≡ Menu

Historia de Barcelona: museos, metro, puerto, y más

La Historia de Barcelona, tiene su punto de interés en el conocimiento del origen y progreso de dicha ciudad; esta región importante de España le ha aportado historia, cultura, costumbres y tradiciones, que la hacen una localidad de cierta relevancia en el país.

Museo de Historia de Barcelona

Un museo, siempre será de suma importancia para el país, ya que te permite conocer diferentes temas de nuestros antepasados; el Museo de Historia de Barcelona también conocido por sus siglas MUHBA o MHCB, es un museo fundamental de la ciudad que conserva, documenta, estudia, divulga y expone todo lo relacionado al patrimonio histórico y la historia de Barcelona desde sus orígenes hasta el presente. Dicho museo, depende del Ayuntamiento de Barcelona a través del Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB). España, cuenta con varios museos a lo largo y ancho del país, pero su sede principal se encuentra ubicada en la plaza del Rey, en el corazón de la Barcelona antigua, encargado de gestionar y controlar varios centros patrimoniales distribuidos por los distritos y barrios de la ciudad. Su inauguración fue realizada el 14 de abril del año 1943 y el primer director e historiador Agustín Duran i Sanpere, fue su principal impulsor. ​

Tambien Te Recomiendo Ver...

A partir de 1888, se registran varios intentos institucionales de configurar una exposición universal de la ciudad permanente con ciertas colecciones de historia de Barcelona. Los más importantes, fueron la recolección de objetos relacionados con la historia de Barcelona, que se encuentra formada dentro del Museo de Arte y Arqueología; ​ así como la exposición organizada en 1929 por su primer director, anteriormente mencionado, en el Pabellón de Barcelona de la Exposición Internacional de Barcelona, dado, que dejo de ser una simple muestra de reunión de objetos singulares, para ofrecer un discurso explicativo sobre la ciudad. Cabe acotar, que para 1877 la capilla de Santa Ágata del Palacio Real Mayor de Barcelona estuvo cumpliendo funciones museísticas como sede del Museo Provincial de Antigüedades, que permaneció hasta 1932.

A pesar de todos los conflictos, por lo que atravesaba el país, enfrentando específicamente una Guerra Civil el museo logro inaugurarse al finalizar dicho conflicto bélico en 1943, constituyéndose como Museo de Historia de la Ciudad. Antes de la mencionada guerra su primer director venía madurando su concepción desde antes de la guerra. Al inicio, el museo estaba integrado en un organismo municipal denominado Instituto Municipal de Historia de Barcelona, y permaneció hasta 1957, hasta que su director Agustín se jubiló. Estas obras, siempre son importantes para el país, ya que les permite a las nuevas generaciones, conocer la historia de ciertos temas e ir ganando sentido de pertenencia por una ciudad o país que los vio crecer. Durante el periodo 1944-1973, existió un programa radiofónico llamado Divulgación Histórica, encargado de realizar la emisión semanal de la Historia de Barcelona, una iniciativa del Instituto Municipal de Historia que obtuvo un gran apoyo ciudadano que fue ganando fuerza, a través del tiempo.

Las colecciones municipales con las que contaba dicho museo, se basaban en la Historia de Barcelona formada desde el siglo XIX y comprendía el conjunto monumental de la plaza del Rey. Poco a poco, el museo fue realizando la apertura de otros espacios como, la vía sepulcral romana de la plaza de la Villa de Madrid o los restos de una villa romana encontrados en la plaza Antonio Maura (no visitables) y el Templo Augusto. Asimismo, siempre es fundamental resaltar en el museo un lugar para homenajear a los personajes ilustres, en este caso se encuentra la Galería de Catalanes Ilustres y Villa Joana, dentro del parque de Collserola, que el Ayuntamiento de Barcelona acordó convertir en un museo dedicado a la memoria del poeta Jacinto Verdaguer (1962).

La construcción del museo, posee una cubierta de hormigón que cubre  el yacimiento arqueológico bajo la plaza del Rey 1961 y la conexión directa entre este y la casa Padellás (1962) hizo que fuera efectiva la integración de ambas partes en un único discurso museográfico.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Museo de Historia natural

Dentro de la Historia de Barcelona, también es importante mencionar el Museo de Ciencias Naturales de la ciudad que tiene como siglas (MCNB) es una institución con una larga e importante trayectoria. Desde el siglo XIX, se puede decir que comienza su historia y Francesc Martorell i Peña el naturalista más importante de la ciudad, dejo parte de su legado en las colecciones, que constituyen la base del que fue el primer museo público de Barcelona.

