≡ Menu

Descubra todo lo relacionado con la Historia del 7 de agosto

La historia de nuevo mundo está repleta de fechas memorables que marcaron el fin de una época y el nacimiento de otra, fechas en las que sucedieron eventos importantes que marcaron el destino de una nación para siempre. Hoy hablaremos sobre la Historia del 7 de agosto, fecha en la que se llevó a cabo la Batalla de Boyacá.

Historia-del-7-de-agosto-1

Historia del 7 de agosto en Colombia

El 7 de agosto del año 1819 se lleva cabo la gran batalla de Boyacá, batalla que es conocida como el evento que concluyó la campaña independentista que empezó a finales del siglo XVIII y tuvo como fecha emblemática el 20 de julio del año 1810. Después del 7 de agosto del año 1819, los territorios que hoy se conocen como Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá, constituyeron la nación que se conoció como la Gran Colombia, la cual existió hasta el año 1930. (Ver también: Historia del 9 de Julio)

Tambien Te Recomiendo Ver...

El sábado 7 de agosto en la mañana, el ejército realista desde Motavita inició su desplazamiento hacia Santafé, cuyo objetivo era llegar a la capital para unir sus fuerzas con las del virrey Sámano y así poder hacer frente a Bolívar y el ejército independentista.

Escogieron la vía por el puente de Boyacá en el Camino Real, que los conduciría a la capital del virreinato. Simón Bolívar se enteró de aquel movimiento enemigo, y ordenó a las tropas marchar también hacia el puente de Boyacá, dispuesto a tomarlo para impedir a Barreiro su desplazamiento hacia la capital neogranadina.

Entonces, lo esperado por Bolívar y lo temido por los generales realistas, sucedió, porque las dos fuerzas se encontraron en el campo de Boyacá. El ejército independentista estaba conformado por 2.850 combatientes al mando del general Simón Bolívar. La vanguardia rebelde estaba comandada por el general Francisco de Paula Santander y la retaguardia, por el general José Antonio Anzoátegui. El general Carlos Soublette era el jefe del estado mayor.

Las tropas rebeldes eran una combinación entre granadinos y venezolanos. Sus integrantes eran criollos, mestizos, mulatos, zambos, negros e indígenas, generalmente gentes pobres, escasas de alimentos y mal vestidos, a quienes las  autoridades realista consideraban como insurgentes. El ejército tuvo mucho apoyo popular de los granadinos, y en especial de los campesinos de Tunja.

Historia-del-7-de-agosto-2

El ejército realista estaba conformado por tropas nativas americanas, y contaba con un total de unos 2.670 soldados, de los cuales 2.300 eran de infantería, 350 de caballería y 20 era de artillería. Este pertenecía a la tercera división del Ejército Expedicionario creado en Nueva Granada. El comandante del ejército era el brigadier José María Barreiro; el jefe del estado mayor, el coronel Sebastián Díaz, y la vanguardia estaba al mando del coronel Francisco Jiménez.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Desde el alto de San Lázaro en Tunja, Bolívar y el estado mayor observaron los movimientos del ejército realista. A las 10 de la mañana ordenaron impedir el paso por el puente de Boyacá, en el cual confluyen los dos caminos: el de Samacá, utilizado por los realistas desde Motavita y el Camino Real, utilizado por los independentistas.

A las 2 de la tarde  de aquel 7 de agosto se inicia la batalla cuando la descubierta del ejército patriota, encomendada al capitán Andrés Ibarra con sus jinetes, descendió del boquerón de El Tobal y llegó hasta la Casa de Teja y sus alrededores, donde se enfrentó a la vanguardia realista que estaba en pleno almuerzo.

El general Francisco de Paula Santander inició con la vanguardia el combate, y debido a los grandes esfuerzos, logró hacer retroceder a la vanguardia realista hasta el puente de Boyacá, donde estaba fuerte en la orilla opuesta del río Teatinos.

La situación exigía acciones inmediata, por lo que la división de Barreiro llegó al campo de Boyacá por el camino de Samacá y se enfrentó a la retaguardia de Bolívar comandada por el general José Antonio Anzoátegui. En esos momentos llegó a la Casa de Teja Bolívar, quien se ubicó en una colina equidistante entre el puente y la casa.

