≡ Menu

Sorpréndase con la verdadera historia de Verónica, aquí

¿Conoce la historia de Verónica? ¿Quién es esta chica que fue noticia en España durante el año 2017? ¿Es cierto todo lo que se dice de ella?

Historia-de-Verónica-02

“Verónica”

Verónica es el nombre de una película, dirigida por Paco Plaza y producida por Enrique López Lavigne, director y productor de cine español, respectivamente, en el año 2017. Alcanzó gran nivel de popularidad, ya que está basada en una historia real ocurrida en la década de los 90’, en Vallecas, Madrid.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Fue nominada a varios premios “Goya”, obteniendo el de “Mejor sonido”; así como a los Premios “Feroz” y a las “Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos”, en estas últimas ganaron el de “Actriz Revelación” y “Mejor montaje”. (ver artículo: Historia de Madrid.)

¿Cuál es la historia de Verónica?

Verónica es una niña normal, adolescente, de 15 años de edad, quien vive con su madre y tres hermanos en Vallecas, Madrid, España. Huérfana de padre, recientemente, su madre trabaja en un bar para sacar adelante a su familia, por lo que Verónica constantemente quedaba a cargo de sus tres hermanitos menores, Lucía e Irene (gemelas) y Antonio (Antoñito).

Un día de 1991, durante las clases, en ocasión de un eclipse solar que sucedía, la maestra les explica a su salón los datos sobre los eclipses, su origen, creencias y mucho más. Entre esas explicaciones les dice que muchos años atrás, algunas culturas los usaron para organizar sacrificios humanos y convocar a espíritus malignos. (Ver artículo: Historia de Mesopotamia)

Salieron al tejado de la escuela a observar el eclipse, pero Verónica, junto a su amiga Rosa y una compañera llamada Diana, se van al sótano donde experimentan haciendo una sesión de Ouija (tabla de madera que contacta, supuestamente, con espíritus del más allá). Verónica quería contactar a su difunto padre y Diana a su difunto novio, quien había muerto en un accidente de motocicleta.

Historia-de-Verónica-03

La Ouija

La Ouija se volvió famosa hace muchos años, sobre todo en los jóvenes, quienes al salir de clases, la utilizaban en el mismo colegio o en casa de alguno de ellos, en la que pudieran estar solos, sin los padres. En la década de los 90’ había muchas leyendas urbanas, sobre historias de espíritus y fantasmas, que se reflejaban en el espejo y otras cosas similares. (Ver artículo: Historia de Halloween)

Tambien Te Recomiendo Ver...

La ouija respondió de inmediato a Rosa y Diana, el vaso que estaban utilizando se recalentó demasiado, pero Verónica no lo soltó. Al momento del eclipse, se rompió, causándole una pequeña herida en el dedo, por lo que su sangre goteaba sobre el tablero.

De pronto, emitió un grito aterrador, demoníaco y se desmayó. Fue atendida en la enfermería de la escuela y le diagnostican que posiblemente tenga deficiencia de hierro en su organismo y por eso se había desmayado.

Después de ese acontecimiento, Verónica ya no es una chica normal. Sucedieron una serie de hechos paranormales; cuando intentaba comer sentía que una mano invisible le impedía controlar sus manos, sufría convulsiones, veía alucinaciones. Aparecieron marcas de garras y mordiscos en su cuerpo y además escuchaba ruidos extraños. Empieza a ser temida por sus propios compañeros y amigos.

Historia-de-Verónica-04

“Hermana Muerte”

Un día regresa al sótano de la escuela, buscando respuestas a su extraño comportamiento, allí consiguió a la monja ciega de la escuela, una anciana a quienes todos llaman “Hermana Muerte”.

Le contó lo que le sucedía y la monja la regañó por haber hecho algo así, tan peligroso, explicándole que en la sesión se le había alojado un espíritu oscuro, por lo que ahora debe proteger a sus hermanos. La monja trató de ayudar, obligando al espíritu a dejar el cuerpo de Verónica, pero no pudo hacer nada para lograrlo.

Para proteger a sus hermanitos, Verónica empezó a dibujar símbolos vikingos, que evitarían que el demonio los destruyera. Pero ya estaba causando serios daños, sobre todo a Lucía, a quien el espíritu la estaba ahogando, pero le dijo a su mamá que había sido Verónica quien la estaba asfixiando.

Por la noche, Verónica soñó que sus hermanos se la estaban comiendo; al despertar, descubrió marcas de quemaduras en la parte inferior y que estaba en su primer período.

Mientras limpiaba su colchón, también vio, que en los de sus hermanos, había marcas de quemaduras en forma de cuerpo humano. La Hermana Muerte le dijo que debía corregir lo que había hecho mal el día de la sesión, para obligar a salir al espíritu que había en ella.

Historia-de-Verónica-05

Tambien Te Recomiendo Ver...

Despedir al espíritu

Le pidió a Rosa y Diana que la ayudaran a cerrar la sesión, aprendió que debieron despedirse del espíritu aquel día, cuando jugaron a la ouija, pero ambas se negaron a participar en eso nuevamente.

