≡ Menu

Historia de la Ciencia: origen, evolución tipos, y más

La Historia de la Ciencia, viene enmarcada en la importancia que tiene esta con las ciencias auxiliares y como ha contribuido con la investigación en cada área de trabajo, que permite la investigación efectiva de un tema determinado.

Origen de la Historia como Ciencia

El origen de la Historia como Ciencia durante el siglo XIX se presentaba como una forma espiritual en la que una población y/o cultura determinada cuenta su historia; es decir, que muchas civilizaciones o pueblos contaban la historia según las fabulas míticas o narraciones literarias que permitían conocer el pasado.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Entonces, la Historia como Ciencia para este momento presentaba una forma espiritual, es decir, que va más allá de investigar la historia, utilizando la ciencia, sino que se dedicaba a escribir la historia, construyendo la historiografía. Al utilizar la ciencia, es poder justificar o comprobar los hechos sucedidos en cada cultural, sea local o global, para dejar de la do la conciencia cultural y dedicarse a investigar la historia en función del análisis de los hechos.

De esta manera, actualmente es de saber que la ciencia es una herramienta que se encuentra ligada a la historia donde es necesario la comprensión de los hechos históricos y las formas de hacer historia. Es por ello, que las creaciones culturales del pasado son el resultado del espíritu de un pueblo que cuenta los hechos según su conciencia histórica, que no se separa de la cultura, ya que evidentemente se encuentra presente las manifestaciones materiales y mentales del pueblo.

Hoy en día, se presenta una aceleración y desarrollo rápido de la civilización; además de los cambios que ha sufrido la vida humana, en la que incluye: las nuevas formas de comunicación, la globalización del conocimiento, los cambios sociales, la tecnificación de la vida cotidiana y la propia vida cultural. Ya la vinculación del hombre a su entorno material y espiritual, parece desaparecer en la mayoría de los países, pero el rápido desarrollo de las nuevas formas de vivir, hace más difícil analizar los rastros contemporáneos que hacen estos hechos.

Muchos acontecimientos influyen en la dirección de un pueblo, en la que se presenta la obligación de escribir su propia historia más que una necesidad, ya que es tarea del historiador o cronista, ir respondiendo a todas las preguntas que tiene el hombre sobre lo que pasaría si el pasado, se hubiese dado de otra manera. De esta forma, “…La ciencia histórica, disciplina singular y “arte” tradicional, enseña así, con pretensiones didácticas, el camino elegido por la humanidad en su evolución cultural, a nivel local o global; descubre los límites y oportunidades que el “tiempo”, categoría esencial en la Historia, ha dado a la libertad de los hombres”.

A través de esto, la tarea del investigador y del historiador, debe ser más didáctica, ya que es necesario resaltar la importancia que tiene el conocimiento de hechos históricos que permiten explicar las ideas, valores y creencias que explica la existencia de un individuo, pueblo y /o época, en un tiempo y lugar determinado. (ver articulo: Historia de Donald Trump)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Por lo tanto, la Historia como Ciencia tiene la tarea de llevar la disciplina a la objetividad dejando lo subjetivo de lado que se encuentra presenta en la mayoría de los hechos históricos; más allá de contar los hechos a través de las vivencias, es saber analizar con ojo crítico, por qué sucedieron las cosas y la justificación que tiene las mismas.

Entonces, el concepto de historia está ligada con la ciencia, disciplinas que deben avanzar juntas, de esta manera se tiene que La Historia como Ciencia es: “…la selección entre los acontecimientos pasados de aquellos que, en su opinión, permiten reconstruir los orígenes o la imagen previa de una tesis presente. Es decir, busca en el pasado los testimonios de los hechos que han influido en la evolución cultural de la Humanidad (desde el plano local al general, del individual al colectivo). La Historia se ocupa, así, no de todos los acontecimientos del pasado, sino de aquellos “hechos históricos” que necesita para explicar el interés y la justificación de su investigación; es decir, “elige solamente aquellos que se relacionan específicamente con su trabajo”.

Para que la Ciencia Histórica tenga una aproximación a los hechos, es necesario tomar en cuenta tres elementos básicos:

  • El significado de las fuentes históricas

Tomando en cuenta que las fuentes históricas es todo documento, objeto, o evidencia material que proporciona alguna información que permite el análisis y/o reconstrucción histórica que es necesario tratarlas como aparece de origen, expresadas en una cita textual; sin embargo, ellas siempre serán la interpretación de los hechos sucedidos en la vida de quien escribe y cómo influye en la vida actual.

Con estas fuentes es posible conocer el contexto histórico en el que se encuentra la persona que vive el hecho, así como las formas de pensar y actual de las personas, sea individual o de manera colectiva que contribuyen con el inicio del significado del hecho histórico que puede ser interpretado por los historiadores. (ver articulo: Historia de 9 de julio)

  • El Tiempo Histórico

Este es otro de los elementos que participa en la Historia como Ciencia, ya que permite la reconstrucción historiográfica de los hechos históricos. Un tiempo determinado da fe de todo hecho sucedido que explica cómo influye en el presente y lo que podrá suceder en el futuro. Existen clásicas divisiones en el tiempo histórico que suele ser explicado por Fernand Braudel como: la larga duración o nivel de la estructura, cuya estabilidad es muy grande; la media duración o coyuntura y la corta duración o acontecimiento.

