≡ Menu

Historia de Hades, inframundo, Tártaro, Elíseo, lo que aún no sabes de este dios

Hades es un dios de la mitología griega, donde su reino, el inframundo lleva su mismo nombre. Al Hades llegan los muertos y el Tártaro era un profundo abismo donde encerraban y hacían sufrir a los titanes. Pero para entender un poco más, veamos la historia de Hades.

Historia-de-Hades-01

¿Quién era Hades?

Según el mito, Hades es el hijo mayor de los titanes Cronos y Rea, quien junto a sus hermanos Zeus y Poseidón, al derrocar a los Titanes, se repartieron el gobierno del Cosmos. El cielo, fue para Zeus y el mar para Poseidón, mientras que el inframundo, el reino invisible, más todo lo que está debajo de la tierra, le tocó a Hades. También era llamado Plutón, “el rico”, en griego. (ver artículo: Historia de Zeus)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tenía, además, tres hermanas, Deméter, Hestia y Hera, quienes junto a Zeus y Poseidón, eran los seis dioses olímpicos originales. Zeus era el menor, fue quien obligó a su padre Cronos, a que regurgitase a sus hermanos. (ver artículo: Historia de Poseidón)

Titanomaquia

Luego de liberados, se unieron a otros aliados poderosos, para enfrentarse a los dioses mayores en la Titanomaquia, que fue una guerra divina. Esa guerra duró 10 años y terminaron venciendo los jóvenes dioses. Los tres hermanos se convirtieron en los dioses de la cultura griega.

En la teología cristiana, su nombre paralelo, en hebreo, es “tumba” o “pozo de suciedad”, aludiendo específicamente a la morada de los muertos. Este concepto se asemeja más al Tártaro griego, que es una parte sombría y profunda del Hades, con fama de ser un lugar de torturas y sufrimiento. Al Hades iban todos los mortales, una vez fallecidos, sin excepción y eran muy pocos los que podían salir de allí, después de haber ingresado.

Según la leyenda, los muertos al llegar al Inframundo, cruzaban el río Aqueronte, en un barco conducido por Caronte, quien atendía a las órdenes de Hades. Caronte cobraba a los familiares del difunto, con monedas, el traslado hacia su destino. La costumbre en la antigua Grecia y Roma, era poner un óbolo (moneda) dentro o sobre la boca de los difuntos, nunca sobre los ojos, para poder pagar a Caronte, el barquero del Hades.

Historia-de-Hades-02

Mitos y leyendas sobre Hades

Caronte se encargaba de llevarlos en su bote, atravesando la laguna Estigia, que separa al mundo de los muertos y los vivos. Sólo los que pagaban con el óbolo podían pasar, los que no lo hacían vagaría por la tierra sin descanso.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Minos y Radamantis, antiguos reyes de Creta, acompañados de Eaco, antiguo rey de Egina, eran los encargados de enjuiciar a los muertos. Después del juicio, se les despojaba de su cuerpo, su sangre y sus emociones, sin conciencia humana en aquel lugar, desconocido para ellos.

Al beber agua del pozo de Letos (olvido), perdían la memoria de su existencia terrenal. Se dice que no había torturas en aquel mundo, pero era una estadía muy tediosa.

Pero había sus excepciones, los que vivieron en forma virtuosa y justa, podían vivir en un sitio más agradable, parecido a un paraíso, llamado Elíseo o Campos Elíseos. Era un privilegio que pocos tenían. Menelao, esposo de Helena, fue uno de ellos, según Homero. (Ver artículo: Historia de Troya)

Tártaro

Por otro lado, el Tártaro, era el infierno, la zona más oscura y profunda del Hades. Allí estaban los titanes y los que habían cometido crímenes espantosos e imperdonables. Algunos fueron Titio, quien mató a Leto; Tántalo, obligado a ver manjares exquisitos cayendo a su alrededor sin poder tocarlos, no podía comer, ni siquiera podía tomar agua, de ahí viene la frase “la tortura de Tántalo”.

Sísifo, debía rodar una gran roca hacia lo alto de una colina y empezar de nuevo, cuando ésta cayera (“el trabajo de Sísifo”). Ixion, atado a una rueda giratoria, las Danaides, condenadas a llenar cubos de agua sin fondo, como castigo por haber asesinado a sus maridos en la noche de bodas.

Historia de Hades y Perséfone

Hades raptó a Perséfone, su consorte definitiva y reina. Aunque esa teoría se presta a diversas interpretaciones, todas simbólicas. Perséfone era la hermosa hija de Deméter, la diosa de la tierra y la agricultura. Acostumbraba correr por los bosques, en compañía de otras ninfas, le encantaba caminar bajo el sol.

Cierta vez, Perséfone estaba recogiendo flores en los campos de Nisa, en Sicilia, para cultivar y cuidar, como le había enseñado su madre.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Pero ese día, Hades, había salido de su oscuridad a dar un paseo por esos bosques, donde habitaban las ninfas. Al ver a Perséfone, bailando y jugando alegremente, quedó prendado e inmediatamente pensó en un plan para casarse con ella. Así que encantó a una de las flores para que Perséfone al recogerla, cayera en un abismo, que se abriría bajo sus pies, directamente a los confines del Inframundo. No se volvió a saber de ella.

