≡ Menu

Historia del ajedrez: historia y origen, movimientos y mucho más.

El ajedrez es un juego de mesa que ha transcurrido por la historia durante siglos, es un juego en donde la mente es ejercitada ya que se requiere de estrategia. En la historia del ajedrez se ha visto que ayudaba mucho a los combates, ya que se mejoraba la capacidad de entender al enemigo.

historia del ajedrez

Historia del ajedrez

El primer ajedrez en la historia del ajedrez que se conoció en el mundo surge en las entrañas de la India septentrional, era un juego que se jugaba con cuatro jugadores. Este tipo de ajedrez primitivo se conocía como chaturanga en Persia y luego de la conquista por parte de los árabes, el juego seguiría expandiéndose y desarrollándose en todos los territorios islámicos.

Este ajedrez surgió en conjunto luego con los que se le conoce como xiangqi, shōgi o el makruk, además de los ajedreces europeos que hoy en día se conocen.

La época de la conquista por parte de los árabes se vio desarrollada durante los años 632 y 651, buscaban conquistar lo que se le conoce como el imperio Sasánida; durante todo el tiempo de la conquista fue que se fue conociendo la dinámica y como se jugaba el ajedrez.

Posterior a la época de la conquista en la india, la historia del ajedrez toma un camino separado y llega hasta Europa. Una de las vías por las que el ajedrez se fue adentrando para llegar a este continente fue a través del antiguo Imperio Bizantino, específicamente en la zona de Constantinopla. El ajedrez que fue traído desde el imperio mencionado se le conoce como ajedrez bizantino o zatrikon, el cual se de otros ajedreces, como del shatranj.

Los Varegos, que eran vikingos suecos que trazaron su camino exploratorio hasta lo que hoy en día se le conoce como Rusia, estos vikingos fueron los responsables de llevar a Rusia el juego de Constantinopla; los Varegos le llamaban Miklagard; en los inicios del siglo VIII fue cuando comenzó a jugarse el juego en esta zona del territorio, siendo muy importante para el ajedrez.

Los árabes fueron los responsables de trasladar el ajedrez por otras zonas del territorio europeo, por ejemplo, ellos llevaron el ajedrez a lo que hoy en día es territorio español, este suceso ocurrió en el transcurso del siglo IX.

Existe un libro europeo, considerado en más antiguo, en el que se encuentran escritas las reglas para poder jugar ajedrez, este libro del alto medievo se titula Versus de Scachis, este fue escrito en versos latinos, el redactor de este libro es desconocido y el mismo fue escrito y conocido en el siglo X.

El texto se dice que tiene una creación que se estima que entre los años 900 y 950 de la historia del ajedrez, se dice que este fue escrito en la Italia septentrional. Además de las suposiciones anteriores, en el siglo duodécimo se conoce un poemario que fue escrito en hebreo por un gran filósofo sefardí, al que se le conocía como Abraham ibn Ezra. Este mismo filósofo escribe en el siglo XIII, bajo el financiamiento del Rey Alfonso X un escrito que se titulaba Libro de los Juegos, en este escrito se hablaba sobre el ajedrez y otros juegos que eran revolución para la época.

A finales del siglo XV fue cuando las reglas del juego comenzaron a ser modificadas, por lo que muchas de las piezas comenzaron a cambiarse la manera en la que se movían y como podían maniobrar para eliminar más piezas del equipo contrario; los movimientos los peones realizaban comenzaron a ser regularizados, al igual que del alfil y la dama.

Los movimientos quedaron de la siguiente manera: el peón podía dar dos pasos hacia el frente cuando se iba a realizar el primer movimiento, luego de eso únicamente debía realizar uno; el alfil podía moverse a cualquier distancia, antes el mismo solo podía moverse dos lugares; la dama, también conocida como la reina, podría moverse en cualquiera de las direcciones y las distancias que desee, la dame antes conocida como alferza anteriormente solo podía moverse un solo lugar y en dirección diagonal, la reina paso de ser una figura débil, con poco alcance y un blanco fácil, a una de las piezas más fuertes del juego, la más importante y la única con la capacidad de moverse de la manera que desee, lo que fue muy importante para el ajedrez.