  • El espacio: lugares en la Historia

Se puede definir espacio, como lugar físico donde sucede el hecho objeto de estudio y en el que historiador centra su atención para vincularlos con los criterios historiográficos, donde evidentemente participa la persona y el tiempo. De manera que el espacio, es uno de los elementos fundamentales ya que permite estudiar la historia desde el lugar donde acontecen los hechos históricos y la acción y/o participación del ser humano en dicho espacio.

La importancia no solo radica en el asentamiento de la población, sino también en su ubicación geográfica, el medio ambiente, el desarrollo socio económico y cultural que también forma parte de la reconstrucción y/o análisis de un hecho histórico.

Historia y Ciencia

La ciencia es la explicación objetiva a las interpretaciones del pasado universal, de manera racional. Intenta comprobar la realidad de los hechos históricos, sobre las bases de aquellos que fueron comprobados o no. De esta manera Historia y Ciencia guardan una relación muy estrecha, porque no se trata de escribir la historia por solo vivencias e interpretación, sino que va más allá de la subjetividad; intenta comprobar hechos sucedidos dentro den un tiempo y un espacio.

Para que esta relación se cumpla es necesario:

“… acumular una gran cantidad de datos concretos, interpretarlos, verificar la interpretación hecha, depurar lo encontrado, volver a buscar más datos, es una labor paciente y ardua. Solamente cumplida esta tarea es posible afirmar legítimamente que la historia es una actividad científica…Los casi tres milenios de historia escrita, desde Herodoto hasta nuestros días, permiten afirmar, decididamente, que se trata de una ciencia, en toda la extensión de la palabra… La observación de los hechos humanos durante milenios, señala que, efectivamente, a través de múltiples acontecimientos aparentemente anárquicos se puede percibir un desarrollo que tiene leyes precisas, cognoscibles…”

A partir de esta aclaratoria, es posible decir que la historia es la ciencia que estudia al hombre a través del tiempo, haciendo visibles las bases objetivas para hacer más reales, las interpretaciones del pasado del hombre individual como dentro de una agrupación; analizando el comportamiento de este en una sociedad determinada.

El objeto de la historia es bastante amplio ya que no se limita a estudiar el hombre como tal, sino que también abarca las actitudes, acciones y sentimientos de personajes, así como también puede estudiar la historia de un país, una región determinada; pero, todas estas siempre tienen como centro estudiar al hombre en relación con la comunidad en la que se desarrolla y forma parte de ella. (ver articulo: Historia de Nacho)

Historia de Ciencia Ficción

Hugo Gernsback en 1926, acuño el termino de Ciencia Ficción, cuando fue publicado en la portada de una de las revistas más famosa de la década en los Estados Unidos, llamada Amazing Stories; sin embargo, a mediados del siglo XIX el termino ya había sido utilizado, pero no tenía la generalidad de su concepto actual, además que obedecía a un hecho aislado.

Gernsback utilizaba el termino de manera consciente y comenzó a usar la palabra cientificcion, pero cuando se vio obligado a vender su primera publicación perdió la oportunidad de seguir utilizándola, debido en que en esa venta cedía los derechos sobre el termino, razón por que se vio obligado a no usarlo. A raíz de esto, empezó a usar la palabra Ciencia Ficción.

Entonces, antes de la utilización del término, este tipo de historia era conocida con otros nombres como: relatos de mundos perdidos, novelas científicas, viajes fantásticos o utopías. Antes de esta fecha el periodo ha sido denominado como Proto ciencia ficción y ciencia ficción primitiva entre los años 1818-1937, considerado por el canadiense John Clute.

Historia de las Ciencias Naturales

Aristóteles es uno de los filósofos más importantes de su época; se encargó de analizar la diversidad del mundo natural, tomando en cuenta que desde el siglo XV, la historia natural ha existido como disciplina según la obra de Plinio el Viejo, titulada Naturalis Historia.

La historia natural tiene como concepto principal según los antiguos griegos, la Scala de los seres que comprende un arreglo conceptual de vegetales, minerales, animales primitivos y otras formas de vida. En la Edad Media, el concepto de ciencias naturales había quedado estancado, mientras que los árabes en su Revolución Agrícola siguieron desarrollando el concepto por estudiosos que sacaron la conclusión que las ciencias naturales es una constante lucha por la existencia, además de la idea de una cadena alimenticia.  (ver articulo: Historia de Guayana)

Los trabajos de Aristóteles se pueden considerar los más antiguos que traten sobre la Historia de la Ciencia natural; estos fueron adaptados a la filosofía cristiana y realizaron la observación directa de plantas y animales; de esta manera, algunos estudiosos comenzaron a coleccionar varios especímenes exóticos y se convirtieron en los fundadores de algunas disciplinas, que guardan relación con las ciencias naturales.

Historia Natural como antes solía llamarse, era impartida como la única materia dada en las escuelas de Europa, algunos científicos repudiaron el hecho ya que las ciencias naturales solo se dictaban como actividad para principiantes y no propiciaban la actividad científica; por tal razón, las disciplinas: botánica, geología, fisiología, zoología y paleontología fueron creadas con lo que después se convirtió en un hobby para los especialistas.

