≡ Menu

Historia de Barinas: Santa Barbara, himno, bandera, escudo, catedral y más

Barinas es uno de los veintitrés estados que, adyacente con el Distrito Capital y las Dependencias Federales, forman la República Bolivariana de Venezuela.Esta es la historia de Barinas.

Barinas

Historia de Barinas

Su capital es la población homónima Barinas. Está ubicado al poniente del territorio, en las provincias de los Llanos y una limitada parcialidad en la de los Andes. Limita al rumbo con Mérida, Trujillo, Portuguesa y Cojedes, al este con Guárico, al sur con Apure y al occidente con Táchira. Con 35 200 km² es el octavo estado más largo —por atrás de Bolívar, Amazonas, Apure, Guárico, Zulia, Estado Anzoátegui y Delta Amacuro— y con 23,2 hab/km², el séptimo a excepción de densamente poblado, por adelante de Cojedes, Guárico, Bolívar, Apure, Delta Amacuro y Amazonas, el excepto densamente poblado. Posee 12 territorios unilaterales y 52 parroquias civiles. Sus principales capitales son: Barinas, Socopó, Ciudad Bolivia, Barinitas y Sabaneta.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Como se formo

En la era prehispánica, el bailío de los llanos venezolanos fue anidado por escuadrones que llegaron desde la zona amazónica por llegada fluvial (probablemente Colombia o Ecuadora). La labora más antigua que se conoce ocurrió entre 300 y 600 A. C en los llanos de Barinas, tal vez por ser uno de los excepto afectados por las inundaciones periódicas de la comarca. Durante los subsiguientes 1.200 años, estas tribus se desplazaron desde Barinas hacia el ártico de Venezuela y incluso recibieron la energía de comités natales del Orinoco. Entre las impresiones que dejaron estos habitantes precolombinos se encuentran considerables petroglifos de figuras geométricas, antropomorfas y zoomorfas y una compleja red de calzadas que se cree servían para drenar embalses o controlar las líquidos. (Ver articulo de: Historia del Teatro)

Dejaron a más un uso de altozanos que tal vez tenía clasificaciones de observación, funerarias o de burladero para los lapsos de decano inundación. Varias giras de los Welser de Augsburgo natales de Coro al comando de Nicolás Federmann y Georg von Spira , para el año de 1534 se encaminaron al piedemonte andino y cruzaron el actual país de Barinas. En 1542, las milicias de Felipe von Hutten natales de Coro, visitan Barinas, no obstante son rechazados por los habitantes Omaguas y Hutten resulta herido. Para el año 1547 se lleva a mango la excursión de Alfonso Pérez de Tolosa desde el tocuyo, sin resultados en cuanto a construcciones.

La leyenda de Barinas nos remite al año de 1576, adonde el Capitán Juan Andrés Varela, uno de los expedicionarios de más larga órbita en la conquista de América, se trasladó desde la Ciudad de Mérida de la cual era residente, aun las semejanzas del llano, a erigir una capital comisionado por el Gobernador e Intendente del Espíritu Santo de La Grita, Capitán Francisco de Cáceres. El Capitán Varela eligió un paraje alto y arrebujado de la parte escarpada, no obstante harto sucesivo al llano y con todo el ritual recetado por la Leyes de Indias que se realizaba en equiparables procederes, el 30 de junio de 1577 fundó en una explanada acomodada cerca de a 80 Kilómetros al este de Mérida, una capital que denominó

El bailío barinés estaba ocupado por importantes lugares naturales como los Apure, Aiture, Amaiba, Achagua, Baraure, Barranca, Canaguae, Capa Cúcuaro, Canaguaca, Caquetío, Curaye, Dásaro, Durigua, Guahibo, Güero, Orúe, Ticoporo, Michaye, Suripae, Toruno, Tobore, Tucurigua, Puyure y Variná, los cuales poseían una reducción generadora de pedazos basada en la labora y un importante desarrollo en el área arquitectónica. (Ver articulo de: Historia del Teatro de Sombras)

Fundación de Barinas

Barinas fue en sus encabezamientos una villa de ápices residentes, tal situación era producto del pequeño florecimiento económico diestros en aquellas glebas agrarios adonde sus habitantes como señala Virgilio Tosta, llevaban una edad imprescindible, “preñadas de peligros”. Estaban junto a los impresionantes Aricaguas, y de los indios que habitaban los llanos, entre ellos los indomables Jirajaras. Este atado de varoniles, aprovechando la zarpa habitante, realiza empeños para desarrollar la heredad. Además del panizo, iniciaron el laboreo de relleno para imaginar bramante, textiles y frazadas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

De los ríos cercanos (Santo Domingo y Pagüey) extraían resinas. Tan precarias eran las categorías de la población que el mismo fundador, el Capitán Juan Andrés Varela (al andar algunos meses), decide abandonarla y donar de exhibir el grado de Capitán General y Teniente de Gobernador de la Provincia del Espíritu y Alcalde Mayor de la villa de Altamira de Cáceres.