A través de los ajustes y cambios que se le hicieron a ciertas piezas en la historia del ajedrez, la metodología del juego cambio radicalmente. Estos cambios realizados se le denominan como el nacimiento de un nuevo ajedrez, del ajedrez moderno. Este ajedrez moderno les exige a los jugadores una carga mental mucho mayor, ya que debían pensar las tácticas y aperturas que debían realizar previamente, además que debían acertar con los movimientos que iban a realizar sus contrincantes, ya que había muchos movimientos que serían inesperados.

En el juego del ajedrez se fue exigiendo velocidad para pensar y por esto el juego progresivamente fue ganando popularidad. Los cambios y novedades realizados se dice que fueron realizados en Valencia, España, entre los años 1470 y 1490, además que se vieron manifestados en el poema valenciano Scachs d’amor, considerado como el documento con mayor antigüedad en la historia del ajedrez moderno.

Los compositores de dicho poema valenciano, eran además muy reconocidos jugadores de ajedrez, entre los que se reconocen están Francesc de Castellvi, Narcis Vinyoles y Bernat Fenollar.

Ubicándonos en el año 1495, cuando un reconocido jugador de ajedrez y escritor, conocido como Francesch Vincent, decide publicar un libro que hablaba sobre el ajedrez, este se titulaba Libre dels Jochs Partits dels Schacs en Nombre de 100 ordenat e compost, dicho título se encuentra escrito en catalán. Actualmente no se tiene conocimiento de ejemplares de este libro, aunque se cuenta con la esperanza de que algún fanatico de la historia del ajedrez y conservador de reliquias guarde uno entre sus libros antiguos. Además, se ofrecen recompensas alrededor del mundo, a la primera persona que logre encontrar uno de los ejemplares de este escritor, siendo esto importante para el ajedrez.

Saltando una gran parte de la historia, ya que el ajedrez se encontraba correctamente posicionado como un juego y no se hicieron más cambios en el tiempo, nos uicamos en el año 200, cuando el historiador conocido como José Antonio Garzón, quien nacio en Chelva en el año 1966, realiza un arduo estudio de manuscritos encontrados en Italia, los cuales se conservan ahí, los cuales eran el contenido que había en el libro de Francesch Vincent, por lo que logra recrear en el libro escrito por él, y lo titula El regreso de Francesch Vincent: la historia del nacimiento y expansión del ajedrez

Regresando en la historia del ajedrez, ubicándonos en el año 1498, cuando aparece un libro de ajedrez de un autor conocido como Luis Ramírez de Lucena, el cual se titulaba Repetición de Amores e Arte de Axedres con CL Juegos de Partido. Pero debido a la caligrafía considerada como gótica en la que se encontraba escrito, la cual no surgió sino hasta alrededor del año 1500, no era muy clara, por lo que la comprensión de este texto fue muy tediosa.

Este escrito guarda entre sus letras doce aperturas que pueden ser realizadas, si se rigen bajo las reglas del ajedrez moderno y además treinta problemas que existen en el ajedrez

Ya para el año 1512 nace en Roma un libro de aprendizaje, escrito por Pedro Damiano, el cual lo titulo como Questo libro e da imparare giocare a scacchi et de le partite, que significa Este libro es para aprender a jugar el juego del ajedrez. La primera edición de este libro marca totalmente el comienzo de lo que se le conoció en la historia del ajedrez, como ajedrez moderno.

La creación de este libro trajo como consecuencia la aparición de círculos de ajedrecistas, los cuales se reunían especialmente en las zonas de la Península Ibérica y también en las zonas de Italia. Para los últimos años del siglo XVI, Ruy Lopez de Segura era conocido como el mejor jugador en la historia del ajedrez y en el mundo.

Ruy Lopez de Segura fue finalmente derrotado en el año 1575 en la realización del primer torneo Internacional en la historia del ajedrez; este torneo fue realizado en la corte de Felipe II, de Segura fue derrotado por el calabrés conocido como Giovanni Leonardo da Cutro, quien posterior a derrotar a Ruy López de Segura, logra derrotar al mejor jugador de nacionalidad portuguesa, conocido como El Morro y posterior a eso, cuando se estaba regresando a Madrid logra derrotar a su compañero Paolo Boi.