Historia de las Ciencias Sociales

Desde la filosofía antigua que empieza desde el siglo VI a.C, la historia de las ciencias sociales comienza a tener sus raíces; en este momento no había diferencias con algunas disciplinas como la Historia, la política, la poesía y las matemáticas. Las contribuciones realizadas por la comunidad islámica hicieron que las ciencias sociales tuvieran un marco científico.

Durante la Ilustración, (movimiento cultural e intelectual que se desarrolló en el siglo XVIII en marco de la Revolución Francesa) permitió el mejor entendimiento de lo Científico ya que había avances en matemáticas que provoco el avance en algunos temas. Las ciencias sociales tuvieron como principal influencia la Revolución Industrial y la Revolución Francesa, que dieron paso a esta disciplina que proviene de la Filosofía Moral.

Para el siglo XVIII algunos enciclopedistas y los artículos de Rousseau reflejas los inicios de las ciencias sociales; luego para el periodo modernos, esta disciplina fue utilizada en otro campo ya que se encontraba influenciada por el positivismo (pensamiento filosófico que sostiene que el conocimiento autentico es el conocimiento científico que solo puede hacerse a través del método tras resolver una hipótesis), basado en la experiencia real.

Luego, las ciencias sociales fueron avanzando poco a poco por los estudios que se realizaron después como la investigación social, los hechos sociales, y las ideas metateóricas y teorías individuales de Vilfredo Pareto. Por otro lado, también se desarrolló la economía y, por último, los valores sociales.

Para el siglo XX, comenzaron los desafíos para las ciencias sociales ya que fueron utilizadas teorías clásicas derivadas de la revolución científica que permitió el análisis de ecuaciones en las matemáticas. Cuando se dio el desarrollo de otros campos relacionados con las ciencias sociales, empezó realmente el interés por investigar de manera científica, el comportamiento humano, los factores sociales y ambientales que después de ser tomados en cuenta para la ciencia natural, tuvo que desviar su metodología hacia las ciencias sociales. (ver articulo: Historia de Kingdom Hearts)

El interés por estudiar la acción humana, sus implicaciones y consecuencias hizo que otras disciplinas emergentes incluyeran estos estudios como: la sociobiología, la bioeconomía e historia, la medicina y la sociología de la ciencia; es decir, más investigación cuantitativa y uso de los métodos cualitativos para analizar la acción humana.

Los métodos estadísticos tomaron mayor confiabilidad, gracias a la estadística que para el siglo XX, pudo ser independiente de la matemática aplicada. Por otra parte, en el periodo contemporáneo, los investigadores buscaban otra metodología para tener bases de datos masivos y crecientes, mientras que hoy en día, las ciencias sociales aumentan el conocimiento general de la sociedad y que puede abrirse a la investigación profunda en otros campos.

Historia de la Ciencia y la Tecnología

En la antigua Grecia, muchas de las personas creían en la magia antes de que se desarrollara la ciencia actual, ya que pensaban que los fenómenos naturales o meteorológicos como el clima, eran originados por fuerzas sobrenaturales. En cuanto a la creencia en la magia, también se creía en la existencia de brujas y hechiceros, que tenían poderes para realizar encantamientos que podía provocar acontecimientos terribles o maravillosos, según el estado de animo de cada persona.

Es importante saber que la magia guardaba relación con la religión, por lo que se intensificaba la creencia en encantamientos y rituales debido a las peticiones realizadas a sus dioses para ayudarles a cubrir sus necesidades. Es evidente, que la creencia en estos temas se debía a las antiguas civilizaciones que no aportaban mayor conocimiento, sino que se encontraban rodeados de montañas y valles a lo que el hombre se fue adaptando. Sin embargo, el estudio sistemático de la Ciencia y la Tecnología, se remonta a tiempos prehistóricos, ya que los pueblos del paleolítico realizaban dibujos, pintaban en las paredes de las cuevas, o dejaban datos grabados en hueso y piedras, realizados por las civilizaciones del neolítico.

Fueron muchas las personas que estudiaron varias disciplinas para poder comprender actualmente lo que se conoce como ciencia y tecnología, ya que du interés por comprender el funcionamiento de los fenómenos y hacerlo comprensible, originaron en el concepto de la ciencia como un cuerpo de teorías, mientras que la tecnología es el proceso donde los seres humanos generan unos resultados que permite construir ciertas herramientas, destrezas y máquinas para satisfacer las necesidades vitales del hombre.

Debido a que la ciencia conforma un sistema de conocimientos ordenados que afirman en la práctica social, la tecnología determina el desarrollo de la ciencia debido a las necesidades; es por ello que el conocimiento humano es más complejo ya que requiere estudios que aún siguen buscando respuestas.

Historia de la Ciencia Política

Las ciencias sociales contribuyo para el estudio de las ciencias políticas, teniendo en cuenta otras disciplinas como la filosofía política, la ética, la historia, la economía política y otros campos que permiten la delimitación de las funciones de un estado ideal. En cada periodo, desde la antigüedad, cualquier persona se encontraba estudiando la política, desde el II milenio a.C derivan los primeros pensadores políticos y economistas que sobre las bases de Maquiavelo comenzaron a escribir algunas enseñanzas.