Historia-del-7-de-agosto-3

Según los escritos de Antonio Obando en sus Apuntamientos para la historia: “El general Bolívar con nuestra retaguardia siguió el movimiento de Barreiro y se formó un frente al lado opuesto del río”. A las 3 de la tarde la acción militar era intensa en dos combates simultáneos: las dos vanguardias en los alrededores del puente y el grueso de los ejércitos en la planicie hacia el camino de Samacá.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Una ventaja que contribuyó en la victoria patriota, era que las fuerzas patriotas tenían unidad y facilidad en las comunicaciones; mientras que las tropas realistas estaban incomunicadas y separadas por el Teatinos y la vanguardia rebelde. (Ver también: Historia de 300)

Simultáneamente a la pelea, Santander ordenó a los guías de Casanare, guiados por José María Ruiz, pasar al riachuelo Teatinos para regresar a la espalda a la vanguardia realista y atacarlos. Los patriotas treparon por los escarpados lugares llenos de matorrales y se presentaron de improviso para envolver por la espalda a la vanguardia realista comandada por el coronel Francisco Jiménez.

Dos escuadrones de realistas iniciaron los enfrentamientos contra los llaneros, pero fueron derrotados. El general Santander aprovechó el desconcierto del enemigo para ordenar que batallones Cazadores y Primero de Línea comandados por Joaquín París Ricaurte y Antonio Obandode, se lanzaran sobre el puente de Boyacá. La vanguardia patriota pasó a la orilla derecha del río Teatinos o Boyacá y se tomó el puente, el objetivo del combate.

El general Barreiro no se rendía fácilmente y se mantenía a la defensiva. Trató de rehacer su infantería en otra altura, pero la rapidez de las tropas patriotas les cerró el paso evitando la reagrupación, por lo cual la retaguardia realista, cercada por todas partes, decidió rendirse al no ver ninguna esperanza de victoria.

Cuando las tropas realista se rindieron ante la fuerza militar de la patriota, el comandante Santander fue considerado el ‘Héroe de Boyacá’, el héroe de la batalla. Los jefes españoles y la división realista casi al completo, unos 1.600 soldados de tropa americana, fueron hechos prisioneros.

La batalla terminó a las 4 de la tarde del 7 de agosto del año 1819. Apenas murieron más de 100 realistas, entre ellos el coronel Juan Tolrá y el comandante Salazar, y 150 quedaron heridos. De los patriotas murieron sólo 13 soldados, entre ellos el capellán de la vanguardia, fray Ignacio Díaz, y 53 quedaron heridos.

7 de agosto San Cayetano

Todos los 7 de agosto de cada año se lleva a cabo la celebración del Día de San Cayetano, el patrón al que los fieles le piden pan y trabajo en sus oraciones. La vida de este hombre que, luego fue santificado, se caracterizó por ayudar al prójimo, por su entrega a las personas más necesitadas y, sobre todo, se destacó por su manera austera de vivir, entregando todo lo que tenía al pobre.

El origen de esta celebración se remonta al 7 de agosto del año 1547, el día en que muere San Cayetano. El presbítero era un italiano nacido en el seno de una familia acomodada, pero desde joven sintió que él debía ayudar y servir a los demás. Por lo que, todo lo material lo dedicaría a su objetivo, además consideraba que los material no era necesario para poder vivir en plenitud.

Cayetano era hijo de los condes de Thiene, su padre, el Conde Gaspar de Thiene y su madre María di Porto. Estudió derecho en la Universidad de Padua, Italia. Recién terminada la carrera fue nombrado protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, en Roma y, a partir de ese momento, comenzó una vida de reflexión y filosofía que lo llevaría a su santificación luego de su muerte.

Historia-del-7-de-agosto-4

Fue el creador de la asociación “Del amor divino”, cuyo objetivo era enseñar a los socios a llevar una vida de ayuda a los demás sin ninguna retribución a cambio, sobre todo hacia las personas enfermas y a todas aquellas que no se valían por sí mismas. En Venecia, creó un hospital para los enfermos terminales que sin tener ningún tipo de esperanza de vida, los cuidaba hasta el final de sus días.

Conforme fue pasando el tiempo, Cayetano se desprendió de todos sus bienes materiales entregándoselos a los más pobres y no quiso ningún tipo de reconocimiento ni honores por eso, cuando miles y miles de personas lo estaban pasaban muy mal. San Cayetano fue un convencido de que la Iglesia debía servir a los más pobres y que el clero debía tenía como objetivo renovar el espíritu y la labor misionera de los sacerdotes.

Mientras estuvo en vida, él hizo lo que Jesuscristo hizo cuando estuvo en la tierra: ayudar al más necesitado. A pesar de haber nacido en la cuna de una familia adinerada que, tenía maneras para ayudar a los demás y no lo hacían, él lo hizo renunciando a todos sus bienes materiales. (Ver también: Historia del 5 de febrero)

Sin embargo, es importante mencionar que, parte de las obras de construcción que hizo, como por ejemplo, el hospital lo construyó con fondos dados por él mismo y con ayuda de la iglesia. Del resto, poco a poco se fue despojando de todo lo terrenal para llevar una vida de paz de ayuda a los demás.

Dejar Comentario