≡ Menu

Conozca toda la Historia de la educación y la pedagogía

La historia de la educación y la pedagogía se basa el estudio en los métodos de enseñanza, incluidos los objetivos de la educación y las formas de alcanzarlos.

pedagogía

El campo se basa en gran medida en la psicología de la educación, que abarca las teorías científicas del aprendizaje, y en cierta medida en la filosofía de la educación, que considera los objetivos y el valor de la educación desde una perspectiva filosófica.
El profesor y el alumno

Tambien Te Recomiendo Ver...

En el acto de enseñar hay dos partes (el profesor y el profesor) que trabajan juntos en algún programa (la materia) diseñado para modificar la experiencia y la comprensión de los alumnos de alguna manera. Por lo tanto, es necesario comenzar con observaciones sobre el alumno, el profesor y la asignatura y luego considerar la importancia de la vida en grupo y de la escuela. Entonces será posible considerar los factores y teorías involucrados en la modificación de la experiencia y la comprensión de una persona. Incluyen teorías del aprendizaje en la educación, de la organización de la escuela y de la clase, y de los medios de instrucción. (Ver artículo: Historia del comic)

Un niño entra en la escuela con poco o ningún logro en la expresión escrita y lo deja capaz de aprender mucho de la cultura humana. Originalmente se pensó que tal progreso era sólo una cuestión de aprender, memorizar, asociar y practicar. El trabajo de los psicólogos ha revelado, sin embargo, que el crecimiento de los poderes intelectuales del alumno debe incluir un gran elemento de desarrollo a través de diferentes fases, comenzando con la simple coordinación sensomotora; pasando por los comienzos de la simbolización, ayudados por el crecimiento del lenguaje y el juego; y luego al pensamiento lógico, siempre que el material sea concreto; y, finalmente, en la midadolescencia, al poder de examinar los problemas de manera integral, captar su estructura formal, y evocar la explicación. Con respecto a la experiencia emocional, el niño progresa de reacciones directas, inmediatas y desinhibidas a respuestas más complejas, menos directas y más circunspectas. El crecimiento físico del niño es tan obvio que no necesita comentarios. Todo intento de educar al niño intelectual y emocionalmente y para la acción debe tener en cuenta esas características. La educación debe marcar el ritmo del desarrollo, no seguirlo y no ignorarlo. Los componentes en el crecimiento educativo general del niño son la maduración física y mental, la experiencia, la enseñanza formal a través del lenguaje, y el impulso en el alumno de resolver discrepancias, anomalías y disonancias en la experiencia. (Ver artículo: Historia de los juguetes)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Lo que se requiere de los maestros es que disfruten y sean capaces de compartir con los niños programas de trabajo diseñados para modificar su experiencia y comprensión. Esto significa poner la experiencia pertinente a disposición del estudiante en el momento adecuado. El profesor debe ser maduro, tener un sentido del humor con un sentido de estatus, ser firme pero sin trucos, y ser comprensivo pero no sobrepersonal. Con clases numerosas, el profesor se convierte en líder de un grupo, proporcionando situaciones de aprendizaje estimulantes.

La asignatura que se imparte también tiene una marcada influencia en la situación total de la enseñanza. Se puede dividir convenientemente en amplios epígrafes de idiomas, humanidades, ciencias, matemáticas y artes. Aunque cada grupo de temas tiene algo en común con otros en términos de las exigencias que plantea al pensador, cada área tiene también algo bastante específico en su modo de desarrollo. Las lenguas requieren un aprendizaje verbal y una producción basada en el trabajo oral, especialmente durante las primeras fases. Las humanidades exigen una comprensión de las relaciones causa-efecto de las conexiones inmediatas y remotas entre las personas y las instituciones y entre los seres humanos y su entorno. Las ciencias requieren la inducción de la experiencia, aunque los procesos deductivos son necesarios cuando las leyes de la ciencia se formalizan en términos matemáticos. Las humanidades y las ciencias dependen de la capacidad del alumno para formular hipótesis. Las matemáticas requieren la habilidad de abstraer, simbolizar y deducir. Es fundamental el interés por las propiedades formales y estructurales de los actos de cómputo y medición. Las artes y la literatura exigen una oportunidad bastante libre para explorar y crear.  (ver articulo:Historia de la física)

Una gran parte del papel del profesor es el de líder de grupo, y la vida de grupo de la escuela y del aula debe influir en la situación de la enseñanza. La vida de grupo se manifiesta en la estructura dinámica de la clase -incluyendo su manera de tomar decisiones de grupo, la jerarquía de sus miembros, la existencia de camarillas y de individuos aislados- y en su moral y respuesta general a la escuela y al resto del personal. Los alumnos individuales también se comportan bajo la influencia de los grupos a los que pertenecen. Sus logros y actitudes son objeto de evaluación por parte del grupo, lo que conduce al apoyo o al ostracismo, y establecen sus normas en función de esas influencias.

Tambien Te Recomiendo Ver...