Sin embargo, el estudio de la política puede remontarse desde Platón y Aristóteles, ya que en algunas obras de Tucídides, Eurípides, Hesíodo y Homero se puede ver claramente la influencia de estos personajes para la política, indicando que Platón, se dedicó a analizar los sistemas políticos orientados hacia la historia y la literatura y Aristóteles incluyo las evidencias históricas y empíricas sobre estas bases.

Historiadores como Polibio, Tito Livio y Plutarco iniciaron a documentar sobre el ascenso de Roma y la organización e historia de otras naciones en materia política; por otro lado, los estadistas como Julio César o Cicerón durante su reinado se dedicaron a proveer con ejemplos de las políticas y guerras de Roma como república y después como imperio, que pudieron construir. El estudio de la política, en principio tenía como orientación el entendimiento histórico, y la descripción y comprensión de diferentes formas de gobierno.

Las relaciones entre la Iglesia y el Estado, trajeron muchos problemas para la época, ya que generó durísimas controversias entre los poderes universales (Papa y Emperador) durante todo el periodo. Debido a los estudios de Maquiavelo, fue posible la observación empírica directa de los actores e instituciones políticas (El Príncipe). Es considerado como uno de los teóricos políticos más notables del Renacimiento, gracias a que su aporte permitió abrir el camino hacia la modernidad en su concepción política y a la reestructuración social.

Maquiavelo, en sus discursos indica que se declara partidario de la república, partiendo de dos premisas: el del pueblo y el de los grandes (que quieren gobernar al pueblo), que están en constante conflicto. Realizando su análisis sostiene que el mejor régimen es una República bien organizada, aquella que permita dar participación a los dos partidos de la comunidad para de esta manera contener el conflicto político e incluir a todo el pueblo por igual. Para que la república sea bien organizada, afirma que es necesario que exista instituciones capaces de canalizar los conflictos y resolverlos para que dicha república no se desarme, ya que basado en distintas formas de gobierno, señala que ninguna la aristocracia, la tiranía, la democracia o la monarquía logran el equilibrio de los partidos dentro del régimen por lo que son inestables.

Por esta razón, aclara que puede existir un hombre cuya virtud política sea tener conocimiento general sobre su comunidad y/o pueblo para así saber aprovechar los momentos de fortuna y escapar de los desfavorables; pero esto a su vez provocaría que la republica muriera en el mortal que se encuentre al frente de ella, cosa que no ocurriría en una república bien organizada.

Maquiavelo en su análisis trata de ser claro al afirmar que todo Príncipe debe tener virtud y fortuna para subir al poder: pero estas virtudes deben traducirse en el saber tomar buenas decisiones para conquistar un territorio, además de buscar opciones que lo ayuda o beneficie conquistar. Aunque todo gobernante debe entender que no tendrá apoyo del pueblo si no cambia su actitud hacia él, debe ganarse el favor del mismo, ya que estos serán los que decidan su futuro.

Historia de la Ciencia Forense

Toda ciencia tiene sus problemas-mito y determinarla es necesario realizar las investigaciones y análisis pertinentes para comprobar algún hecho, tema o estudio; en el caso de la ciencia forense, en el siglo XIX Jack el Destripador, famoso asesino en la década de 1880, fue motivo de mucho estudios “Más de un siglo después, escritores, investigadores y agentes de policía siguen publicando teorías sobre los motivos y de la identidad del asesino más famoso de la historia” escribe el forense David Owen en su libro “40 casos criminales y cómo consiguieron resolverse”. Sin embargo, antes de esta época, la ciencia forense tenia ciertos avances.

la ciencia forense, tiene como lugar y fecha de nacimiento en China durante la dinastía Tang. En el siglo VII, Ti Yen Chieh se hizo famoso por utilizar la lógica y las pruebas forenses para resolver crímenes. En este país en el siglo XIII se escribió un libro que luego fue publicado que contenía casos que explicaban, cómo las heridas podían revelar el tipo y tamaño del arma empleada o cómo reconocer las señales de ahogo o estrangulamiento.

La ciencia forense a pesar que comienza sus estudios profundos en el siglo XIX, se encontraba influenciada desde siglos anteriores, tomando en cuenta que a mediados del siglo XVII ya se enseñaba medicina forense en varias universidades de Europa. La revolución científica permitió que el instrumento de estudio fuese empleado rápidamente en la lucha contra el crimen. Desde las invenciones del microscopio en 1590, inventado por Zacharias Jansen, fueron de gran utilidad casi desde su fecha de nacimiento en la ciencia forense, para avanzar en los casos de muertes en la época.

La fotografía fue otra de las disciplinas bastante estudiada hoy en día que sirvió para retratar huellas y pistas en el escenario del crimen o detalles de heridas y sospechosos. A finales del siglo XIX, el detective de New York llamado Thomas Byrnes publicó la primera colección de “fotos de rufianes” para ayudar a la gente a reconocer el delincuente en el caso de que fueran atracados.

