≡ Menu

Historia de Troya: causas, consecuencias, dioses, personajes y mas

La historia de Troya se remonta a principios del tercer milenio a.C. (3000 años a.C.). Después de estar olvidada por más de tres siglos, los restos de esta ciudad fueron encontrados en el año 1871, después de iniciarse unas exploraciones en 1865. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1998.

Historia-de-Troya-03

¿Dónde está Troya?

La ciudad de Troya o Ilión, está situada en lo que hoy se conoce como la Colina de Hisarlik (Colina dotada de fortaleza, en turco), en Turquía. La historia de Troya salió a la luz pública por su mítica “Guerra de Troya”, cuando fue descrita en la obra literaria “La Ilíada”, un poema épico de la Antigua Grecia, cuya autoría se le atribuye a Homero. (ver artículo: Historia de Grecia)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Fue escrita, según fuentes históricas, en el siglo VIII a.C. En “La Odisea”, Homero también se refiere a Troya y Virgilio hace lo propio en “La Eneida”. Toda la leyenda de Troya fue completada por otros autores griegos y romanos.

Guerra de Troya

Según la mitología griega, en Troya se desarrolló un conflicto bélico, donde se enfrentaron ejércitos aqueos contra la ciudad y sus aliados. Cuenta Homero que fue una expedición de castigo de los aqueos, por el rapto de Helena de Esparta, a manos del príncipe Paris de Troya. Hay versiones que señalan que Helena se fugó.

Todo se enmarca en un concurso de belleza, donde participaban las diosas Afrodita, Atenea y Hera. El juez asignado decidiría sobre quien recaería la corona, ese juez fue Paris, un príncipe troyano. Las tres candidatas, al saber que era Paris quien decidiría, intentaron sobornarlo. Afrodita le ofreció el amor de la mujer más hermosa del mundo; Atenea le ofreció sabiduría y destreza en las batallas y Hera, ofreció el control político sobre Asia.

Pero Paris, optó por el ofrecimiento de Afrodita, quien para cumplir su promesa, ayudó a raptar a Helena, quien era la mujer más hermosa del mundo, hija del rey de Esparta, Tíndaro y de Leda. También se dice que Helena en realidad era hija de una aventura de Zeus con Leda. Para el momento del rapto, Helena estaba casada con Menelao, heredero del reino de Esparta.

Historia-de-Troya-02

Se desató la guerra

Por no haber obtenido resultados positivos en la búsqueda de Helena, ni la devolución por parte de Paris, a través de  Diomedes y Acamante, se desató el conflicto bélico de Troya.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Esta guerra se convirtió en uno de los poemas más emblemáticos de la épica grecolatina, siendo los más originales, que han llegado intactos a la actualidad, “La Ilíada” y “La Odisea”, ambas de Homero. En La Ilíada se describe un episodio de la guerra de Troya y en La Odisea, describen el viaje de regreso de Odiseo (Ulises), uno de los líderes griegos que combatieron en ella.

En esta guerra se enfrentaron los héroes más grandes de la antigüedad, como Aquiles, Héctor, Ayax, entre otros…Otras partes de la historia de Troya fueron elaboradas por poetas romanos y griegos posteriormente.

Los griegos de aquellas épocas creían ciegamente en lo escrito por Homero, se sabían la historia de la guerra de Troya, basada en esos datos, que había sucedido en el siglo XIII a.C., aunque otros decían que fue en el siglo XII. Sabían también que Troya estaba ubicada cerca del estrecho de los Dardanelos, al noroeste de la península de Anatolia (hoy Turquía).

Para el historiador Heródoto, esta guerra fue la causa originaria de las rivalidades entre los persas y los griegos. Para la modernidad, tanto Troya como la guerra, fueron consideradas de naturaleza mitológica, solamente.

Causas y consecuencias de la guerra de Troya

En la epopeya griega, La Ilíada, el príncipe Paris de Troya secuestró a Helena de Grecia, su enamorada y además la mujer más bella del mundo. Melenao de Esparta, su marido, al enterarse, llamó a los griegos y emprendieron una guerra contra los troyanos.

Se deduce que muchos de los atributos y poderes que se dan a los personajes que aparecen en la obra, fueron irreales, pero no aplica para el hecho de la guerra en sí, la cual sí ocurrió, así como algunos personajes y lugares que sí pudieron ser reales.

Hay estudios que afirman que la guerra no se debió sólo al conflicto por el secuestro, sino que se compilaron y mitificaron varios sucesos a la vez. Para Homero, la causa fue el secuestro de Helena y la consecuencia, fue la destrucción de Troya.