Por desesperación, lo hace con sus pequeños hermanos, le dio a Antoñito un libro para que dibujara los símbolos de protección en las paredes, pero se equivocó y le dio símbolos de invocación. Al pedir al espíritu que se despida, éste se negó. Se vio en la necesidad de llamar a la policía, cuando el espíritu le arrebató a Antoñito y pudo escapar con Lucía e Irene.

Regresó por su hermano y lo consiguió escondido y llamándola, pero no quería irse con ella a ningún lugar. Cuando se vio al espejo, vio al demonio, se dio cuenta que estaba poseída todo el tiempo y el daño que estaba causando a sus hermanos.

Intentó cortarse la garganta para terminar la posesión, pero no pudo, el demonio lo impedía. Al entrar la policía, quedaron impresionados por la escena y vieron a Verónica, intentando ahorcarse, poseída por el diablo.

Los médicos pudieron sacarla junto a Antoñito, mientras un detective seguía observando lo que sucedía en el entorno. Mientras veía una fotografía de Verónica que se encendía en fuego, le informaron que Verónica murió.

En 1996, los informes de actividades paranormales en Madrid, se fueron volviendo cotidianos, aunque no había explicaciones posibles. De hecho, esta película se basa en el primer informe policial de España, en el que se certificaba una presencia de actividad paranormal.

Historia-de-Verónica-06

Verónica y Estefanía

La verdadera historia: Caso Vallecas

Una madrugada de noviembre de 1992, la Policía Nacional de Madrid, acudió a la casa de Estefanía Gutiérrez Lázaro, una joven que vivía en la calle Luis Marín, Vallecas, Madrid y falleció en extrañas circunstancias, luego de jugar a la ouija.

Vieron un armario que se abría repentinamente y en forma sobrenatural, sintieron estruendos en la terraza, que no tenía explicación ni lógica. El Cristo que estaba en una cruz, se separó y una mancha marrón, identificada como “babas” vieron en esa oportunidad. Este suceso fue reseñado como el “Caso Vallecas”.

Informe

En el informe detallan lo sucedido a la chica antes de su fallecimiento, había jugado a la ouija y por no haber cerrado la sesión en forma debida, un espíritu se apoderó de ella, haciendo un tormento su vida, sufría de alucinaciones, lesiones inexplicables en su cuerpo, vómitos, convulsiones, en fín, le cambió la vida a Estefanía.

Su salud se fue deteriorando, hasta que en agosto de 1991 su madre tuvo que ingresarla en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Allí, falleció en extrañas circunstancias, sin que los médicos pudieran hacer algo por ella. El informe médico sólo decía “muerte súbita y sospechosa”, según palabras del forense, Pedro Cabezas.

Aunque luego de su fallecimiento, los extraños acontecimientos continuaron, la familia de Estefanía seguía sufriendo la tortura en la casa donde habitaban, ocurrían cosas extrañas e inexplicables. Una noche llamaron a la policía denunciando los sucesos ocurridos en su vivienda.

Casa de Estefanía

Misterio y rareza en la casa

«Lo primero que me impresiona es que llego a la casa y veo a la familia en la calle con un frío espantoso y la madre con un niño de pecho, así que intenté tranquilizarlos», palabras y testimonio del jefe de Policía para aquella fecha, José Pedro Negrí. Había cuatro agentes más acompañándolo en aquella visita, quienes eran incapaces de explicar lo que veían, lo llegaron a describir como «una situación de misterio y rareza».

El padre de Estefanía les pidió que apagaran la luz, explicando que cuando la casa estaba en calma era cuando acontecían los extraños sucesos. Les estaba contando que los crucifijos se movían sin control y había una figura de gran tamaño que los vigilaba desde el pasillo.

Apenas dos minutos después de apagadas las luces, una de las puertas se abrió y cerró en forma violenta, antinatural. Al encender la luz hicieron una inspección para conocer las causas de lo sucedido e inmediatamente escucharon un fuerte ruido en la terraza, lugar en el que no había nadie.

Pudieron observar que en una mesita donde estaba el teléfono, sobre un mantel pequeño, apareció una mancha marrón, identificada como “babas”. Los agentes que estaban en aquella misión, confesaron que si no era obligatorio, ellos preferían esperar afuera de la casa, en la calle. Sólo quedó un compañero con el Inspector Negrí.

La familia Gutiérrez Lázaro vendió la casa y los inquilinos que ocuparon el piso luego de ellos, aseguraron que nunca vieron ni sintieron nada extraño en él.

Película

Paco Plaza, director de cine español, aprovechó este caso, uno de los más relevantes e inexplicables de la parapsicología en España, para tomarlo como tema de una película y tocar el asunto de las leyendas urbanas que se basaban en historias de espíritus y fantasmas.

Utilizó el Caso Vallecas como una excusa argumental, aclara que no es un documental y que sólo está inspirado en ese caso y en otros dos sucesos ocurridos, con las mismas características, en Madrid en esa misma década de los años 90’.

Dejar Comentario