Anteriormente en el siglo XVIII, el Dr. Franz Josef Gall en 1796, desarrolló la frenología, teoría que era capaz de describir el carácter de una persona a través de la forma de su cráneo. Aunque la práctica fue cayendo poco a poco en desuso, en 1876 la teoría volvió a ser utilizada y modernizada con éxito por medio de un ex-cirujano militar. Cesare Lombroso, después haber estudiado más de 6.000 casos de delincuentes, tuvo como resultado que la fuerte relación entre las características físicas y las tendencias delictivas, explicando que dichas características siempre tenían que ver con un patrón para identificar más fácil a los delincuentes como la de tener una cabeza pequeña, los salteadores de caminos eran muy velludos y los timadores solían ser fuertes. Tanto fue acertado su estudio y resultado que fueron tomados en cuenta por los tribunales de la época y los frenólogos se volvieron como requisito fundamental para asistir a los juicios.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Después de tomar en cuenta las características anteriormente mencionadas, salió otra forma de determinar con más facilidad a los delincuentes y se pensó que las medidas corporales sí podían tener una utilidad: cabría usarlas para identificar con precisión a un delincuente; aunque estas ideas poco a poco quedaron en el olvido en la época, no fue sino hasta la invención del retrato hablado, que permitió tomar en cuenta nuevamente las medidas corporales en el que se describía una cara según sus partes: frente, nariz, barbilla, orejas y ojos.

El siglo XIX fue sin duda una gran época en cuanto a los avances en las ciencias forenses, ya que Patrizi, diseñó el primer detector de mentiras: el guante volumétrico. El aparato consistía en un guante de látex, que, debía ser colocado en la muñeca, con la función de registrar los cambios de presión sanguínea, que supuestamente se asociaban a la tensión emocional. Aunque para este momento resulto ser muy poco fiable, puede ser considerado como el primer instrumento que sirvió de base para la creación de diversos sistemas ideados para comprobar la veracidad de las declaraciones de un interrogado. Sin embargo, actualmente siguen siendo sistemas poco fiables, para tomarlo en cuenta en alguna investigación criminal.

Historia de la Ciencia de la Salud

Desde el origen de la humanidad, surge el interés por la organización de las personas en comunidades, es de esta manera, cuando empieza el estudio de la salud y las principales enfermedades que afectan al ser humano. Las ciencias de la salud comprenden un conjunto de disciplinas que permite obtener conocimientos sobre las enfermedades, como curarlas para lograr el bienestar de un conjunto de personas en un lugar determinado.

En las épocas anteriores, se atribuía a la muerte como tema divino, las personas de comunidades y/o civilizaciones creían en los designios divinos, regidos por una religión; era difícil entender el origen de una enfermedad y cuáles eran los métodos o procedimientos para curarla. Poco a poco, se fueron formalizando las practicas, conocimientos y habilidades que permitiera como mantener con vida a gran número de personas, además de saber superar algunas alteraciones que pudieran tener muchas causas.

La expansión de enfermedades en las épocas antiguas se dio de muchas maneras y no había una explicación real sobre las causas de muerte de una persona; sobre todo en los años de guerra, la hambruna y las epidemias que se creaban, diezmo gran parte de la población y a estas muertes se le atribuyeron el hecho divino. De esta manera, la ciencia de la salud, fue involucrando otras vertientes que se basan en la investigación para la adquisición de conocimientos sobre la salud-enfermedad y la aplicación de conocimientos técnicos.

Estas dos vertientes tienen el objetivo de mantener, mejorar y reponer el bienestar y la salud de cualquier persona, para así prevenir o tratar de erradicar enfermedades que muchas veces suelen ser complejas para todo ser vivo. Cabe destacar que las ciencias de la salud, son consideradas como interdisciplinarias porque combina varias ciencias que sirva para resolver un mismo caso clínico, sea desconocido o para profundizar su estudio.

A pesar que las ciencias sociales contribuyen con este estudio como la psicología, la sociología medica entre otras, las ciencias de la salud, tiene como base la biología, la Química y la Física que son ciencias puras.

Historia de la Ciencia económica

La economía, es una ciencia social que estudia la forma de administrar los recursos disponibles para satisfacer las necesidades humanas. el estudio de esta ciencia data de las antiguas civilizaciones: el imperio romano, Grecia, Mesopotamia, las civilizaciones árabes, persas, chinas e Indias.

Los griegos tienen mucho que ver con la contribución a la economía, ya que utilizaron la palabra economía por primera vez. De esta manera, comenzaron a utilizarla para referirse a la administración del hogar. Platón uno de los estudiosos más importantes de todos los tiempos, dio una definición de economía dividida en dos partes, primero, el estudio de la administración doméstica y segundo, el estudio del comercio. Por otra parte, Aristóteles fue el primer economista analítico, porque muchos de los temas económicos que actualmente se abordan, parte desde sus estudios, como sus definiciones económicas, los fenómenos de cambio y las teorías monetarias y de valor.

En la Edad Media, las aportaciones a la economía fueron más visibles dentro de los modos de producción como el feudalismo, que tuvo bastante rigiendo a la sociedad; por otra parte, la filosofía escolástica.