Hoy día, según estudios más modernos, la verdadera causa de esta guerra fue la rivalidad existente entre los griegos y troyanos, por el dominio del mar, hay que acotar que Troya estaba ubicada estratégicamente para el comercio, lo que la hacía una región próspera y poderosa. La consecuencia fue la destrucción de la ciudad de Troya, además del saqueo de sus tesoros y la ocupación política y estratégica de los griegos, sobre todo los de Micenas.

Historia-de-Troya-04

¿Quién fue Ulises?

Ulises fue un héroe griego, protagonista de los poemas e historias más emblemáticas y trascendentes de la Antigua Grecia. Protagonista de La Odisea, de Homero, fue uno de los máximos héroes de la mitología y la leyenda de la Antigua Grecia. (Ver artículo: Medusa)

Apareció por primera vez en “Cantos Ciprios”, un poema correspondiente al ciclo troyano, que fue escrito después de La Ilíada, completando los relatos sobre la guerra de Troya, el cual se extravió. No formaba parte ni de La Ilíada ni de La Odisea. Aparece en los poemas de Homero: La Ilíada y La Odisea, como uno de los protagonistas y como el personaje excluyente, respectivamente.

Ulises fue el rey de la isla Ítaca (hoy Islas Jónicas), hijo de Ítaca y de Anticlea, en La Odisea. Esposo de Penélope, padre de Telémaco y hermano mayor de Ctímene. En otros textos posteriores aparece como hijo de Sísifo y de Anticlea. Su padre, Laertes, le entregó el reino para que se encargara de gobernar, estando aún muy joven. Se dio a conocer como un rey hospitalario y respetuoso para con los dioses.

Durante la guerra de Troya, más que por guerrero, se destacó por su ingenio y astucia. De hecho Ulises trató de eludir la guerra, ya que estaba recién casado con Penélope, la hija del Rey de Esparta. Gracias a su astucia supo sobreponerse a los diferentes obstáculos, que le designaban los dioses a su paso. Pasó 10 años batallando y en su reino pensaron que había muerto, pero pudo regresar a casa, recuperando su trono y gobierno.

Regreso del guerrero

Entre los obstáculos presentados a Ulises en su regreso a casa, estaba el clima, hubo una vez un fuerte temporal que hizo que se desviara al África, resultando muchos de sus compañeros muertos.

En otra ocasión, en Sicilia, se enfrentó a un cíclope, Polifemo, cuando también pierde a varios de sus compañeros. Se pudo zafar del cíclope, emborrachándolo, buscó refugio en la casa del dios Eolo, dios de los vientos, pero los fuertes vientos terminaron por complicarle más aun su viaje de regreso. (Ver artículo: Historia de Italia)

Neptuno, fue otro problema encontrado en el camino. Para vengar lo que le hizo a Polifemo, Neptuno raptó por siete años a Ulises, utilizando a una ninfa llamada Calipso, para atraerlo. Ésta, al ver que Ulises sufría por su patria y su familia, decidió ayudarlo a escapar, dándole una embarcación para que continuara su viaje.

Al llegar a Ítaca no fue reconocido por nadie, a excepción de un viejo perro, que casi muere de alegría al verlo. Tuvo que enfrentarse, con ayuda de su hijo, a todos los pretendientes que tenía Penélope, quienes querían desposarla.

Muerte de Ulises

Ulises fue asesinado por su hijo, en una lamentable confusión. Telégono, hijo de Ulises y Circe, la hechicera, fue quien mató involuntariamente a su padre, en medio de un enfrentamiento. Lo peor es que se lo habían predicho, pero nunca creyó ni quiso saber nada de eso.

Aquiles

Otro de los grandes héroes de la mitología griega fue Aquiles, hijo de la diosa Tetis y del mortal Peleo. Tuvo un importante y destacado papel en la guerra de Troya, ayudando en la victoria de los griegos, más no asistió a la caída de Troya. Aquiles era mortal, aun cuando tenía cualidades sobrehumanas. A diferencia de Hércules, luego de morir pasó al mundo de las sombras.

Su belleza, arrogancia, fortaleza y crueldad, se convirtieron en el prototipo de todos los hombres que pagarían por vivir una vida ilustre, peligrosa y acelerada como la de Aquiles. Pero este tipo de vida siempre termina de forma prematura, como ejemplo está Alejandro Magno, el conquistador macedonio, quien fuera admirador del propio Aquiles.