Desde siglo XIX al XXI, hubo una transición entre lo que era el Museo Martorell, para pasar a ser el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona; la creación de los museos públicos tiene su origen en la historia natural de España, ya que se encuentra relacionado con los dos grandes parques urbanos de Barcelona: la Ciutadella y Montjuïc. Dichos parques comenzaron como un proyecto que tenía la finalidad de acoger un conjunto de edificios destinados a servicios culturales, los propios de una capital moderna. De manera, que uno de los más importantes se levantó entre los años 1878 y 1882, siendo el edificio del Museo Martorell, obra del arquitecto Antoni Rovira i Trías, destinado a acoger el legado Martorell, cuando anteriormente este era un Museo de Geología.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Conjuntamente con este proyecto, también se construyeron de manera simultánea el primer Invernáculo y el Umbráculo, junto a otras instalaciones científicas distribuidas por el conjunto del parque. El Ayuntamiento creó la Junta Municipal de Ciencias Naturales en 1906, que encontraba controlado por el Museo Martorell, el Zoológico, el Museo Zootécnico, el Invernáculo y el Umbráculo, en la que realizaron la incorporación de la rotulación de las plantas del parque.

El secretario general de la Junta de Ciencias Naturales Josep Maluquer i Nicolau, en muy poco tiempo transformó el edificio del restaurante de la exposición, en el Museo de Biología (que hoy en día ha sido el Museo de Zoología), y estableció los fundamentos científicos y museológicos que llevaron a la situación actual.

En la década de los noventa, se fueron ejecutando varios proyectos, que integraban la construcción del Jardín Botánico en los Sots de la Foixarda, debido al adecuado espacio que este tenía para realizar dicha obra, en 1930. En 1935 a partir del Departamento de Botánica del Museo de Ciencias Naturales, nació el Instituto Botánico. Este último, se convirtió en uno de los primeros centros de investigación propios de la nueva Generación, ya que posibilitó la recuperación del Gabinete de Historia Natural Salvador. (ver articulo: Historia de José Gregorio Hernandez)

Por último, terminando el siglo XX, el Ayuntamiento decidió ampliar el Jardín Botánico de la Foixarda, con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. Para concretar dicho proyecto, se realizó en 1989 un concurso de ideas que permitió la inauguración del nuevo Jardín en el año 1999. Esto supuso un proceso que concluyó en el año 2003 con la inauguración del nuevo edificio construido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y sede definitiva del Instituto Botánico de Barcelona.

Iniciando el siglo XXI, los museos de Zoología y de Geología terminaron unificándose bajo el nombre de Museo de Ciencias Naturales de la Ciutadella. En 2008, continuó el proceso de reunificación con la integración del Jardín Botánico, manteniendo una relación continuada de trabajo con el Instituto Botánico en el área de programas públicos y administración. Para el año 2011, se realiza la apertura de la nueva sede en la zona del Fórum: el Museo Blau (actualmente el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona).

Metro de Barcelona

El desarrollo de la ciudad no para y a medida que va pasando el tiempo, dicha región sigue avanzando en diferentes aspectos; en este caso el Metro de Barcelona, que constituye una red de ferrocarril metropolitano que presta servicio a la ciudad española de Barcelona y a los municipios que conforman su área metropolitana: Badalona, Cornellá de Llobregat, Esplugas de Llobregat, Hospitalet de Llobregat, Moncada y Reixach, El Prat de Llobregat, San Adrián de Besós, San Baudilio de Llobregat y Santa Coloma de Gramanet.

El metro de Barcelona, cuenta con una red que consta de 12 líneas y una longitud de 150,298 kilómetros distribuidos 186 estaciones, teniendo el segundo lugar, ya que es una de las redes de metro convencionales más extensa de España después de la de Madrid, además de contar con líneas totalmente automatizadas desde diciembre de 2009. En 2016, la red de metro de Barcelona fue utilizada por 422 millones de pasajeros.

Dos operadoras distintas, son las encargadas de gestionar el sistema, cuyas tarifas están integradas en el sistema unificado de seis zonas, ya que la Autoridad del Transporte Metropolitano realizó su creación, esto admite la intermodalidad con los diferentes medios de comunicación como: autobuses urbanos, interurbanos, tranvía, el Funicular de Montjuïc, el Funicular de Vallvidrera y los trenes de Cercanías de Renfe. (ver articulo: Historia de Ezequiel Zamora)

Las operadoras del Metro de Barcelona son: Ferrocarril Metropolitano de Barcelona (TMB) y Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña (FGC). Esta última, ingresó en el año 2001: Con la integración tarifaria y el aumento de frecuencias de las líneas urbanas de FGC (U6, U7 y S3), estas pasaron a considerarse integradas en la red del metro de Barcelona.