Luego, se desarrolló la economía moderna, siendo las más importantes los mercantilistas que sostenían la premisa que para generar riqueza, debía hacerse a través del intercambio de mercaderías, y la acumulación del oro y plata y la fisiocracia, que afirmaba que la riqueza solo podía obtenerse por las tareas agrícolas, impidiendo la intervención del Estado, defendiendo la teoría del libre mercado.

Desde la publicación del libro de Adam Smith, a finales del siglo XVIII es cuando se puede considerar que la economía es una ciencia, ya que la riqueza de las naciones, puede llegar a calificar el verdadero nacimiento de la economía como una disciplina científica independiente.

Desde entonces han surgido varias corrientes económicas que actualmente son utilizadas en el mundo, siendo las más famosas entre todas ellas la del marxismo, el neoclasicismo, el keynesianismo, el monetarismo y el liberalismo económico.

Historia de la Ciencia de la Computación

La historia de la ciencia de la computación​ comenzó mucho antes de ser una disciplina surgida en el siglo XX, aunque algunos sostienen que surgió en los siglos anteriores. La Revolución Industrial fue una época de luz donde la progresión de las invenciones mecánicas, permitió un desarrollo tan grande que provoco la separación de las matemáticas; construyendo de esta forma un gran campo académico y la base de una masiva industria mundial.

En la década de los años 1900, las computadoras fueron empleadas por humanos que realizaban los cálculos. Miles de computadores se encargaban de atender las necesidades en el comercio, el gobierno y los centros de investigación. La mayoría de estos aparatos eran manejados por mujeres, y se volvió tan importante ya que tenía un alto nivel de cálculo y permitía sacar cuentas de forma más fácil y rápida. Incluso, algunos realizaban cálculos de astronomía para los calendarios.

Ha mediados del siglo XX, la expresión máquina de computación hacía referencia a cualquier máquina que realizara el trabajo de un computador humano, ya que existían personas con un alto nivel de cálculo y rapidez para realizar algunos cálculos. La tesis establecía que un método matemático es eficaz si se podrían enunciar como una lista de instrucciones que puedan ser seguidos por un empleado humano con lápiz y papel, durante el tiempo que sea necesario, y sin ingenio ni idea.

La frase máquina de computación fue desapareciendo poco a poco, después de la década de 1940, paso a ser conocido como ordenador o computadora. Estos equipos fueron capaces de realizar los cálculos que los empleados humanos anteriores ya habían realizado.

Los computadores actualmente se han convertido en uno de los equipos más importantes para realizar cualquier tipo de trabajo escolar, universitario e incluso para la búsqueda en internet, que día a día se hace más necesario tener en casa; gracias a los progresivos avances que ha tenido durante varias décadas, hoy en día ha tomado más fuerza y se hace el esfuerzo por seguir investigando esta ciencia y que innovaciones se les puede realizar.

Historia de la Ciencia Geoambiental

Las ciencias geoambientales, se definen como un campo interdisciplinario que se encarga de determinar los problemas que se encuentran en el ambiente y como ha sido el impacto de la acción humana sobre estos. Dentro de las disciplinas que guardan una estrecha relación se puede encontrar: la química, ingeniería, biología, ecología, meteorología, física y la geología.

Gracias al estudio de esta ciencia, el Estado puede considerar algunas políticas ambientales que contribuyan con la preservación de los espacios en el mundo, ya que los científicos encargados de estos temas se dedican a buscar el entendimiento de los procesos físicos y geológicos de la tierra, así como el estudio de fuentes de energía alternativa.

La historia de este tipo de ciencia, se puede decir que se ha llevado a cabo desde la existencia humana, aunque el termino ciencias geoambientales, comenzó a ser utilizado en el siglo XX, como parte de un movimiento científico que impulso la disciplina. A penas en esta época, estaban saliendo los principales problemas ambientales y las consecuencias que generaban los seres humanos sobre él, siendo este el motivo de surgimiento de la ciencia geombiental como disciplina particular.

Ha mediados del siglo XX surgió la preocupación por preservar y mantener el medio ambiente, ya que la proliferación de armas, herramientas nucleares y el crecimiento de la población en el mundo, contribuía a la liberación de toxinas liberadas en el ambiente, generando cierta preocupación en los investigadores científicos. A partir de esta premisa, estos son los encargados de analizar los efectos o catástrofes naturales que son causados por los seres humanos.

Historia de la Ciencia Jurídica

La Historia de la Ciencia como una disciplina jurídica comenzó a ser tomada en cuenta en los años cincuenta debido a que anteriormente, la consideraban ser una corriente perteneciente a la especialidad de la historia. Es entonces como García Gallo sostiene, que la ciencia debía ser jurídica por su método de investigación, objeto de conocimiento y exposición de los temas.

De esta manera, se comenzó a considerar que las ciencias jurídicas debían ser una disciplina en particular al poder asumir las investigaciones de las mismas por sí solas. Actualmente es así, en las universidades son impartidas como parte de una catedra que tiene que ver con la historia y está precisamente, abarca un espacio muy amplio para realizar una historia general de todas las disciplinas.

