≡ Menu

Historia del Teatro Nacional de Costa Rica: lo que debes saber

La infraestructura y las artes, para un país, son elementos representativos de sus cualidades como sociedad. En la historia del Teatro Nacional de Costa Rica, se encuentra un valor enorme para los costarricenses que necesitas conocer. ¡Entérate aquí!

historia del teatro Nacional de Costa Rica: fachada

La historia del teatro Nacional de Costa Rica

Esta preciosa pieza arquitectónica tiene un simbolismo gigantesco para el pueblo costarricense, en especial para los habitantes de la ciudad de San José, en la que se yergue, magnifica, esta sede y templo a las artes escénicas que embellece con su magníficas dimensiones y detalles los alrededores aledaños a la plaza Juan Mora Fernández, distrito Catedral. (También podría interesarte: Historia del Teatro Español).

Tambien Te Recomiendo Ver...

Su construcción inició en el año 1891, puesto que las personas de ese país querían un teatro cuyas condiciones permitieran la apreciación de la ejecución teatral de obras artísticas. Este deseo fue tomado en cuenta por el entonces presidente de Costa Rica, José Juaquín Rodríguez Zeledón, cuya administración duró cuatro años, entre 1890 y 1894.

historia del teatro nacional de Costa Rica: escaleras

Financiación

En vista de la inquietud generalizada por poseerse un teatro digno, Rodríguez anunció un decreto económico en el que se establecía un impuesto equivalente a 20 centavos sobre las ganancias de exportación del café, específicamente, cada 46 kilos exportados, se destinaría al teatro el monto detallado en el impuesto. El café era el rubro que más de producía en Costa Rica para la época. (Esto se ve interesante: Historia del Teatro en Colombia).

En un inicio se decidió que serían unos 200.000 pesos para llevar a cabo la construcción, pero esta cantidad pronto quedó pequeña, pues no se escatimó en costos para la obtención de materiales y adornos que engrandeciesen los recovecos de la edificación. Tener un teatro de la más alta calidad era el norte. (

cielo raso en la historia del teatro nacional de Costa Rica

Tras recalcularse el presupuesto, el presidente anunció otro decreto en que establecía que, de ahora en adelante, los ingresos destinados al teatro no vendrían de la exportación cafetalera, ya que este impuesto afectaba negativamente al rubro que más beneficios traía a la nación tica. En cambio, se optó por destinar un impuesto de un centavo por cada kilo de mercancía importada en los muelles costarricenses.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Anteriormente existía un mito alrededor de la historia del Teatro Nacional de Costa Rica y su financiación. Se decía que se había construido con el dinero obtenido por la exportación del café pero, en realidad, este rubro aportó cerca de un 5% del costo total; el resto fue pagado por los costarricenses que pagaban ese centavo por cada materia traída desde el exterior para el comercio del país.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Significado

Para el pueblo tico, contar con un teatro nacional era un deseo primordial, por esto se considera, en la historia del Teatro Nacional de Costa Rica, que este monumento representa la voluntad de acción ciudadana, el crecimiento y estabilidad económica (ésto, debido a que, para la época, el café trajo grandes ingresos al país). Asimismo, representa el equilibrio político.  Es, en términos sucintos, un estandarte para los principios e ideales ciudadanos de esa nación.

Elementos empleados en su construcción

Cuando se dijo que el primer presupuesto no bastó para su elaboración gracias a que no se dudó en gastar mucho con el fin de tener el mejor teatro que pudieran tener, no se mentía. Cabe agregar que la complejidad de la obra, hizo que los dos años que inicialmente se dieran para su finalización tuvieron que alargarse a seis; era una empresa monumental y rica en detalles de sumo cuidado.

Para los diseños ornamentales del Teatro Nacional se importó oro, hierro, mármol y vidrios franceses. Se contó con el aporte de artistas nacionales de gran talento para esculpir las estatuas que la adornan, tanto desde el exterior como en el interior. Interior que se dotó de un estilo renacentista, barroco y hasta rococó.

historia del teatro nacional de Costa Rica y sus interiores

Para complementar los maravillosos rincones del teatro, se utilizó bronce y hasta se elaboraron lámparas enteramente de cristal. En líneas generales, el Teatro Nacional de Costa Rica es un deleite visual para los que lo contemplan. Desde afuera, embelesa con sus luces y esculturas, invitando a explorarlo, donde, una vez dentro, roba el aliento con  la elegancia milimétrica de sus espacios y el esmero cariñoso de todos los elementos que le dan vida.

Teatro Nacional de Costa Rica en la actualidad

Hoy en día, esta grandiosa obra de la arquitectura costarricense, declarada monumento nacional en 1965 y patrimonio nacional en 1999, actúa como una institución que apoya las artes en Costa Rica. Debido a que su intención es la de producir piezas de la mayor calidad posible, seleccionan las obrar a representarse con anterioridad.

Asimismo, gracias a que la inefable estructura diseñada por los ingenieros Nicolás Chavarría Mora y Cristóforo Molinari es imperdible, la institución brinda tours para los visitantes, ya que también funciona como una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad de San José. Por lo que, si te llegas a encontrar por la plaza Juan Mora Fernández, ¡date la oportunidad de una experiencia inolvidable! (¿Qué tal si le das un vistazo a la Historia del teatro musical?).

interior, historia del teatro nacional de Costa Rica

Aquí te dejamos un documental sobre la historia del Teatro Nacional de Costa Rica, !disfrútalo!

Dejar Comentario