Entre los ajedrecistas más conocidos en la historia del ajedrez, por su gran capacidad para jugar excelentemente en la época en la que se encontraban, destaca el señor Giulio Cesare Polerio.

Los personajes que se mostraron fueron los responsables de fundar la época dorada del ajedrez italiano en la historia del ajedrez, esta época finaliza a mediados de 1634, con la muerte de Alessandro Salvio y de Gioacchino Greco.

Si deseas conocer la historia de muchos otros tópicos, visita los siguientes artículos: Historia de la Física, Historia  del automovil y su evolución , Historia del teléfono y  su evolución.

Generalidades del juego

Para poder jugar este maravilloso juego y toda su historia del ajedrez, se deben saber todas las normas y se de conocer perfectamente cada una de las piezas del juego.

Primeramente una partida de ajedrez es realizada entre dos jugadores, cada jugador consta de 16 piezas idénticas para cada uno, con la diferencia de que un jugador juega con piezas negras y el otro con piezas blancas, esta diferencia de color no es más que para dictar quien inicia el juego y para diferenciar el batallón de cada jugador.

El juego se desenvuelve sobre el conocido tablero de ajedrez, con cuadrados de 8×8, dando un total de 64 espacios, de los cuales mitad de ellos son blancos y mitad son negros, los mismos se encuentran intercalados.

Al inicio de la partida el jugador cuenta con las siguientes piezas en su batallón:

  • Un rey
  • Una dama, la que se le conoce de igual manera como la reina. ​
  • Dos alfiles
  • Dos caballos
  • Dos torres
  • Ocho peones

Dependiendo de la pieza, esta se puede mover diagonalmente, el línea recta, solo uno o dos espacios o en forma de L, como es el caso del caballo. La manera y como se posicione la pieza es lo que logrará decir durante el desarrollo del juego que tan fuerte y tan hábil puede llegar a ser esta pieza a medida que transcurre el juego.

El ajedrez no es como muchos de los juegos, un juego de azar, más bien, es considerado un juego racional, ya que el jugador debe pensar perfectamente los movimientos de sus piezas, por lo que él decide el destino de su partida.

En la historia del ajedrez se ha visto que este juego cuenta con una complejidad muy grande, ya que ni siquiera los considerados como los mejores jugadores, que también se le puede decir los jugadores con mayor capacidad para hacer buenas combinaciones, logran tomar en cuenta todos los movimientos que se pueden realizar en la tabla de ajedrez, ya que si bien el juego cuenta con 64 casillas y solo 32 piezas en el inicio, el número de partidas que pueden ser realizadas es mucho mayor al número de kilómetros que componen el universo.

Para iniciar la partida, por acuerdo de los jugadores, inicia el que tenga las fichas blancas, lo que le da una muy corta ventaja a este jugador, ya que los niveles de competición exceden por cantidades la pequeña ventaja que es otorgada.

Cuando se van a realizar torneos oficiales, se busca que los jugadores tengan el mismo número de partidas con las piezas blancas, que con las piezas negras., es por esto que para las primeras partidas se debe sortear quien será el jugador con las piezas blancas y el jugador con las piezas negras, luego de eso los jugadores comienzan a turnarse las piezas con las que se va a jugar el próximo partido.

Cada jugador debe obtener ventaja, ya sea eliminando piezas para hacerlo cada vez más débil, para lograr el objetivo final, que es cuando el juego finaliza, hacer el jaque mate, es decir, atacar al rey de manera que este no pueda ser defendido por el mismo ni por sus piezas.

Otra forma de ganar el partido es si es contrincante se rinde, debido al agotamiento que genera e ajedrez o el tiempo que marca el reloj se agota. Además de esto, cuando se están realizando torneos, se declaran perdedores a los jugadores que no mantengan una actitud deportiva, entre las actitudes destacan el no saludarse al inicio de la partida, si suena un celular durante la misma o si el ganador no acepta con humildad su victoria.