Historia de la Ciencia de los Alimentos

Los alimentos son la primera necesidad que el ser humano satisface, de esta forma, desde el año 6000 a.C los grupos sedentarios pasaron a ubicarse en un solo lugar por la calidad de vida y por la obtención de mejores alimentos.

Dependiendo las regiones en las que se encontraban algunos alimentos crecían en ellas; cada civilización se encargó de desarrollar y explotar los alimentos, teniendo como claro ejemplo las civilizaciones de Mesopotamia y Egipto que desarrollaron la cerveza, sacada de los granos que ellos cosechaban.

Ya en el siglo XIV se da una clara demostración de la conservación de los alimentos, debido a las políticas utilizadas por Napoleón Bonaparte para mantener por mayor tiempo los alimentos en tiempos de guerra. Las políticas de este personaje incluían un concurso para la persona que manejara mejor la técnica de mantenimiento, así lo realizó y comenzó el avance sobre la Ciencia de los alimentos, como motivo de resolver la necesidad humana de la época.

Historia de la Ciencia Biológica

Aunque la biología se remonta desde la antigüedad, el concepto como tal data del siglo XIX, debido a la historia natural y las tradiciones médicas que surgieron en el antiguo grecorromano. Los trabajos de Aristóteles fueron los pioneros en hablar sobre la historia natural, poco a poco se fue desarrollando este tema, hasta que llegan al descubrimiento de nuevos organismos. El invento del microscopio fue de gran apoyo para estudiar los organismos que no podían ser analizados sin la ayuda de esta máquina; a partir de este momento la ciencia biológica fue evolucionando.

Durante los siglos XVIII y XIX, las ciencias biológicas, se convirtieron en disciplinas científicas profesionales en la que destacan la botánica y la zoología. Alexander von Humboldt, aventurero naturalista se encargó de investigar la interacción entre organismos y su entorno, además de analizar la situación geográfica, iniciando así la biogeografía, la ecología y la etología.

Para el siglo XIX, el surgimiento de la biología como ciencia fundamentalmente había iniciado con la medicina que se encargaba de analizar la historia natural que engloba la diversidad de la vida en cuanto a las diferentes formas de vida.

Historia de la Investigación Científica

Anteriormente la investigación científica fue conocida como Método Científico, ya que esta existe desde la época de Galileo. Tiene como objetivo comprobar hipótesis, formular teorías, solucionar problemas entre otros; de esta manera, para llevar una buena investigación científica, es necesario que el científico detecte el problema, iniciar con la recolección de datos, formular la tesis, para que pueda encontrar una solución al problema, mientras aumenta su conocimiento científico.

Es muy común que la investigación científica forme parte de una materia en Ciencias, sea naturales o sociales y su finalidad es que los estudiantes estén en la capacidad de identificar aspectos fundamentales de la investigación, desarrollen destrezas y habilidades para saber usar el método científico y lo más importante que estos tomen interés por la ciencia y la investigación.

Historia de la Psicología Científica

En 1879, aparece la Psicología Científica con el primer laboratorio creado por Wilhem Wundt ya que tenía el interés de conocer los problemas fisiológicos que forman parte de esta disciplina. Principalmente, comenzó por estudiar el calor y el frío y escribió un libro muy famoso, recomendado para las clases de psicología, llamado: Fundamentos de la Psicología Fisiológica.

Este profesor de medicina y fisiología humana señalo que existían dos temas fundamentales en el comportamiento: lo objetivo, es decir lo que vemos y sentimos; y lo subjetivo que es como captamos aquello que se percibe. Después de esta aparición, comienza a descubrirse las enfermedades mentales, el tiempo de reacción y las primeras localizaciones cerebrales.

Iniciando el siglo XX, Wundt escribe otro libro titulado como Psicología de los pueblos, donde realiza un análisis del desarrollo psicológico de la humanidad. Como él, aparecen otros científicos que aportan aspectos importantes a la psicología como Wilhem Dilthey, quien descubre como es la psicología, basada en la comprensión.

Mujeres importantes en la Historia de la Ciencia

Es necesario destacar la colaboración de la mujer en cualquier aspecto dentro de la sociedad; la ciencia no es limitante para ellas y es de reconocer como han contribuido notablemente con el desarrollo de esta disciplina. Los historiadores se han hecho cargo de escribir como han hecho las mujeres para alcanzar sus metas y sobre todo que tipo de estrategia utilizaban para que sus trabajos fuesen revisados y aceptados por otros compañeros, que escribían artículos, revistas y otras publicaciones sobre la vida científica.

Desde las Antiguas Civilizaciones es importante tomar en cuenta a la mujer para el campo de la medicina, así como también a la filosofía natural. Los conventos en la Edad Media, permitían que las mujeres pudieran formarse en el campo de la investigación, hasta que finalmente en el siglo XI se fundaron las primeras universidades, aunque fueron excluidas para ingresar en ellas.

Por otro lado, en Italia había una actitud liberal y fue posible que una mujer completara sus estudios universitarios en el campo de la medicina, claro ejemplo es la italiana Laura Bassi en el siglo XVII, convirtiéndose en la científica número uno de su país. A partir del siglo XIX, las mujeres comenzaron a ser incluidas en la educación científica formal, pero en recintos de menor nivel.

