≡ Menu

Conozca la Historia de la Semana Santa, significado y tradiciones

La iglesia católica celebra anualmente el año litúrgico cristiano, en el que se incluye la Semana Santa. Esta celebración, una semana previa a la Pascua, conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. En todo el mundo se celebra, cada país a su manera, esta importante actividad cristiana.  Esta es la historia de la semana santa

Semana-Santa-02

¿Cómo se celebra la Semana Santa?

La Semana Santa inicia con el Domingo de Ramos y finaliza con el Domingo de Resurrección. Se acostumbra empezar las actividades el viernes anterior, en algunos países del mundo, al que llaman Viernes de Dolores. Sucede entre los meses de marzo y abril, es variable, debido a que está sujeta al calendario lunar. (ver artículo: Historia de Jesús)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Domingo de Ramos

Se celebra en este día la entrada de Cristo a Jerusalén, cuando llegó montado en un burro pequeño y fue aclamado por el pueblo, con ramos, aplausos y gritos, tal como un rey. Los fieles, ese día, asisten a la iglesia con ramos y palmas, para aclamar a Jesús.

Esto ocurre porque la historia cuenta que la gente al ver llegar a Cristo cubrieron el camino con sus trajes y hojas de palma. Decían al verlo y mirando al cielo: “¡Bendito sea el Hijo de David! ¡Bendito sea quien viene en nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!”.

Jesús lloraba, de emoción y de saber que pronto Jerusalén sería destruida. A los que no sabían quién era, les decían:”Éste es Jesús el profeta, el de Nazaret de Galilea”.

Semana-Santa-03

Lunes Santo

El Lunes Santo Jesús manifestó ante su pueblo y la naturaleza su poderío. Visitó la casa de Lázaro, quien fue resucitado y María lo unge con perfumes costosos. (Ver artículo: Historia de Daniel)

Ese día se recuerda el Evangelio de San Juan en la misa, el que menciona el pasaje siguiente: “Esto que ha hecho anticipa el día de mi sepultura. Además, a los pobres los tenéis siempre con vosotros; a mí, en cambio, no siempre me tendréis”. Es reseñado como la Unción en Betania.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Martes Santo

También llamado Día de la última llamada, recuerda el día que Jesús acudió al Templo, donde los grupos opositores a él, se unen para buscar destruirlo. La Iglesia invita al sacramento de la confesión, como manera de estar preparados y listos para la Vigilia Pascual y La Pascua. El cristiano debe estar en gracia de Dios, “limpio”, para poder participar en el banquete de la Eucaristía, la misa más importante del año.

Miércoles Santo

Ese día Judas Iscariote traicionó a Jesús, que lo llevó a su condena y muerte. Constituye el final de la Cuaresma y comienzo de la Pascua. La iglesia católica lo conmemora con un momento de penitencia en las vísperas de la Pasión de Jesús. Se hacen largas caminatas, procesiones con la imagen de Jesús cargando la cruz, “El Nazareno”, camino a El Calvario, una de las más apreciadas por la feligresía.

Jueves Santo

Luego de la Última Cena, Jesús fue al Huerto de los Olivos, ya sabiendo de la traición de Judas Iscariote. Pasó toda la noche orando y posteriormente fue aprehendido. Todas las catedrales celebran una misa con todos obispos y sacerdotes, quienes renuevan su fe y sus promesas, además de obediencia al obispo. (ver artículo: Historia de la iglesia católica)

Se consagran los óleos o aceites que usan en los sacramentos como el bautismo, la confirmación, ordenación sacerdotal y unción de enfermos. Este día es muy especial para los católicos, ya culmina la Cuaresma y se introducen los tres días más importantes del año litúrgico.

La Última Cena

El Jueves Santo, rememora el día que Jesús llega a Jerusalén con sus apóstoles y celebraban la Pascua. Jesús bendijo el pan y lo ofreció, diciendo: “Tomen este pan y cómanlo, porque es mi cuerpo”. Hizo lo mismo con el vino, extendió la copa a sus comensales y discípulos y les dijo: “Beban de este vino, porque es mi sangre”. Miró a sus discípulos, con mirada triste y afligida, para decirles que uno de ellos lo iba a traicionar.