Aquiles fue educado por Cirón, sabio centauro, instructor de otros héroes. También tuvo una formación intensiva en la carrera militar, lo que ayudó en gran medida en su participación en el campo de batalla. A Aquiles se le conocía con el epíteto de “pies ligeros”, en La Ilíada, de Homero.

Aquiles en la guerra de Troya

Cuando los griegos salieron hacia Troya a rescatar a Helena, Artemisa rechazó ayudarlos con el viento necesario para seguir el viaje, a menos que el rey Agamenón de Micenas, ofreciese a su hija Ifigenia. Éste convenció a Ifigenia a que fuera al puerto de Aulis, donde estaba la flota con los marineros y le prometió casarla con Aquiles.

Durante los 10 años que lidiaron en la ciudad de Troya, los griegos saquearon y llevaron a cabo varias acciones violentas contra los troyanos. Aquiles fue uno de los que atacó sin misericordia a Troya. En una de las incursiones o ataques, Aquiles raptó a Briseis, joven muy bella, a quien convirtió en su amante.

Agamenón, quien comandaba las tropas griegas, también tenía una amante, Criseis, a quien tuvo que devolver a su padre, quien era uno de los sacerdotes más importantes de Apolo. Lo hizo para evitar la ira de Dios y por intersección de Aquiles, quien insistió en repetidas oportunidades que devolviera a la chica.

Agamenón, luego de devolver a Criseis, reclamó a Briseis como amante, en un acto de orgullo y soberbia. Pensaba que siendo el comandante en jefe, no podía tener menos favores sexuales que los demás soldados y combatientes.

Aquiles entregó a la joven y rechazó seguir adelante con el asedio a la ciudad. Estaba herido en su orgullo y pidió a su madre que intercediera ante Zeus, para que la fortuna de la batalla les fuera favorable a ellos, tal como ocurrió. La batalla de Troya duró 10 años, cada vez más los griegos estaban presionados.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Muerte de Patroclo

Cuando los troyanos intentaron incendiar los barcos griegos, Aquiles permitió que su mejor amigo, Patroclo, entrara en combate, aun en medio de toda esa confusión. Patroclo se vistió con el traje de armadura de Aquiles y fue el héroe de la batalla, los troyanos pensaron que era Aquiles y le tenían miedo, ya que éste los había puesto de rodillas en oportunidades anteriores.

Héctor, príncipe de la corona troyana, lo mató, pensando que era Aquiles, quitándole la armadura del héroe griego. Cuando Aquiles se enteró de la noticia, montó en cólera y estaba inconsolable, ni su madre, pudo consolarlo, ante la muerte de su amigo. Sólo pensaba en vengarse, por lo que su madre, Tetis, llamó a Hefesto, para que le elaborara una nueva armadura a Aquiles.

Venganza por la muerte de Patroclo

Aquiles andaba en una cuadriga con dos caballos inmortales, Xanto y Balio, que dicen, hasta podían hablar, con la que atemorizaba a todo quien lo viera. Se había ganado la reputación de ser un guerrero despiadado en Troya. Antes de asediar a la ciudad, Aquiles mató a Cieno, uno de los hijos de Poseidón, a quien igualmente asesinó, estrangulándole con la cinta de su propio casco, ya que Poseidón era inmune a las armas ordinarias.

Ya vestido con su nueva armadura, se montó en su cuadriga y se dirigió al campo de batalla. Allí provocó un baño de sangre entre los troyanos. Buscaba a Héctor por los alrededores del recinto amurallado, pasó tres veces, hasta que lo mató y arrastró su cuerpo desnudo con la cuadriga.

No solo ese día, cada día lo hacía por todos lados donde pasaba, hasta que Tetis lo convenció de que devolviera el cuerpo de Héctor a su padre, Príamo. Hermes, el mensajero de los dioses, fue con un importante rescate hasta la tienda de Aquiles, acompañado de Príamo, quien quería presentarle sus respetos. Aquiles se conmovió con la actitud del anciano, por lo que entregó el cuerpo de Héctor diciendo que lo podía enterrar donde quisiera para su descanso en paz.

Este episodio en la vida de Aquiles, la pérdida de Briseis, de su amigo Patrolo, la muerte y entrega del cuerpo de Héctor, quedó magistralmente descrito en La Ilíada.