En el ajedrez no solo se gana o se pierde, en este jugo se igual manera se puede quedar empatado o como se le conoce coloquialmente, se puede quedar tablas, este empate se produce en las siguientes situaciones:

  • Por acuerdo de ambos jugadores, ya que sienten que no hay manera de neutralizar al rey.
  • Cuando ninguno de los dos jugadores tiene la cantidad de piezas necesarias para continuar con la partida y lograr hacer jaque mate.
  • Si se repite tres veces la misma posición de las piezas en el tablero
  • Cuando un jugador, sin estar en jaque, no puede realizar en su turno ninguna jugada legal, lo que se denomina tablas por ahogado
  • Luego de haber transcurrido un total de cincuenta jugadas consecutivas y el contrincante no ha capturado ninguna pieza o no se ha avanzado ninguno de los peones.

Si deseas conocer la historia de muchos otros tópicos, visita los siguientes artículos: Historia del microscopio , Historia de la Bicicleta, Historia de la motocicleta.

Piezas y movimientos

Para poder identificar los bandos de cada equipo, las piezas se encuentran previamente identificadas por el color blanco y el negro, justo como ya se había especificado. Un jugador representa las piezas claras, que se le conoce como las piezas blancas y el otro jugador las piezas oscuras, que son conocidas como las negras.

Cada jugador cuenta con un total de 16 piezas cada uno, existen 6 tipos de piezas distintos, los cuales cumplen con funciones distintas y hacen frente en situaciones diferentes cada una, la reina es considerada como la pieza estratégica de este juego.

Ahora, se explicara cada una de las piezas y como estas tienen cada uno movimientos estratégicos que le agregan intensidad y dificultad al juego.

El Rey: esta pieza se puede mover en cualquier dirección que desee, ya sea vertical, horizontal o diagonal, de adelante hacia atrás y de atrás hacia adelante, con la dificultad que solo se mueve un solo lugar, lo que lo vuelve una pieza un poco vulnerable, la que se recomienda que siempre este protegida por piezas más dinámicas.

La Dama: esta pieza se mueve en las mismas direcciones en las que se mueve el rey, con la ventaja de que esta no tiene limitaciones en el número de casillas en le que se puede mover, siempre y cuando mantenga la misma línea en el movimiento que se esté realizando. La reina no puede pasar por encima de piezas y no puede realizar los movimientos en forma de L. La dama o reina es considerada como la pieza más fuerte y ágil de todo el tablero.

El Alfil: esta puntiaguda pieza solo puede moverse de manera diagonal, el juego cuenta con dos alfiles, uno que se encuentra en las casillas de color blanco y otro que se encuentra en las casillas de color negro, las mismas pueden moverse la cantidad de casillas que quieran manteniendo la dirección.

La Torre: esta se puede mover en líneas rectas, ya sea horizontal o vertical, de adelante hacia atrás y de atrás hacia adelante, no puede saltar piezas, pero se puede mover el número de casillas que desee, hasta el límite en el que finaliza el tablero o hasta que se encuentra con otra pieza.

El Caballo: dentro de la historia del ajedrez, esta pieza cuenta con movimientos particulares, ya que es la única pieza que puede pasar por encima de otras, además que esta pieza sigue un patrón en el que se debe mover formando una L en el tablero, es decir dos verticales u horizontales y una vertical y horizontal.

El peón: es la pieza que tiene mayor número en el tablero, el peón cuenta con una capacidad de movimiento muy limitada, al inicio del juego cada peón puede moverse dos casillas si así el jugador lo desea, los siguientes movimientos serán únicamente una casilla hacia adelante, a excepción de los casos en el que el peón elimina una pieza del contrincante, ya que dicha pieza para poder ser eliminada por el peón debe estar a en la casilla que se encuentra justo al lado en sentido diagonal, de ser así el peón puede moverse una casilla en diagonal.

Cuando un peón llega al final del tablero del lado de las piezas de su contrincante, el jugador puede escoger una de las piezas que fueran eliminadas para que continúe en el juego.