De igual modo algunos de los “primeros” habitantes empiezan a retrasar sus cometidas como es el albur de Don Francisco de Villalpando, quien el 30 de Octubre de 1577 privación de forma grave a los derechos que se le habían obsequiado sobre 17 pajareras de habitantes. De esta manera, no es de extrañarse que “antes de practicarse la primera división de su construcción los unidos de Barinas mostraron hambres de recorrer a otro sitios” más adecuados para el desarrollo de las faenas rusticas y pecuarias.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Economía

Fue debido al laboreo del puro y a la presentación de ganado choto (1579) que Barinas logró quedar por más de 4 divisiones en su primer emplazamiento. El laboreo del cigarro, fue avivado, por los altos costes de mercado negro, por el alto interés ganado, por la creciente instancia y por el saber que los naturales tenían del cultivo. Cuyos costes no eran del todo bellacos, dado que aumentaron poco a poco de 25 reales en 1606 a 62, 5 reales en 1613.(Ver articulo de: Historia del teatro mexicano)

La obtención tabacalera en Barinas, que por su comercio y conocimiento de la gentileza, fue de en extremo adhesión naturaleza, llegando a luchar en España con los puros natales de Río Negro, Cumaná, Nueva España y Cuba. Para 1621 y 1625 la extracción de puro en Barinas oscilaba entre las 3.000 arrobas.

El tráfico de este producto lo realizaron al comienzo a través de las vías que atravesaban el áspero y accidentado recorrido del barbecho inclusive durar al grao de San Antonio de Gibraltar, adonde se pagaban los impuestos y derechos de Almojarifazgo. Luego, se cambia la vía comercial, pasándose ya a los fondeaderos de Moporo y Tomoporo, enclavados en la playa oriental del Lago de Maracaibo, por lo que se ascendía por Calderas y Niquitao en lenguas de Trujillo, aun demorar el Lago, sin taladrar la cordillera de Santo Domingo y recorriendo nada más un cuchitril de legua de calvero.

Paralelamente los neerlandeses contrabandeaban el puro a través de naves que remontaban el Orinoco y el Apure incluso la propia comarca de Barinas. El alijo neerlandés llegó a pasar el manejo colonial del cigarro con España. Las vasijas holandesas de loza azur de Delft con las que se comercializaba el habano en Europa llevaban la leyenda Farinas, lo que venía a ser una deformación fonética de Varinas puesto que, tanto en neerlandés como en teutón, la letra “V” tiene el bordoneo de la “F” castellana.

Es así como el puro realizó una género de asombro, al dominar a una reducida localidad en un renombre mundialmente memorable. ​ Pero, si admisiblemente el cigarro fue de cardinal consideración para la edad de Barinas, éste no había contribuido igualmente al ensanche de su ciudad que para 1621 contaba escasamente con 16 próximos y 250 naturales, repartidos entre 8 encomenderos. Sin embargo, su labor fusionado con la vacada, contribuyó a la prolongación de la aldea hacia los llanos, a través de la batería de Hatos que irían a contribuir gradualmente en la conquista y poblamiento de éstos bailíos.

A éste ingrediente se le factura la afluencia de la ideología, con la cual se inicia la pacificación de los naturales, especialmente de los ermitaños dominicos, quienes a través de su manual misionera establecieron heterogéneos burgos de enseñanzas que servirán de iniciales de nutridos lugares almacenes.

Al derrotero del estado se encuentra la montaña de Santo Domingo, con cotas de más de 4.000 patrones. La división de transición ocupa una unión corta paralela al cordoncillo alpino. Los Llanos altos occidentales se extienden a su sucesión en el mismo sentido que la lista anterior y comprenden la máximo parte de la ribera Barinas-apure. La argolla secundaria andina presenta la anécdota de los asfaltos térmicos o climáticos, que ascienden desde los más cordiales, pasando por los apacibles y neutros, inclusive resistir al erial cuando se superan los 3.800 patrones.

A su ocasión, la landa aluvial estuvo afanada por el ponto, que, al ausentarse en el tiempo terciario debido a la subida de los Andes, dejó un subsuelo rico en residuos hidrológicos. Posteriormente se acumuló material de inicio fluvial y eólico. El medio está determinado por la dilatación y el relieve. Los Llanos altos occidentales poseen un éter tropical de sabana, con temperaturas de 27 °c de average y con dibujadas holguras diarias.

Relieve

El relieve del estado está contenido, dependiendo de su importancia sobre el ras del ponto en cuatro provincias: cordilleras, lomas, Llanos Altos Centrales y llanos bajos. Entre las cordilleras mencionaremos los barbechos de Calderas con 3.900 msnm, Don Pedro, con 3.790 msnm y de Bartolo, con 3.430 msnm, Guirigay con 3.860 msnm y el Pico de Masparro con sus 3.370 msnm. Las frondas o piedemonte, es la faja más feraz del estado y adonde reside la totalidad de la localidad. Debido a la inclinación adonde están ricas, estas vías jamás llegan a anegarse cuando las crecidas de los ríos y por ende son más aptas para la labranza. (ver artículo:Historia de la enfermería)

Los llanos altos, están establecidos a una cúspide no decano de 200 msnm. y tienen la utilidad de que no se inundan sino en épocas de pluviosidad harto inscripción. En esta parte se encuentra la arboleda maderable, uno de los socorros económicos importantes del estado. Esta faja es apta para la labranza y la vacada. Los llanos bajos están situados a menos de 100 msnm., por lo que pasan la máximo parte del año bajo las elixirs de los ríos que abundan en la comarca.

Dejar Comentario