono de ébano.

Historia de Zeus y Cronos

Cronos o Crono, era hijo de Urano (Cielo) y Gea (Tierra), de hecho, el más joven y cruel de sus hijos, para la mitología griega.

Crono odiaba a muerte a Urano. Gea, la madre de Crono se enemistó con Urano, ya que no permitía que sus hijos vieran la luz, los retenía en el seno de su vientre. Así, Gea se armó de una gran hoz de pedernal y reunió a Crono y sus hermanos, con el fin de convencerlos de que mataran a Urano, su propio padre.

De todos, Crono fue el único que aceptó tal solicitud, recibiendo la hoz de manos de su madre y las instrucciones para tenderle una emboscada.

Hicieron ir a Urano a encontrarse con Gea, cuando llegó, Crono lo atacó con la hoz y lo castró. Del semen o la sangre, dependiendo de la versión de los mitos sobre este hecho, que cayó a la tierra, nacieron los Gigantes, las Erinias y las Melias.

Muerte de Cronos

Mató a su padre, Urano y se apropió del cielo, obteniendo el favor de su hermano mayor Titán, casándose además, con su hermana Rea (Cibeles). Titán, a cambio, pidió a Cronos que matara a toda su descendencia, para de esta manera, quedar la realeza en manos de los Titanes nuevamente, a través del tiempo.

Cronos aceptó, recordando que había sido advertido por un oráculo, sobre el destronamiento que sufriría a manos de uno de sus hijos, por lo que devoraba a cada uno de sus hijos, al momento de salir del vientre de su esposa.

Al matar a su padre, arrojó la hoz al mar, junto a los genitales amputados de Urano, dando así origen a la isla de Corfú. De la espuma que surgió del miembro viril, emergió Afrodita. Urano juró venganza y por eso llamó a sus hijos titanes, que según Hesíodo, significa “los que abusan”, aunque esta etimología aún se discute.

Después de ésto, Cronos encerró nuevamente en el Tártaro a los temidos Hecatónquiros y los Cíclopes, dejándolos bajo la custodia de Campe, una monstruosa carcelera.  Se apropió del trono junto a su hermana Rea, constituyéndose así en los reyes de los dioses. A su reinado se le conoció como la “edad dorada”, ya que todos los habitantes hacían lo correcto y no existía la inmoralidad, aun cuando no había leyes ni reglas.

Gea le advirtió a Cronos que su destino era ser derrocado por uno de sus propios hijos, tal como él lo hizo con su padre. Por esa razón, se tragó los hijos que tuvo con Rea, apenas nacían, eran los dioses Deméter, Hera, Hades, Hestia y Poseidón.

Salvar a Zeus

Cuando engendraron a Zeus, Rea le pidió a Gea que la ayudara a salvarlo y así Cronos tendría el justo castigo, por haber cometido actos contra su padre y sus propios hijos. Así, Rea tuvo a su hijo Zeus en la isla de Creta, entregándole a Cronos una piedra envuelta en un pañal, la cual se conoció como Ónfalos, la que éste se tragó enseguida, creyendo que era su hijo recién nacido.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Zeus fue protegido por su madre en una cueva del monte Ida, en Creta. Hay algunas versiones que señalan que Zeus fue criado por una cabra, que se llamaba Amaltea, cuando el niño lloraba, había un grupo de bailarines armados (Curetes o Coribantes) que gritaban y daban palmadas, con el fin de que Cronos no escuchara los llantos.

Otras versiones

También se cree que Zeus fue criado por una ninfa llamada Adamantea, quien lo escondió colgándolo de un árbol con una cuerda, de manera que quedaba suspendido entre la tierra, el mar y el cielo, gobernados todos por Cronos, su padre.

Otra historia le atribuye la crianza de Zeus a su abuela Gea; otra, a una ninfa llamada Cinosura, a quien Zeus subió entre las estrellas, al momento de morir, en señal de agradecimiento; por Melisa, la hija del rey de Creta, Meliseo, quien junto a sus hermanas, Ida y Amaltea, escondieron al niño en una caverna del monte Ida, en Creta, alimentándolo con miel y leche de Amaltea.

Al crecer, Zeus usó un veneno que le dio Gea, su abuela, para obligar a Cronos a regurgitar a la piedra que se tragó, la cual dejó a Pitón bajo las cañadas del Parnaso y al resto de sus hermanos. Dicen otras fuentes que Metis le dio un emético a Cronos, para que vomitara a los niños, mientras que otras señalan que Zeus abrió el estómago de Cronos para liberar a sus hermanos.