Sin embargo, la lucha de las mujeres se extensión hasta que su trabajo comenzó hacer poco a poco reconocido, obteniendo una remuneración y oportunidades de educarse en el campo de la ciencia, teniendo como destacada a Marie Curia, primera mujer en obtener un Premio Nobel en Física, aunque recibió dos más en 1911 por su trabajo sobre la radiación. Se conocen 40 mujeres que han sido ganadoras del Premio Nobel, pero solo 17 de ellas, están dentro del ámbito científico.

Historia de la Ciencia en México

México, ha sido un país que ha contribuido con el estudio de la ciencia, aunque actualmente no parece ser prioridad para el país. Sin embargo, se debe reconocer que muchos mexicanos han dejado descubrimientos que forman parte hoy en día del patrimonio histórico del país, como, por ejemplo: el ingeniero Guillermo González, creador del sistema tricromático de secuencias de campo, con ayuda de los colores primarios que permite la captación y reproducción de imágenes; es decir, el primer sistema que permitió la transmisión a color para la televisión.

Más tarde, otro mexicano realizaba un importante aporte como la norethynyltestosterona, que da inicio a la historia de la píldora anticonceptiva, formando parte de uno de los inventos más fundamentales en la historia de la humanidad. Así, otros mexicanos contribuyeron con el estudio de la ciencia, aunque hoy en día no se tome mucho en cuenta.

Historia de la Ciencia en Argentina

La historia de la ciencia en la Argentina, toma en cuenta los investigadores e instituciones científicas de ese país, a pesar de los problemas que sufrían en cuanto a su economía y política, fueron capaces, de producir obras perdurables y útiles al saber y a la tecnología. La Generación de 1880, o los años de 1956 a 1966 se puede decir que fueron épocas de luz. A partir de entonces, es posible reconocer el trabajo de muchos científicos que contribuyeron a la ciencia en la Argentina alcanzaron renombre internacional, entre ellos tres Premios Nobel, y a su vez, investigadores de otros países que pasaron su vida en este país. Gracias a todos ellos se impulsó la creación de instituciones conocidas mundialmente por sus logros.

Lamentablemente, algunos gobiernos que no tenían visión en temas científicos, acompañados por la crisis económica, hizo obligatoria la emigración de estos grandes profesionales hacia otros horizontes ya que en Argentina no gozaban de libertad de expresión ni comodidad para seguir con sus estudios científicos.

Mario Bunge, físico, filósofo y epistemólogo argentino fue uno de los personajes importantes que dejó su país, para radicarse en Canadá señalando que en su país no fue posible permaneces debido al poco desarrollo científico que existía, además de la carencia de instalaciones aptas para estudiantes que permitiera el mejor estudio de la ciencia.

A pesar de esto, actualmente Argentina se ubica entre uno de los 19 países que aumento su presupuesto para liderar proyectos científicos, es así que son encargados de investigar sobre la energía nuclear, el desarrollo de los satélites, la biotecnología, la biomedicina, las ciencias agrarias, la informática y la nanotecnología.

Historia de la Ciencia en Colombia

La religión es uno de los aspectos que aún prevalece en las sociedades, en Colombia por ejemplo no se escapa de ella, pero es un país capaz de crear su propia historia de la ciencia; de esta manera, es importante destacar unas de las primeras obras científicas hechas en este país, titulada Memorias sobre el estudio de la botánica, publicada en 1860 por el abogado y aficionado a las ciencias naturales, Florentino Vezga.

A finales del siglo XVIII, comienza a enseñarse en Colombia la física de Galileo y la de Newton, exactamente en Santafé de Bogotá; esta acción casi permite que el caso se presentara en el Tribunal de la Inquisición en Cartagena de Indias, por lo que el estudio de la ciencia tuvo que esperar hasta el siglo XX.

Luego, cuando se crean las primeras universidades en el país, las actividades de mayor reconocimiento, estuvieron centradas en la organización de la Expedición Botánica que generó gran impacto, ya que muchos colombianos pudieron practicar la ciencia moderna al recoger y clasificar la fauna y flora de la localidad, para así contribuir con el estudio de la geografía del país.

Historia de la Ciencia en Chile

En Chile, el estudio de la ciencia no ha sido fácil a lo largo de la historia, sin embargo, se puede reconocer el aporte de algunos nacidos en ese país; su desarrollo no es el más alto en comparación con Europa y Estados Unidos, pero ha contribuido con diversos temas como: la genómica, la astronomía y la producción de patentes, que lo ha llevado a ser reconocido por la revista Nature, como uno de los Big Players de la ciencia en Sudamérica.

Desde la época prehispánica, colonial hasta la actualidad se han realizado diferentes inventos, descubrimientos y grandes logros que muchos criollos desconocen; sin embargo, tienen merito por ser uno de los países, que también se dedica a la ciencia y demuestra el interés que tienen por estudiar casos jamás analizados profundamente.

Hay varios científicos chilenos que aportaron sus ideas en campos como la matemática, la física, la astronomía y que hoy en día prevalecen como unas de las personalidades más importantes en el mundo, por ser referencia en su disciplina.

Dejar Comentario