Ninguno podía creer lo que el Señor les decía, entonces Pedro le habló a Juan y le pidió que le preguntara a El Maestro quién de ellos era el traidor. Jesús le dijo a Juan: “Aquél a quien yo le dé este trozo de pan”, tomó un pedazo de pan, lo mojó en el plato y se lo entregó a Judas Iscariote. “Haz lo que tengas que hacer… pero hazlo rápido”, le dijo a Judas, quien se levantó de la mesa, sin decir palabra, sobresaltado.

Hay sitios donde se estila lavar los pies de 12 feligreses, por parte del sacerdote, como símbolo de humildad y sencillez, emulando a Jesús con sus discípulos.

Viernes Santo, Vía Crucis

Este día es muy significativo, recuerda la Pasión de Cristo, su prisión, su condena, flagelación, coronación de espinas y crucifixión. Se representa en un Vía Crucis y una ceremonia en Adoración a la Cruz.

En la liturgia, los fieles van al templo a rezar el Vía Crucis, las Siete Palabras, Rosario del Pésame y sobre todo se dedican a reflexionar sobre la muerte de Cristo y su significado e importancia para el mundo. Comienza el Triduo Pascual, no se celebra misa.

Este día se celebra la Pasión y Muerte de Jesús, por medio de la palabra, la Adoración de la Cruz y la Comunión Eucarística. Es el clímax de todos los evangelios, fue el momento más importante en la vida de Cristo, Jesús dio la vida por sus amigos y hermanos.

Una de las cosas más recordadas de este día en la vida de Cristo, fue el Vía Crucis. Lo creó Francisco de Asís, en el siglo XII. Consta de 14 estaciones, con momentos del camino a la cruz, donde fue crucificado Jesús.

El Viernes Santo no se celebran misas, en memoria de la muerte de Jesús. Se realiza el Sermón de las Siete Palabras (las que dijo Jesús desde la Cruz) y la Adoración de la Cruz.

La Crucifixión

A Jesús lo acostaron sobre la cruz y le clavaron sus muñecas y manos en ella. Sobre su cabeza colocaron una inscripción que decía: “Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos”, en tres idiomas, hebreo, latín y griego. La gente miraba, otros con mucha tristeza lloraban y los embargaba la impotencia.

Otros le gritaban y se burlaban de él, le decían: “Si realmente eres el Hijo de Dios, ¿por qué no te salvas a ti mismo?”. Jesús exclamó: “¡Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen!”.

Uno de los dos ladrones que también fueron crucificados a su lado, también le dijo: “¡Si eres el Mesías, el Hijo de Dios, sálvate y sálvanos a nosotros!”.

A lo que dijo el otro: “¿Ni siquiera temes a Dios en la hora de tu muerte? Nosotros somos castigados por nuestros crímenes, pero Él nada malo ha hecho”. Y le dijo a Jesús que se acordara de él cuando llegar a su Reino, a lo que Jesús contestó: “En verdad te digo que hoy entrarás conmigo en el Paraíso”.

Semana-Santa-05

Sábado Santo

Es Sábado Santo de Luto, no Sábado de Gloria. La iglesia espera junto al sepulcro, no hay misa en horas de la mañana. Este día conmemora el período de tiempo entre la muerte y la resurrección de Jesús. La noche de este día se lleva a cabo una Vigilia Pascual, la misma celebra el regreso de Cristo.

Se bendice el agua y se encienden velas en señal de luz de vida, es una gran fiesta católica. No hay música ni flores, ni mucho menos grandes luces. Este día recuerda cuando Jesús estuvo enterrado. En la Iglesia Católica es un día de espera de la resurrección. No se realizan misas ni se recibe comunión. El altar permanece vacío.

Domingo de Resurrección

Jesús resucitó al tercer día de su muerte. Es la fiesta más grande para los cristianos al saber que las profecías de Jesús se cumplieron y volvió. Se renuevan los sacramentos del bautismo y la confirmación.

En la liturgia, se enciende el cirio pascual y se lee y recorre la historia de la salvación, con nueve lecturas bíblicas. La Iglesia consiente en celebrar los 50 días de Pascua hasta Pentecostés, todo en una sola fiesta. (Verartículo: Historia de la Biblia)

La Resurrección de Cristo es la gran celebración de este día de la Semana Santa. Fiesta principal del año cristiano, puede variar la fecha de su celebración, según el calendario lunar, domingo siguiente a la primera luna llena de primavera.  Por lo general fluctúa entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Calendario solar y calendario lunar

Esto se debe a la conexión entre la pascua judía y la cristiana, además de la diferencia existente entre el calendario católico (solar) y el judío (lunar). Por ejemplo, los judíos acostumbran comer el cordero pascual la víspera del 15 del primer mes del calendario judío, llamado Nisan.