Luego de liberarlos, también liberó a los Hecatónquiros (tenían 50 cabezas y 100 manos) y los Cíclopes de un solo ojo, los que forjaron los rayos para él, el tridente para Poseidón y el casco con poderes de invisibilidad para Hades. Los Hecatónquiros y los Cíclopes ayudaron a Zeus y sus hermanos, en la guerra de Titanomaquia, la cual duró 10 años, para derrocar a Cronos y a otros titanes.

Zeus, hijo de Cronos, luchó contra los Titanes y los desterró del Olimpo, con lo que liberó a su padre. Le hizo la guerra a su padre, lo derrotó y lo expulsó del cielo. De esta manera, Zeus se entronó como monarca del Olimpo para siempre.

Zeus vs los Titanes

Después de una década en guerra, Zeus logró la victoria y los olímpicos se repartieron el botín entre ellos. El cielo fue para Zeus, el mar para Poseidón y el inframundo, para Hades.

Procedieron a encerrar a los titanes derrotados en el Tártaro, las oscuras y tenebrosas profundidades del inframundo (Hades). Tea, Rea, Temis, Mnemósine, Febe y Tetis, permanecieron neutrales en la guerra entre el Océano y las Titánides, por lo que no fueron castigadas por Zeus.

Como tampoco castigaron a Atlas, Crono, Epimeteo, Menecio y Prometeo, se salvaron también del Tártaro. A Atlas le dieron una sanción distinta: sujetar los cielos por toda la eternidad.

Urano, el cielo, se derrumbó sobre la tierra por la cruenta lucha que se suscitó bajo él, durante la guerra. Otros, que por haber ayudado a Zeus en la guerra, tampoco fueron condenados, como Epimeteo, Menecio y Prometeo, quienes habían sido del bando contrario.

¿Cuál fue el destino de Cronos?

Según los mitos, hay dos versiones sobre el destino de Cronos. Una, que habita en el Tártaro, rodeado del resto de los titanes, otra, posterior a ésta, sugiere que Crono fue liberado más tarde, por Zeus, quedando a cargo de las islas de los Bienaventurados. Crono se iría a ocultar su derrota en Italia, junto al rey Jano, donde fue bien recibido por éste, además de compartir el reino de Lacio juntos.

Así, Cronos, para compensar su daño y mostrar agradecimiento, se dedicó a civilizar el Lacio, enseñando a sus habitantes artes prácticas y métodos de agricultura, además de establecer leyes en pro del país. Hesíodo llegó a decir que su reino fue la mejor época de Lacio, la edad de oro, ya que sus súbditos fueron gobernados con respeto y suavidad.

Cronos es representado como un viejo vigoroso, con larga barba y cabeza calva. Es la fuerza del destino y el tiempo, irresistible en todas sus maneras. Lleva una guadaña en la mano derecha y en la izquierda, sostiene un reloj de arena.

Cronos según la visión romana

Los romanos adoptaron una visión mucho mejor de Cronos, despojándolo de la crueldad y refundiéndolo con su dios indígena Saturno. Los griegos lo consideraban una fuerza cruel, imagen del caos y el desorden, que fue derrocado por los dioses olímpicos, que llevaron paz y orden.

Según los griegos, Cronos pertenecía a una etapa intermedia entre Urano y Zeus, la Saturnalia, aspecto importante de la mitología y religión romana, lo exaltó y por lo menos un templo existió, dedicado al dios Cronos y celebraban fiestas en su honor.

Gracias a su gobierno, que fue considerado como la edad dorada, lo convirtieron en el dios del “tiempo humano”, los calendarios, las estaciones y las cosechas. Es importante acotar que no se debe confundir con Chronos, como sucedió anteriormente con los investigadores alejandrinos y durante el Renacimiento.

El séptimo día de la semana se llamaba “Día de Saturno” (Dies Saturni, en latín), lo que generó el nombre en inglés de este día, Saturday. El planeta Saturno, según la astronomía, recibió su nombre del dios romano. Saturno, es la variante romana del dios Cronos para los romanos y dejó gran influencia en la cultura occidental. (Ver artículo: Historia de la tierra)

Historia de Zeus y Europa

Zeus se enamoró de Europa, una princesa fenicia, hija del rey Agenor y de Telefasa. Para conquistar a la princesa, Zeus, sabiendo que ella podría rechazarlo, si se presentaba en forma natural, adoptó la forma de un hermoso toro blanco y se acercó a ella, rindiéndose a los pies de la doncella.