Muerte de Aquiles

Poco antes de morir, Aquiles se enfrentó a un ejército de Amazonas, que llegó para ayudar a los troyanos. Derribó con su lanza a Pentesilea, su reina, pero al verla sin su armadura, se enamoró de ella. Días después fue herido con una flecha lanzada con el arma de París, esta vez ejecutada por Apolo, quien tenía recelo de Aquiles. Apolo se aseguró de que la flecha acertara en la parte vulnerable de Aquiles, el talón.

Tetis, junto a las otras hijas de Nereo, lloró por 17 días la muerte de su hijo Aquiles. Las musas entonaron un himno de lamento frente a su pira, en su funeral. Luego de ser cremado su cuerpo, depositaron las cenizas en una urna dorada, hecha por Hefesto y al lado de la tumba de Patroclo, su amigo, junto al mar.

Hubo una cruenta batalla entre los griegos para decidir quién se quedaría con la armadura de Aquiles. Áyax, quien había recuperado el cuerpo del héroe desde el campo de batalla, lo reclamó para sí, pero finalmente fue Ulises (Odiseo), quien se quedó con la preciada armadura. Esto provocó el suicidio de Áyax.

Ulises después le presentó la armadura a Neoptolemo, hijo de Aquiles, para suavizar las relaciones y forjar un vínculo más fuerte entre los griegos, antes de continuar con la fase más dura de la guerra de Troya.

Odiseo o Ulises, al llegar al mundo de las almas, se encontró con la sombra de Aquiles, escena que se describe en La Odisea. Según Odiseo, el héroe había cambiado de parecer con respecto a la vida y la muerte, no proclamaba aquello de “vivir deprisa y morir joven”.

Dioses de la mitología griega en la historia de Troya

Los dioses de la mitología griega, se representaban en forma humana y además sentían todas las emociones que alberga un ser humano, sus defectos y cualidades, pero a su máxima expresión. Ellos eran inmortales.

Dioses troyanos

Por el lado de los troyanos estaban Afrodita, Apolo, Artemisa y Ares; los aqueos o griegos, estaban Atenea, Hera, Hefestos y Poseidón.

Afrodita

En la mitología griega, Afrodita era la diosa del amor y la belleza, equivalente a la Venus romana. En La Ilíada, de Homero, es la hija de Zeus y Diones, pero en otras leyendas aparece como un producto de la espuma del mar, cuyo nombre se traduce “nacida de la espuma”. Fue amante de Ares, dios de la guerra, quien más adelante aparece como su marido, en la mitología futura.

Apolo

Hijo del dios Zeus y de Leto. Apolo era un excelente músico, deleitaba a los dioses con la interpretación de su lira. Igualmente era un atleta veloz y fungía como arquero diestro, siendo el primer vencedor de los juegos olímpicos. Tenía una hermana gemela, Artemis, quien era la guardiana de las chicas y Apolo protegía a los muchachos. Su imagen en La Ilíada es de un personaje despiadado y cruel.

Artemisa

La diosa equivalente a Diana, en la mitología romana. Hija de Zeus y Leto, hermana del dios Apolo. Era la rectora de los animales de caza y salvajes, en especial los osos. Ella impidió la salida de los griegos a Troya, sin antes ofrecer el sacrificio de una doncella. Pero, según algunas fuentes históricas, la rescató antes de que fuera sacrificada, esa doncella era Ifigenia.

Ares

Era el dios de la guerra, en la mitología griega, hijo de Zeus, rey de los dioses y de Hera, su esposa. Para los romanos era Marte, también dios de la guerra. Fue un ser agresivo y sanguinario, personificación de la brutal naturaleza bélica y no era muy querido por los dioses ni por los humanos.

Leto

Hija de la titánide Febe y del titán Ceo, a su vez, madre de Artemisa.

Dioses griegos

Los dioses que apoyaban la Guerra de Troya eran:

Atenea

Fue una de las diosas más importantes en la mitología griega. Comparada con la diosa Minerva o Palas Atenea, de la mitología latina. Surgió de la frente del dios Zeus, ya adulta y fue su hija favorita. Defendió con gran ímpetu al bando griego en la guerra de Troya.

Hera

Reina de los dioses, en la mitología griega e hija de Cronos y Rea. Hermana y mujer de Zeus. Madre de Ares, Hefesto, Hebe e Ilitía. Ayudó, por venganza, a los griegos en la guerra de Troya, porque París prefirió a Afrodita, en el concurso de belleza celebrado en aquella ciudad.