Jesús la celebró en la Última cena, el 14 de Nisan y murió crucificado el 15 de Nisan. Resucitó al domingo siguiente, es decir, el 17 de Nisan. Los judíos celebran la pascua de resurrección esa fecha 17 de Nisan, sea o no domingo. El calendario judío o lunar tiene 354 días y se rige por las fases de la luna, a diferencia del solar o católico.

Festividades y tradiciones

Las celebraciones con motivo de la Pascua de Resurrección están relacionadas con muchas otras tradiciones del mundo pagano. Estas se hacían durante el día del equinoccio de primavera y también pintaban “huevos de pascua”, con colores brillantes para representar la luz del sol de la primavera.

Los primeros cristianos, la mayoría de origen judío, consideraban la Pascua de Resurrección como una versión de la Fiesta de Pascua judía, que celebraba el advenimiento del Mesías, anunciado por los profetas.

Historia de la Semana Santa en otras partes del mundo

En diversas partes del mundo se celebra la Semana Santa, en algunas partes como Fiestas de Interés Turístico Internacional, entre ellas, Málaga, Sevilla, Valladolid, Zamora o en el Bajo Aragón. Por su parte, en Valladolid están reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La “Semana del Turismo”  llaman a esa semana, en Uruguay, cumpliendo con una ley que secularizó las fiestas religiosas. Veamos otras formas de celebrar la Semana Santa.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Sevilla, España

Las Hermandades son cuerpos o asociaciones de fieles que se dedican a ejercer obras de piedad o caridad, también las llaman Pías Uniones, dependiendo de su organización.

Las cofradías son hermandades, de fieles cristianos, laicos, clérigos, que se erigen además para el incremento del culto público: obras benéfico-asistenciales, penitencia de los cofrades, entierro y sufragio por los difuntos, entre otros… Los sevillanos se refieren a ambas como si fueran lo mismo.

Su origen se endosa a Jesús, sus apóstoles y discípulos. Así como con María y los apóstoles reunidos después de la muerte y resurrección de Jesús. Estas cofradías de Semana Santa o de Pasión se remontan a finales de los siglos XV ó XVI.

Tienen como objetivo, en primer lugar, la contemplación de la Pasión y Muerte de Cristo, igualmente la imitación de los dolores de Cristo en su Muerte, haciendo actos de penitencia pública, en una procesión o estación de penitencia.

La noche del Jueves al Viernes Santo, conocida como la “Madrugá”, es uno de los días más cumbres, cuando realizan su estación de penitencia las imágenes más esperadas y apreciadas por los devotos. Entre ellas, La Esperanza de Triana y La Macarena, Jesús del Gran Poder, el Señor de Sevilla, todas atraen gran cantidad de personas de Sevilla y de todas las provincias.

Más allá de la “Madrugá”, hay otras oportunidades durante la Semana Santa, en las que se pueden apreciar las distintas procesiones sevillanas. Hay unas emblemáticas, como “La Paz”, la cual fue fundada por excombatientes del bando nacional, después de la Guerra Civil, ésta sale cada Domingo de Ramos; “El Cristo de la Expiración” sale los Viernes Santos.

Ayacucho, Perú

Esta festividad religiosa en Ayacucho es la más importante de la ciudad, constituye una de las más destacadas de América Latina, por sus muestras de fe y sincretismo religioso y cultural. Sus orígenes son españoles y la versionan con una mezcla de tradición católica con matices andinos, propios de Ayacucho y de la zona sur del Perú.

La tradición lleva más de 150 años, la fiesta dura 10 días y el pueblo de Ayacucho y gran parte del país se vuelca a este masivo evento, que exalta los valores y la identidad cultural y religiosa de la sociedad peruana. Participan distintos grupos de la sociedad ayacuchana, además de reunir a devotos y turistas, que expresan y representan una litúrgica ritual y a la vez una festividad popular.