El modelo de piezas estándar que se utiliza en los torneos oficiales alrededor del mundo, se le conoce como modelo de Staunton, el cual fue diseñado por Nathaniel Cook en el año 1849; se le llamo así gracias al campeón ingles de ajedrez, muy conocido en el siglo XIX, su nombre era Howard Staunton.

Relación del ajedrez con los granos de trigo

Hace miles de años, existió un rey en la india, uno muy importante. En una de las batallas que se desarrollaron durante su reinato sufre este Rey una muy dolorosa perdida debido a los enfrentamientos, la muerde de su único hijo, quien en poco tiempo asumiría el trono. Con esta gran pérdida el rey pasaba sus días taciturno y solitario, debido a que se encontraba sumergido en un mar de dolor y de tristeza.

Era muy notorio en el palacio, que el rey pasaba sus días entristecido y si deseos de reinar, porque había perdido todo lo que le importaba, los sirvientes del rey, que no son más que campesinos que habitaban en la zona de la india hicieron correr el chisme por todo el reino, y le llega a los oídos de un gran sabio. El sabio decidió tomar cartas en el asunto para poder sacar al rey de esa tristeza en la que se encontraba sumido; el sabio llega al palacio y pide que le den una audiencia con el rey debido a que era una información muy importante, cuando se la permitieron y fue mostro al rey y sus acompañantes unos objetos muy curiosos.

Los objetos curiosos que les entregaron fueron un tablero que estaba lleno de unas figuras extrañas, el sabio informaba que había inventado un juego, este juego sería una parte vital de la recuperación del rey, a este juego se le conocía como  el ajedrez.

Luego de que las reglas fueron explicadas para que el rey pudiera jugar las partidas de ajedrez, este comenzó a jugar y no paraba de jugar, mantener la mente tan ocupada lo ayudaba a estar bien y a pasar su dolor.

El rey se encontraba muy agradecido, le habían dado uno de los mejores regalos que había podido recibir en su vida, por lo que decide recompensar al sabio que le presento tan grandioso regalo, y el rey lo manda a llamar de la siguiente manera:

Después de explicarle las reglas el Rey jugó y jugó durante días y días logrando olvidar sus penas. El Rey agradecido por tan fantástico regalo quiso recompensar a su inventor y mandándolo llamar de una manera muy especial.

El rey le ofrece al sabio que pida lo que desee, que lo que él pidiera sería acatado por su persona, posterior a recibir el mensaje el sabio medita que le pedirá al rey y contesta ‘‘Grande es vuestra generosidad soberano de todas las tierras, más solo os pido una cosa. ’’. El rey le dice que pida sin temor, ya que el cumpliría cualquier deseo, por lo que el sabio le pide un grano de trigo por la primera casilla del tablero, dos granos para la segunda, cuatro para la tercera, ocho para la cuarta y así sucesivamente hasta que se llegue a la última de las casillas, por lo que el rey acepta considerando que es mínimo lo que debe hacer y da la orden a los campesinos de recolectar todos los granos de trigo para enviarlos al sabio.

Posteriormente los visires comienzan a recolectar con el saco que se les fue entregado por el rey y se dan cuenta que el saco no alcanzaba para el requerimiento dado por el sabio, por lo que corren muy alarmados a avisar al rey, el rey los atiende dudoso. Los visires le informan al rey que no hay trigo suficiente en el palacio para poder cubrir lo pedido por el sabio, por lo que el rey dice que se busque en el granero real, los visires establecen que tampoco sería suficiente. El rey molesto toma acción y dice que se recolecte todo el trigo del reino,  ya que debía cumplir su palabra, siendo importante para el ajedrez.

Los visires le informan al rey que no será posible llenar la cuota pedida por el sabio, ni con todos los graneros que había en el reino; los visires sacaron la cuenta y le dijeron al rey que los granos de trigo que se le debían dar al sabio eran un total de 18.446.744.073.709.551.615 granos de trigo. El rey sin tener palabras en la boca finalmente comprende la sabiduría del sabio, en especial el ajedrez.

Dejar Comentario