Esto ocurrió en las playas de Fenicia (hoy, Líbano), tierras que reinaba Agenor, mientras la princesa se encontraba con sus damas. Zeus logró que la doncella perdiera el miedo al animal, acariciándolo en su lomo y que se montara en su grupa, de esa manera la raptó y se la llevó a la isla de Creta.

Europa gritó y se agarró fuertemente a los cuernos curvados del toro, pero Zeus no se detuvo, se alejó de tierra y se adentró a las olas del mar. Los hermanos y la madre de Europa, buscaron desesperadamente a Europa, por orden de su padre, pero fue una búsqueda infructuosa.

Hijos de Europa y Zeus

Engendraron a Minos, Sarpedón y Radamantis, fueron sus otros dos hijos, aunque también se dice que Europa fue madre de Carno, amado de Apolo y Dodón. Minos, quien fue el rey de la isla más adelante y se casó con Pasífae,  fue el padre del Minotauro, un ser fabuloso, mitad hombre, mitad toro.

El rey Minos encerró al Minotauro en el laberinto que construyó Dédalo. Teseo, un héroe ateniense, vencería al Minotauro, ayudado por Ariadna, la hija de Minos.

Sin embargo, Zeus no podía quedarse con Europa, su bella mujer. Para recompensarla le obsequió tres regalos. Primero le regaló a Talo o Talón, el autómata, era un gigante de bronce que cuidaba las costas de Creta, protegiéndolas de los desembarcos e invasiones extranjeras.

Otro regalo, fue un perro, que era muy bueno en cacería y no fallaba atrapando a sus presas y por último, una jabalina, que por ninguna razón fallaba al blanco elegido. Europa, contrajo matrimonio posteriormente con Asterión, quien se quedó con los hijos de Zeus, al no poder tener hijos.

Al morir Europa, se le rindieron los honores divinos y el toro, forma animal en que Zeus se apareció a ella por vez primera y engendraron sus hijos, fue convertido en constelación, así como incluido en los signos zodiacales. Hay otras versiones que indican que Europa fue hija de Fénix y por tanto, nieta de Agenor.

Otras heroínas con el nombre de Europa

Hubo otras heroínas con el nombre de Europa. La hija de Ticio, quien tuvo a Eufemo, al unirse con Poseidón, dios del mar. Otra, hija de Tetis y Océano, era una de las Océanides. La madre de Níobe, quien fue esposa de Foroneo y la hija de Nilo y esposa de Dánao.

Importancia de Zeus en la mitología griega

Zeus, como presidente del panteón olímpico de Grecia Antigua, desempeñó un papel muy importante, según la mitología. Engendró a muchos héroes como resultado de la unión con mujeres mortales y estuvo presente en muchos cultos locales. Era la encarnación de las creencias religiosas para los griegos.

Culto a Zeus en la actualidad

En los últimos años del siglo XX, en Grecia aún hay seguidores del culto a Zeus y los dioses olímpicos, aun cuando la Iglesia Ortodoxa ha sido fuerte oponente a tal culto. En el templo de Hefestos, debajo de la Acrópolis, se llevaron a cabo grandes ceremonias ilícitas, a principios del siglo XXI.

Esto se enmarca en el Helenismo y rituales del templo helénico, llamado así en la religión clásica, reconocida, además, en el año 2017, por los tribunales griegos. Esto le permitió utilizar los antiguos lugares de culto, igual como autorizan las ceremonias de los nuevos druidas británicos, en el monumento de Stonehenge, en Inglaterra.

Personajes

Titanes

Fueron hermanos de Crono. Eran doce y fueron engendrados por Urano y Gea, los primeros dioses en el vacío, llamado Caos, que fueron atraídos por Eros.

Hecatónquiros y Cíclopes

También hijos de Urano y Gea. Se rebelan contra su padre,  quien los expulsa al Tártaro en las entrañas de la Tierra (inframundo).

Metis

Según el poeta griego, Hesíodo, Metis es la primera esposa del Dios Zeus. Engendraron a Atenea, quien nace de la cabeza de su padre, ya que se había tragado a Metis cuando aún estaba embarazada. Había hecho eso a causa de las predicciones de Urano y Gea, quienes advirtieron a Zeus de que tendría hijos extraordinarios, que más adelante le quitarían el trono.

Dejar Comentario