La primera, se inicia el Viernes de Dolores, marchando en una procesión del Señor de la Agonía y de la Virgen Dolorosa; la segunda, empieza mucho antes, el año inmediatamente anterior, cuando al culminar la Semana Santa precedente, hay una pareja de mayordomos o cargos (esposos) que la reciben simbólica y formalmente antes de terminar la procesión, a través del Watacuy (Cruz con adornos amarrados).

Desde ese mismo momento, se inician los preparativos para la fiesta del año siguiente. Buscan a un cabecilla de mulas o “uma”, quien será el encargado de dirigir las piaras el Domingo de Ramos. Al tener todo listo, empiezan la representación en tiempo de Carnavales, primeramente, que se celebra mes y medio antes de Semana Santa, luego el Sábado de Gloria o víspera de la entrada de chamizo. (ver artículo: Historia del Perú)

Guatemala

En Guatemala, país centroamericano, cada Viernes de Cuaresma rezan el Vía Crucis, recorriendo las capillas de la ciudad, hasta el Calvario. Esta tradición comenzó con el Hermano Pedro de San José de Betancourt, en el siglo XVII, la antigua Guatemala. Se hace una procesión con la imagen del Nazareno, cada domingo, en diferentes aldeas y en diferentes partes de la ciudad.

El Domingo de Ramos da inicio a la Semana Santa, con gran entusiasmo de la gente y gran esplendor. Los Jueves y Viernes Santos también hay procesiones del Santo Entierro y concluyen el Domingo de Pascua, con la Resurrección de Cristo.

Las hermandades, asociaciones y vecinos se abocan a hacer de este recorrido algo especial, elaboran alfombras con flores, aserrín teñido, retazos de papel y otros materiales, con gran calidad, imaginación y esmero en cada trabajo.

Las velaciones son realizadas en los templos de la ciudad y las aldeas, durante el transcurso de la Cuaresma. Adentro de las iglesias los habitantes elaboran huertos con frutas, flores y aves, que dan un aspecto muy original. Los penitentes o cargadores, a quienes llaman “cucuruchos”, se visten con túnicas moradas, durante ese ciclo y el Viernes Santo, cambian a una túnica negra.

Ellos se encargan de cargar las andas procesionales con las imágenes del Nazareno y el Señor Sepultado, acompañados con las imágenes de la Virgen María, San Juan y María Magdalena. Van por la ciudad junto a una banda de músicos que van interpretando marchas fúnebres.

México

En México, celebran la Semana Santa y Semana Pascua juntas, en dos semanas de mucha actividad religiosa, festiva y de vacaciones playeras. México es un país muy católico, donde esta celebración de la Semana Santa es de gran importancia e interés, para los devotos y feligreses.

Estas fiestas empiezan 40 días antes del Miércoles de Ceniza, día de inicio de la Cuaresma. Los mexicanos van a las iglesias para recibir la cruz de ceniza por parte de los curas, la cual les pone en la frente. Las cenizas utilizadas son del Domingo de Ramos, de la Semana Santa del año anterior.

Durante los 40 días se cumplen penitencias y abstinencias que culminan en la Semana Santa, se hacen en memoria de los 40 días que Jesús estuvo en el desierto, antes de su Pasión.

El Domingo de Ramos celebra la llegada de Jesús a Jerusalén, siendo recibido con flores y hojas de palma por la gente, de manera entusiasta. Ese día, los mexicanos toman las palmas de las iglesias y las llevan a sus hogares, las cuales colocan detrás de las puertas para protegerlos. Pasado un año, estas se devuelven a la iglesia para ser quemadas y convertidas en cenizas, son las que utilizan para el nuevo Miércoles de Ceniza.

Iztapalapa

A la siguiente semana, se celebra la Semana Santa, tiempo en que los niños disfrutan de vacaciones, al igual que bancos e instituciones públicas. Jueves y Viernes Santo son días no laborables. Viernes Santo representa la Pasión de Cristo con el Vía Crucis. Hacen simulaciones casi tan reales, que hasta sangre se puede ver en la representación. El Vía Crucis de Iztapalapa es el más famoso, asiste más de un millón de personas a presenciar el acto.

El Sábado de Gloria queman a Judas Iscariote, por haber traicionado a Jesús. Hacen muñecos con papel maché o cualquier otro material. Mientras que el domingo, día de la Resurrección de Jesús, los feligreses lo celebran con gran devoción e interés, por ser la fiesta religiosa más importante del año, además de la Navidad.