Historia-de-Hades-03

Hades y Perséfone

Desaparece Perséfone

Luego de su desaparición, Deméter desesperada, la buscó por nueve días y nueve noches, hasta que se enteró por medio del Sol, lo que había ocurrido. Bajó a Hades, el inframundo, abandonando la tierra, produciéndose una gran hambruna, quería regresar con su hija. Todos los dioses, uno a uno, le rogaron que acabara con dicha maldición para dejar de sufrir, pero ella respondió rotundamente, que si no veía a su hija no lo haría.

Zeus intervino, a través de Hermes, pidiendo a Hades que devolviese a la chica. Hades accedió pero no sin antes darle un grano de granada, con la intención de que regresara pronto, sabiendo que lo iba a probar, ya que es dulce como la miel y así asegurar su regreso.

Al regresar Perséfone a la luz, su madre, Deméter, le preguntó que si había probado bocado mientras estuvo en el inframundo, recordándole que si no lo había hecho podía quedarse con ellos arriba, pero si había comido algo, debía regresar y pasar los inviernos en la tierra profunda, hasta que el calor y la tierra verde, la haga regresar a reunirse de nuevo con ellos.

Historia-de-Hades-04

Hades, Zeus y Poseidón

Regreso a Hades

Así fue como tuvo que regresar a Hades, no se sabe si ella lo hizo a propósito, siendo cómplice de Hades. Llegaron a un acuerdo, ya que Deméter sufrió gran consternación. Zeus les propuso que Perséfone pasara un tercio del año con su marido, en la temporada de invierno y el resto del tiempo con su madre. Cada vez que Perséfone regresaba a la tierra, llevaba consigo la primavera y todo se llenaba de flores.

A Hades la historia lo retrata más como hombre pasivo que como malvado, su verdadero papel era mantener el equilibrio, en forma relativa. Reinaba sobre los muertos, mandando sobre otros, para administrar su reino. Cuando alguno de sus súbditos osaba abandonar sus dominios o robar almas del reino, se enfurecía en gran modo.

Sus reacciones eran terribles cuando alguien intentaba engañar a la muerte, como sucedió con Sísifo y Pirítoo.

Los únicos vivos que entraron al Inframundo fueron los héroes: Odiseo, Eneas, Orfeo, Teseo y Psique. También lo hizo Heracles. Ninguno se sintió complacido con lo que vieron en el reino de los muertos. Aquiles, un héroe griego, le dijo a Odiseo: «No me hables con dulzura de la muerte, glorioso Odiseo. Preferiría servir como mercenario a otro antes que ser el señor de los muertos que han perecido.»

Leyenda de Teseo y Pirítoo

Teseo y Pirítoo habían prometido secuestrar y desposar a las hijas de Zeus. El primero secuestró a Helena y la retuvo hasta que tuviese edad de casarse. Pirítoo prefirió a Perséfone, para lo que debían entrar al inframundo de Hades. Éste se enteró del plan y los esperó fingiéndoles hospitalidad, preparando un banquete.

Apenas se sentaron a la mesa, se enroscaron serpientes a sus pies, quedando atrapados. A Teseo lo rescató Heracles, pero Pirítoo quedó preso bajo la tierra, por pretender a la esposa de un dios.

Heracles

Hércules, en la mitología romana, Heracles es un héroe de la mitología griega. Es hijo de Zeus y de la mortal Alcmena. Se dio a conocer entre  los héroes griegos por su fuerza, resistencia, coraje, amabilidad y compasión, además por su apetito y glotonería.

Cuando nació, dicen que resonó el trueno en Tebas, anunciando la gloria del hijo del señor del Olimpo.

Eran mellizos, Heracles e Ificles. Anfitrión, esposo de Alcmena, quería saber cuál de los dos era su hijo y envió dos serpientes para que se aproximaran a la cuna de los mellizos. Ificles, asustado, quiso huir, mientras que Heracles despedazó las serpientes y desde ese momento demostró ser el digno hijo del dios Zeus.

También Hera, cegada por los celos, quiso eliminar al recién nacido, para lo que envió a dos horribles dragones para que lo mataran. El niño los trituró y despedazó, sin ningún temor.

Su último trabajo fue capturar a Cerbero, la bestia del Hades o inframundo, era un horrible perro de tres cabezas. Viajó a Eleusis para iniciarse en los misterios eleusinos y así absolverse de culpa por matar a los centauros. Pidió permiso a Hades para entrar al inframundo y llevarse a Cerbero, se lo dio siempre que lograra atrapar a la bestia sin necesidad de usar armas. Heracles lo hizo y se lo llevó, luego de mostrarlo a Eurísteo, lo devolvió al inframundo.

Dejar Comentario