Hefesto

Dios del fuego y de los herreros, especie en extinción. Hijo de Zeus y de Hera (otros dicen que sólo era hijo de Hera). Era una persona poco agraciada físicamente, a diferencia de todos los demás dioses. Hefesto era cojo, jorobado, un poco tuerto y desgarbado. Se dice que su padre lo expulsó del Olimpo por haberse aliado con su madre, Hera, en su contra. A pesar de su fealdad, terminó casándose con Afrodita.

Poseidón

Dios del mar, hijo del titán Cronos y la titánida Rea. Apolo y él decidieron ayudar en la construcción de la muralla de la ciudad de Troya, pero Laomedonte, para ese entonces rey de Troya, no quiso pagar lo convenido. Poseidón juró vengarse contra Troya y envió un monstruo marino para que devastara la tierra y se puso del lado de los griegos.

Libros sobre Troya

El libro “La guerra de Troya” de Robert Graves, es la recreación de uno de los hechos más claros para comprender la literatura épica y el mundo clásico griego. Según palabras de Graves es: “el primer intento moderno de explicar toda la historia de Troya, desde la fundación de la ciudad hasta el retorno de los griegos victoriosos, en un libro muy corto”.

Además de éste, hay muchos otros libros que narran la historia de Troya, entre algunos tenemos, por supuesto, los más conocidos mundialmente:

La Ilíada (1897) y La Odisea (1488). Otros, como La guerra de Troya, Helena de Troya, Las troyanas y muchos más…

Troya: la película

La película “Troya”, coproducción británica-estadounidense, dirigida por Wolfang Petersen. Está basada en la historia de Homero, aedo griego, a quien se le atribuyen los poemas de La Ilíada y La Odisea. Fue producida en el año 2004 y tuvo adaptaciones posteriores: Helena de Troya (1956) y La ira de Aquiles (1962).

La trama se desarrolla de la siguiente manera:

Los príncipes de Troya, Héctor y Paris, fueron invitados a una fiesta por el rey Menelao. En ella, Paris se enamora instantáneamente de la esposa de éste, Helena. Se atrajeron mutuamente y el príncipe troyano la conmina a abandonar el reino e irse con él. Helena accedió a dejar todo por amor.

Al enterarse Menelao, juró venganza a París y organizó una gran tribu de Grecia, con ayuda de Agamenón, el rey de Micenas, para buscar a su mujer y recuperarla, para también limpiar su honor. No hubo éxito en la búsqueda y tampoco pudieron franquear los muros que protegían a Troya, así como nunca antes nadie lo había podido hacer.

Aquiles, uno de los guerreros más poderosos de Grecia, sería quien conseguiría lograrlo en favor de Menelao.

“Amor, honor y poder. Un triángulo poderoso por el que cualquier nación está dispuesta a ser aniquilada”.

Curiosidades en el rodaje de la película

  • Wolfang Petersen rechazó en su oportunidad dirigir la película “Gladiator”, de gran éxito de taquilla. Por haberse arrepentido de eso, cuando le ofrecieron “Troya” no lo dudó en ningún segundo aceptar la oferta. Era una historia parecida, basada en guerreros, amores y batallas épicas antiguas. Prefirió también contarla de forma humana y creíble, no aceptó la intromisión de los “dioses”.
  • Brad Pitt, el protagonista, tuvo que incrementar su masa muscular, para interpretar al personaje de Aquiles. Entrenó durante seis meses para asemejarse a los cuerpos de los antiguos dioses griegos. Además dejó de fumar para rodar la cinta. Como paradoja durante la filmación, Brad Pitt se lastimó el talón de Aquiles, mientras interpretaba el papel de, justamente, Aquiles. (ver artículo: Historia de Inglaterra)
  • Para hacer más parecida la historia a la realidad, Nigel Phelps, fue a las excavaciones de la ciudad original de Troya y ver cómo vivian los troyanos. Vio los restos de la ciudad que están en el Museo Británico de Londres. Sólo vio casas de adobe, que estaban rodeadas por una muralla de piedra. Tuvo que inspirarse en otras civilizaciones, como la micénica, la egipcia y la azteca, para poder dar vida a una urbe llena de grandes edificios y palacios.
  • El director Petersen no estaba muy dispuestos a incluir el personaje de Helena, ya que pensó que ninguna actriz cumpliría con las expectativas creadas por el público. Al final, los productores lo convencieron de contratar a Diane Kruger.
  • El gobierno turco se puso en contacto con los productores de la película para que la filmaran en Canakkale, sitio donde ocurrió la batalla de Troya en la realidad. Pero la película la rodaron en Malta, México e Inglaterra.

Dejar Comentario