Conejos de Pascua

Domingo de Pascua

En México, el domingo siguiente al de Resurrección, es el Domingo de Pascua y la semana posterior a la Semana Santa, la llaman Semana Pascua. No hay celebraciones particulares, sólo los niños tienen un descanso escolar y en algunos sitios están apareciendo los Conejos de Pascua, más que todo con fines de consumo comercial.

Venezuela

En Venezuela, país de Sudamérica, la Semana Santa se celebra desde los tiempos de la Colonización Española, formando parte importante de las tradiciones religiosas. Caracas, su capital, es una de las ciudades que ha mantenido esa bonita tradición, celosa de sus ritos religiosos. (ver artículo: Historia de Venezuela)

Hay estados como Trujillo, Yaracuy, Táchira, Nueva Esparta, entre otros, que también mantienen sus costumbres muy afianzadas en la celebración de la Semana Santa.

Como es sabido, la Semana Santa es la época más importante para la Iglesia católica. Los cristianos conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, durante siete días seguidos. Se puede dividir así: el final de la Cuaresma (Domingo de Ramos, Lunes, Martes y Miércoles santos) y el Triduo Pascual (Jueves, Viernes y Sábado santos).

La Gran Semana, Semana Mayor o Semana Santa, comienza el Domingo de Ramos, conmemorando el día que Cristo fue aclamado por los judíos y finaliza el Domingo de Resurrección, el tercer día cuando Cristo resucitó de entre los muertos. En esta semana se reviven los últimos días de Jesús de Nazaret, cuando llegó a “vencer la muerte” y logró el perdón de los pecados de todos los humanos.

El Domingo de Ramos, en Caracas, hay una tradición muy conocida, la de los Palmeros de Chacao, ellos suben al Cerro El Ávila para buscar las palmas, que serán bendecidas en las iglesias. Son hermosas ceremonias y las procesiones son una manifestación de fe y hermandad, pocas veces vista en ese enclave religioso de Caracas.

La Catedral de Caracas ofrece un variado y extenso programa de misas y procesiones durante toda esa semana. Pero la que sigue siendo la más impactante es la del Miércoles Santo, en la Iglesia de Santa Teresa, que data desde 1580, es la Procesión del Nazareno de San Pablo.

Nazareno de San Pablo

Miles de feligreses vestidos con túnicas moradas, salen a venerar la imagen del Nazareno de San Pablo, el mismo que salvó a Caracas de una epidemia de viruela, hecho ocurrido en el siglo XVII. Más de 60 miembros de la Cofradía sacan la imagen de la iglesia, después de varias misas, para que los asistentes y devotos puedan verlo.

Otra muy bonita tradición es escuchar el Sermón de las Siete Palabras y visitar los Siete Templos de la capital: La Catedral, el Corazón de Jesús, la iglesia de Las Mercedes, San Francisco, Altagracia, la Santa Capilla y Santa Teresa. Esto se hace el Viernes Santo.

La bendición del cirio pascual y el agua, se hace el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección, se escenifica la Quema de Judas, tradición popular muy antigua, en la que proceden a quemar a Judas Iscariote y también aprovechan de hacerlo con personajes de mala reputación o rechazados por la sociedad caraqueña. Esto se ve más que todo en los barrios más populares de la ciudad, también en pueblos y otros estados.

Popayán, Colombia

En esta ciudad colombiana, Popayán, celebran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, al igual que en muchas partes del mundo. Una celebración religiosa que incluye actos solemnes, procesiones multitudinarias, desde la noche del Viernes de Dolores hasta el Sábado Santo. Esta tradición data desde el siglo XVI.

Popayán, Colombia

Las imágenes, talladas en madera por escuelas artísticas de Sevilla, Andalucía, Granada, Quito, Francia, Italia y Popayán. Todo un lujo, las montan sobre andas o muebles con plataformas y barrotes, en los que se aprecian los diferentes episodios que narran los Evangelios, con motivo de la Pasión, Crucifixión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Cada una de estas escenas la llaman “paso”, van haciendo un recorrido de unos 2 km aproximadamente, trazado en forma de cruz latina, por todas las iglesias y templos del centro de la ciudad. Se hacen desde el Martes hasta el Sábado Santo.

Estas procesiones fueron declaradas como Patrimonio Cultural de la Nación en el año 2004 y están inscritas en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de la UNESCO, desde Septiembre del año 2009.

Dejar Comentario